Qué es el Happy Slapping y cómo afecta a los niños

El “Happy Slapping” es una técnica nueva que se centra en un acoso escolar que genera daños psicológicos en la víctima durante más tiempo que otras formas de acoso. El acoso escolar no es un hecho nuevo, pero lo que sí cambia con el tiempo es la dinámica con la que se lleva a cabo. Como padres y maestros debemos mantenernos informados para ayudar a prevenir y que este tipo de situaciones no sucedan, y si lo hacen, ayudar a canalizar la situación de tal forma que se cree el menor daño posible en los niños o adolescentes que las sufran.

Por eso mismo, en este artículo, queremos hablaros sobre el conocido como “Happy Slapping” y sobre algunas recomendaciones para ayudar a los niños a enfrentarse a esta situación.

 

Qué es el Happy Slapping

En el mundo de la educación, o más bien en el ambiente de los centros escolares, hace tiempo que resuena el término de Happy Slapping, que es un tipo de acoso que utiliza la tecnología para llevarse a cabo a través de lo que se conoce como “vídeos virales” o contenido viral en internet. El agresor actúa de forma premeditada para humillar a su víctima y se vale de la tecnología para que quede alguna prueba con la que provocar esa humillación, buscando de alguna forma busca también la fama obteniendo Likes o muchas visualizaciones a dicho contenido delictivo. Este tipo de agresión puede ser variado, verbal o físico, pero siempre se ampara en ese auge de las nuevas tecnologías y del uso que cada vez más los jóvenes hacen de ellas.

 

acoso vídeos virales

 

Este tipo de acoso tiene un gran impacto en los niños que lo sufren, ya que la agresión dura más en el tiempo que otros tipos de acoso, pues los videos se suben a las redes sociales haciéndose públicos. Es por eso por lo que el acto de humillación no se detiene cuando la agresión termina, sino que suele continuar durante días, meses o incluso años.

 

 

Conocer el Happy Slapping para ayudar y prevenir

 

  • Una de las características de este hecho es que el niño/a que lo sufra puede que no notifique a sus padres o maestros la situación por vergüenza o miedo. Sin embargo, existirán cambios en ese niño o niña que pueden alertarnos y mostrar el problema, como por ejemplo depresión, tristeza o ira descontrolada.
  • Para que un niño se sienta en confianza de contar algo así, hay que ofrecerle espacios para que hable. Es decir, mantener una relación sana diariamente es indispensable, para que exista la escucha activa, para que perciban interés por sus problemas, para contestar preguntas y dar respuestas…etc.
  • No debemos olvidar como padres y profesores que lo que un niño no pregunte es muy probable que lo busque en internet, sin que tengamos la seguridad de que encuentre una fuente e información fiable y recomendable. Por eso la educación en tecnología es muy importante y debe estar presente tanto en casa como en el aula. Hay que hablar a los más jóvenes de las ventajas y desventajas de la tecnología y encontrar tiempo para hablar de los diferentes acosos que están existiendo en la sociedad y sobre cómo evitarlos y enfrentarse a ellos.
  • Una vez que se conoce que un niño es víctima de Happy Slapping, deberemos informar a nuestros superiores, a las autoridades competentes y a los directivos de la escuela, siempre que el acoso se dé entre compañeros y aunque tenga lugar fuera del centro escolar.
  • Finalmente la asistencia psicológica será vital para todos los implicados, así como para los padres.

 

acoso happy slapping

 

Que la escuela sea plenamente consciente de que estos problemas existen y que afectan a los alumnos, aunque tengan lugar fuera del aula, es absolutamente vital para atajar el acoso y las violencias entre niños y adolescentes y acabar con este tipo de situaciones cada vez más cotidianas, lamentablemente, para nuestra sociedad. Del mismo modo, se vuelve necesaria cada vez más una reflexión y un debate exhaustivo sobre la conveniencia o no del uso de las nuevas tecnologías en los menores de edad; un debate que también repercute sin duda, y de forma importantísima, en los centros escolares.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *