Qué es el enfoque de competencias para la educación

Cuando hablamos de educación hay que tener en cuenta que es un área en constante actualización, lo que permite el surgimiento (y seguimiento) de nuevos modelos educativos que no buscan otra cosa que la transferencia de conocimientos hacia los alumnos.

En este sentido, el enfoque de competencias es una metodología cuyo fundamento se basa en ofrecer al alumno el contenido de cada materia a través de hechos reales o situaciones prácticas con entornos experimentales. Evidentemente, esta evolución del modelo educativo se contrapone al modelo clásico eminentemente teórico en el que los alumnos deben escuchar siempre atentamente a su profesor y tomar apuntes para posteriormente estudiar, prepararse adecuadamente para fijar todos los contenidos teóricos explicados y ser evaluados a continuación para comprobar el nivel de lo aprendido.

 

enfoque-competencias

 

Este sistema permite a los estudiantes avanzar en función de su capacidad para dominar una habilidad o competencia a su propio ritmo, independientemente del entorno. Además, está diseñado para satisfacer diferentes habilidades de aprendizaje y puede conducir a resultados estudiantiles más eficientes que los actuales.

Es evidente que todos los modelos educativos pueden tener sus ventajas e inconvenientes, pero en este artículo queremos centrarnos en cuáles son exactamente las ventajas y los beneficios del enfoque de competencias para la educación, una metodología muy probablemente más adecuada para nuestros días.

 

Ventajas del enfoque de competencias para la educación

 

  • Con esta metodología, los alumnos pasan a ser sujetos activos en el proceso de educación impulsando la interacción y facilitando el análisis crítico entre ellos.

 

  • Además favorece la adquisición y la retención de los conocimientos dentro del aula de clase.

 

  • Este sistema de evaluación les permite resolver un examen de forma práctica para poder superarlo con facilidad.

 

  • A los alumnos se les permite recuperar nota solo en aquella evaluación en la que no obtuvieran buenos resultados, descartando así el contenido de otras clases de la misma materia que ya hubieran sido evaluadas. De esta forma, queda descartada la idea del “examen final”.

 

  • Las evaluaciones se realizan al finalizar cada módulo de conocimiento. De este modo se facilita el proceso de aprendizaje evitando confusiones teóricas por parte de algún alumno.

 

Como podemos ver, a través del progreso continuo que proporciona el enfoque de competencias, los objetivos de aquellos que abogan por un enfoque constructivista basado en proyectos y los aquellos que quieren garantizar escalabilidad, portabilidad, rigor y consistencia al aprendizaje, pueden fusionarse sin problemas, lo que es muy importante. Pero además de ventajas, también hay expertos que encuentran ciertas críticas a este sistema, como veremos a continuación.

 

Criticas al enfoque de competencias para la educación

Es importante señalar que, como con cualquier enfoque impactante, complejo y relativamente nuevo, hay una variedad de perspectivas sobre el tema. Y es que, aunque este método tiene muchas bondades, también se enfrenta a las críticas de algunos investigadores que se han dedicado a estudiar el método, identificando algunos vicios que perjudicarían el desenvolvimiento natural del aprendizaje. Por ejemplo, Ángel Díaz Barriga, Dr. en Pedagogía e investigador del Centro de Estudios Superiores Universitarios (CESU) en México, identifica que no existe ninguna clasificación estandarizada de la palabra competencia. De esta manera, se generan dudas desde el propio concepto, el cual se presta (según palabras del investigador) para hacer en realidad una especie de “disfraz” de cambios conceptuales.

 

enfoque de competencias

 

De igual forma, el mismo investigador pone el énfasis en que el sistema educativo primario de la ciudad de México es más teórico que práctico, por lo tanto, el sistema de evaluación del enfoque de competencias no se adapta a la realidad del currículo integral de algunos alumnos y, por ende, no se estaría cumpliendo con las metas académicas establecidas. Por tal motivo, sugiere un análisis profundo de todas las ventajas que proporciona este método y una adaptación al programa educativo regional, y no buscar absorberlo de forma general.

El debate sobre el enfoque de competencias en el sistema educativo aún está abierto y varía según el país y el sistema en el que nos encontremos propiamente, aunque se avanza desde muchas realidades para poder mejorarlo y adaptarlo a las realidades actuales a través de este y de otros métodos diferentes, destinados a cambiar esa idea primigenia de que el alumno debe permanecer en el aula todo el tiempo sentado y atendiendo. Es decir, que se busca principalmente (y en ello trabaja también el enfoque de competencias para la educación) avanzar hacia estructuras más flexibles que permitan a los estudiantes progresar en su aprendizaje después de haber demostrado su dominio a su propio ritmo.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *