Taxonomía de los objetivos educativos: qué es y para qué sirve

La taxonomía de los objetivos educativos está presente desde el mismo momento en que el hombre identificó el aprendizaje como parte fundamental para su supervivencia. Desde entonces, el desarrollo en materia educativa ha generado propuestas interesantes en esta materia, siendo Benjamin Bloom, psicólogo de origen estadounidense con importantes estudios doctorales en la Universidad de Chicago, quien hizo contribuciones más significativas para el desarrollo de la taxonomía de los objetivos de la educación. Esto es así hasta tal punto, que su investigación se constituyó como la Taxonomía Original de Bloom, creada a finales de la década de los cuarenta y principios de los cincuenta.

En un primer momento la investigación del doctor Bloom se centró en tres dominios conocidos como: afectivos, cognitivos y psicomotor. Los afectivos están relacionados con las sensaciones y actitudes que inciden durante el proceso de aprendizaje. Los cognitivos, por su parte, se ocupan de nuestra capacidad de procesar la información, al mismo tiempo que a utilizarla. Por último, el dominio psicomotor, es el encargado de la clasificación de las capacidades motrices.

 

taxonomía de Bloom

 

Pero si quieres conocer más sobre esta propuesta, no te pierdas el resto de la información a continuación.

 

Qué es la taxonomía de los objetivos educativos

Como veíamos, la llamada taxonomía de los objetivos de la educación es un sistema de clasificación impulsado en origen por Benjamin Bloom. Desde entonces, su evolución ha permitido incluir aspectos novedosos de la mano de Robert Marzano y John Kendal, quienes han continuado con esta investigación elaborando una taxonomía más práctica. El objetivo principal se ha centrado en mejorar el sistema educativo, ajustando las enseñanzas a las demandas de los alumnos. En este sentido, Marzano y su compañero decidieron dividirlas en dos dimensiones, identificadas como: los niveles de procesamiento y el dominio del conocimiento. Cada una de estas dimensiones a su vez se encuentran acompañadas de tres elementos:

 

NIVELES DE PROCESAMIENTO

Los niveles de procesamiento indican el grado de profundidad necesario para adquirir conocimientos. Este grado se identifica con tres niveles:

  • Nivel cognitivo: es donde se encuentra el conocimiento reciente de la información adquirida. En este nivel se encuentran también cuatro subniveles que son, recuperación, comprensión, análisis y uso del conocimiento.
  • Metacognitivo: es el nivel donde se aplican los conocimientos recientes adquiridos con la intención de regular los procesos mentales.
  • Nivel interno o “Self”: este nivel se alcanza cuando un nuevo conocimiento afecta directamente al sistema de creencia individual. Este nivel es el responsable de impulsar la reflexión modificando los conocimientos previos adquiridos.

 

DOMINIO DEL CONOCIMIENTO

Este dominio indica en el alumno el tipo de aprendizaje que puede adquirir, dividiéndose a su vez en tres niveles que son: información, procedimientos mentales y procedimientos psicomotores.

  • Información: hace referencia a la capacidad que tiene el alumno para memorizar datos y fechas históricas.
  • Procedimientos mentales: estos procedimientos están vinculados con los otros aquellos procedimientos que estén relacionados con la acción de pensar.
  • Procedimientos psicomotores: este último procedimiento está comprometido con todo lo que tenga relación con la coordinación física y el movimiento del cuerpo.

 

objetivos educativos taxonomía

 

 

Para qué sirve la taxonomía de los objetivos educativos

  • Para formular los objetivos del aprendizaje, así como también el de conocer los resultados de dicho aprendizaje.
  • Para servir de guía al profesor y facilitar el diseño de las evaluaciones.
  • Para diseñar el currículo y fomentar las bases de las habilidades del pensamiento.
  • Para diseñar estándares de calidad en el sistema educativo.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *