La Técnica del Sándwich para cambiar la conducta de nuestros hijos

tecnica sandwichCuando nuestros hijos o alumnos tienen conductas negativas o, incluso agresivas, nos desesperamos porque sabemos que dicha conducta debe cambiar pero no encontramos la forma de hacerlo. La angustia a la que esto conduce puede llegar a poner sobre nuestra mente la idea de castigar a los niños por su forma de actuar, pero muchas veces los castigos solo consiguen que el niño continúe con su comportamiento o que se muestre aún más rebelde o conflictivo.

Para este tipo de casos puede ser bueno conocer la denominada Técnica del Sándwich, consistente en lidiar con conductas negativas a través de la reafirmación y del mensaje positivo.

Pero, ¿cómo podemos elogiar a los niños si han tenido un comportamiento reprochable? Para entenderlo debemos pensar en lo que queremos a nuestros hijos y lo importantes que son para nosotros. Esto significa que cuando no obran bien, nos entristecemos y nos preocupamos por ellos y por su futuro. Por eso, en realidad no queremos ofenderlos, ni siquiera cuando se hayan portado mal; simplemente queremos que recapaciten y que se den cuenta de que se han equivocado y de que deben cambiar inmediatamente de actitud.

Por eso, precisamente, la técnica del sándwich nos ayuda a lograrlo con estos principios fundamentales:

  • Haz entender a tu hijo que quieres que cambie de forma clara y concisa.
  • Piensa en un lugar y en un momento adecuado y agradable para hacerlo.
  • Utiliza un tono intermedio para explicarte, que no raye ni lo coloquial ni el enfado.
  • Adviértele que equivocarse es algo común y humano, pero que debe ayudarnos a reflexionar sobre lo que hacemos y los pasos que queremos dar.
  • No caigas en el reproche ni en la crítica, o no te escuchará.
  • Asegúrate, al terminar la conversación, de que se te ha entendido correctamente.

 


 

La importancia del refuerzo positivo

Cuando pidas a tu hijo que cambie de conducta acompáñalo de frases del tipo: sabes que te quiero, eres lo más importante para nosotros, significas mucho para mi….Estas frases sencillas harán al niño entender que no estás enfadado con él sino preocupado y que quieres siempre lo mejor para su vida, lo que le hará sentirse querido e importante de manera positiva.

Tras el elogio inicial explica tu malestar hacia él y sé conciso y concreto en torno al por qué o al cuándo empezó.

En definitiva, la Técnica del Sándwich elaborada por la psicóloga Elia Roca en su libro Cómo mejorar tus habilidades sociales, quiere explicarnos la importancia que tiene la asertividad en la relación con los nuestros y en la comunicación en general.

La crítica constructiva y el mensaje positivo siempre son el mejor camino para un cambio de verdad, y no el ser juzgado ni castigado. Introducir técnicas como esta en la educación de los más pequeños puede ser muy útil para que confíen de verdad en los adultos y para que puedan ver la luz al final del túnel en momentos de cambio y de inestabilidad emocional y conductual.




Autor: Almudena Orellana

Almudena Orellana es cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías y escritora creativa y redactora jefe del mismo. Leer más

Comparte este artículo en

4 Comentarios

  1. excelente tema para abordar problemas de la juventud. GRACIAS DIOS LOS BENDIGA

    Publicar una respuesta
  2. me parece muy buena la técnica,gracias por compartirla.

    Publicar una respuesta
    • Creo que al artículo le faltó añadir que después de la crítica, finalmente la conversación se cierra con otro comentario positivo. Por ejemplo: “Eres un excelente estudiante, pero no es correcto agredir a otros niños, debes respetar a los demás y tú lo sabes porque eres muy inteligente”.
      Se inicia con un refuerzo positivo, luego negativo y finalmente positivo de nuevo. No sé si me di a entender.

      Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *