Paneles informativos, parte importante del currículo del aula

Los paneles informativos se pueden dividir en cuatro diferentes categorías básicas, que son:

  • Los paneles o tableros informativos.
  • Los paneles filosóficos.
  • Los paneles curriculares.
  • Los paneles de exhibición.

 

  1. Paneles informativos

Los llamados paneles o tableros informativos son aquellos dedicados al tema de los horarios, los procedimientos y/o las reglas de clase y generalmente son bastante sencillos. Los tableros informativos  presentan a los alumnos la atmósfera de su salón de clases, lo cual a priori es algo positivo. La mala noticia, sin embargo, es que estas tablas tan necesarias a veces son vistas por los niños como algo negativo. Para que se entienda procedemos a incluir algunos ejemplos frecuentes:

  • NO CORRER
  • NO EMPUJAR
  • NO PELEAR LUCHAR
  • SENTARSE EN SILENCIO
  • LEVANTAR LA MANO PARA HABLAR

Esta forma de representar las normas de la clase suelen ser muy restrictivas y con un tono algo autoritario, pues hablan desde la prohibición y sin tener en cuenta que los niños no son otra cosa que niños, y que a veces hacen ruido o se levantan de su asiento sin mala intención. Lógicamente las normas son necesarias, sobre todo para que los peques vayan siendo conscientes de lo que se debe o no se debe hacer en determinados entornos públicos, sin embargo, hoy en día existen técnicas mucho más didácticas para lograrlo, como puede ser (en el caso de guardar silencio) la actividad de las Criaturas silenciosas.

Procura poner reglas de forma positiva, en caso de que necesites ponerlas, apostando por la responsabilidad y la comprensión de los alumnos en cuanto a la forma más adecuada de comportarse en clase. Algunos ejemplos pueden ser:

  • RESPETA A TODOS EN ESTA HABITACIÓN.
  • RESPETA TODO LO QUE ENCUENTRES O NECESITES.
  • RESPETA LAS PALABRAS, LOS NÚMEROS, LA MÚSICA, EL ARTE…LA VIDA.

Si los peques no logran tenerlo muy claro aun así, crea debates y charlas sobre el significado de la palabra “respeto” y representa casos concretos cotidianos que les permitan identificarlo mejor en situaciones de la vida. Esta puede ser una forma de discutir sobre las cosas que son negativas para el entorno de la clase sin necesidad de que tengan que verlo frente a sus ojos cada mañana.

 

paneles informativos

 

 

  1. Paneles filosóficos

Este tipo de tableros generalmente contienen imágenes con frases destinadas a hacer que los alumnos se sientan bien y mantengan su ánimo y su motivación en alto. Procura que dichas imágenes con frases positivas sean acordes a la edad del alumnado, pues si el resultado es demasiado cursi o infantil para alumnos más mayores, por ejemplo, de poco servirán.

Los carteles con mensajes especiales a menudo son efectivos y consiguen que niños y niñas puedan generar sentimientos positivos, o sentimientos de calma, tras verlos y leerlos.

 

  1. Paneles curriculares

Este tipo de tableros son excelentes oportunidades para cubrir material que no hay tiempo de cubrir en el currículo de actividades de aula regulares. Es decir, que suelen incluir diferentes temas de interés o materiales complementarios que normalmente no da tiempo a aplicar de otra forma. Son excelentes herramientas educativas, por tanto, para que los alumnos puedan aprender cosas interesantes (como los derechos del niño, por poner un ejemplo) tan solo con echar un vistazo a la pared de la clase o con recursos que pueden ser compartidos (como en el caso de las revistas) o trabajados en forma de libros viajeros, un recurso didáctico muy útil, sencillo y divertido.

 

  1. Paneles de exhibición

Los paneles de exhibición son uno de los más utilizados en el aula, especialmente en Primaria, y normalmente dan forma y visibilidad a los trabajos de los alumnos. Eso sí, uno de los principales fallos de esto es que muchas veces se publican solo los trabajos que se consideran mejores por parte del profesor, lo que no suele tener ningún beneficio positivo para el resto del alumnado. Realizar un control de autoestima entre todo el conjunto de la clase puede ser una buena técnica para trabajar con este tipo de tableros con mayor efectividad, por ejemplo:

  • Observa el trabajo de varios estudiantes que hayas mostrado y cuenta en privado cuántos trabajos se encuentran en un nivel alto, un nivel medio y un nivel por debajo del medio.
  • Conforme a estas tres categorías, ¿dónde has colocado cada trabajo? ¿les has dado mayor prominencia a unos que a otros?
  • ¿Cuántos trabajos no figuran en el tablero? ¿Hay alumnos que tengan más de uno?

Este tipo de preguntas pueden servir al profesor/a para evaluar si hay un trato ecuánime entre todos los alumnos a la hora de hacer tableros para el aula. No podemos olvidar que la autoestima de un niño puede verse afectada por muchas más cosas de las que pensamos, como por ejemplo las comparaciones entre alumnos.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *