El ejercicio es divertido para los niños…¡también en casa!

Los niños pequeños necesitan realizar al menos una hora de ejercicio físico diario, lo que puede ser un problema en determinados momentos, cuando es difícil salir a la calle. Pero lo cierto es que es tan importante adquirir unas dinámicas físicas diarias para el presente y el futuro de la salud de los peques, que merece la pena adoptar medidas y trucos para poder trasladar dicho ejercicio a casa cuando sea necesario.

Las pantallas constituyen un desafío añadido en estos tiempos, ya que son un importante y atractivo recurso de ocio para los peques (y para los mayores también) que poco o nada tienen que ver con el ejercicio, por lo que agudizar nuestro ingenio a la hora de crear dinámicas será esencial para obtener buenos resultados, sin descartar la utilización también de los recursos tecnológicos para algunas prácticas y actividades deportivas sencillas que no requieran de demasiado espacio. El ejercicio, además, también es vital para la salud emocional, por lo que no debe tenerse en cuenta solo como acondicionamiento físico sino también mental.

Debemos tener presente que no solo los aprendizajes teóricos pueden adornarse y plantearse de formas más divertidas, sino que también el ejercicio de los niños puede ser extremadamente variado, lúdico y agradable, y a continuación os damos algunos ejemplos para ayudar y alentar a los niños a ser activos también en casa.

 

Planes para hacer ejercicio en casa con los peques

 

  • Prepara divertidas carreras de obstáculos

Encontrar actividades que sirvan para mover las piernas es importante, ya que hacerlo puede ayudar a desarrollar los músculos, a prevenir problemas de espalda o a mantener bien sano a nuestro corazón, lo que puede ser mucho mejor si además se combina con una alimentación saludable. Y para conseguirlo una buena actividad para dentro de casa puede ser la de carreras de obstáculos. Busca juguetes o accesorios que haya por casa, como bufandas, cuerdas, pelotas, bolos…ya que este tipo de actividad será una excelente manera de quemar algo de energía al mismo tiempo que se desarrolla la creatividad, la agilidad o el ingenio. Los circuitos de obstáculos se pueden completar como parte de un desafío de equipo o realizarse individualmente, y siempre es bueno que involucres también a los peques en el diseño del circuito, aunque los padres sean siempre los que guíen finalmente los pasos a seguir.

 

actividades-físicas-casa

 

Este tipo de juegos tradicionales no solo son sanos, sino que sirven para reducir los niveles de estrés, así como para mejorar el nivel de concentración y compromiso con algo de los más pequeños. Busca el espacio más apropiado (un patio si se tiene, un cuarto de juegos, un pasillo…) y acomoda poco a poco y con seguridad todos los obstáculos. ¡Los túneles funcionan bien, al igual que los pequeños objetos para saltar!

 

  • ¡Pon pelotas y hula-hoops en marcha!

A veces los juegos clásicos son los más efectivos. Baratos, portátiles y fáciles de usar, los hula- hoops o los balones (si son de gomaespuma mejor para los espacios interiores), ofrecen una forma divertida de hacer ejercicio sin que realmente nos demos cuenta. Comienza por encargar a los niños que hagan girar el aro, si tienes, alrededor de su cintura el mayor tiempo posible sin que se caiga. Esto requerirá que practiquen mucho y que perseveren, y también es una forma muy efectiva de desarrollar la fuerza y ​​el enfoque central. La clave es asegurarse de que el aro sea del tamaño adecuado para el niño o niña en cuestión. Otras formas divertidas de hacer ejercicio con un hula-hoop incluyen usarlo como un anillo para saltar (tal vez como parte de la carrera de obstáculos mencionada anteriormente), o usar varios tendidos en el suelo como un juego de rayuela.

Con una pelota o balón, a poder ser blando, las posibilidades de ejercicio en casa también son muy numerosas: clases de baloncesto, jornadas de fútbol, juegos de pasarse sentados la pelota, clases de pilates en familia…

 

  • Dedica el tiempo necesario al baile

Muchas veces nos olvidamos de que, actividades como bailar, también son excelentes y saludables ejercicios para toda la familia. De hecho, bailar puede quemar hasta 250 calorías y hace que todo nuestro cuerpo funcione como un reloj, por lo que siempre es una opción fantástica para realizar en casa y que apenas requiere de espacio. Bailar, además, ayuda a mejorar el equilibrio y la musicalidad de nuestro cuerpo, algo fundamental para los niños que se encuentran en edad de crecimiento.

Hoy en día existe una amplia gama de música que los niños pueden bailar, y si buscas canciones que identifiquen todos podréis disfrutar de la misma actividad sin problemas.  Bailar también ofrece a los niños (y a los adultos) una forma muy bonita de expresarse y ayuda a reducir la ansiedad. ¡Sus beneficios son, por lo tanto, de gran alcance!

ejercicio-físico-niños

 

Hacer que el ejercicio sea siempre como un juego

El ejercicio no tiene que significar horas y horas de tiempo en un gimnasio o reducirse a las dos horas semanales que los niños tengan de educación física en su escuela. Existen muchas maneras de estar físicamente activos y, para los niños en particular, los juegos pueden ser una excelente manera de mostrar que el ejercicio puede ser increíblemente divertido y un entretenimiento más, como lo puedan ser los juguetes o las videoconsolas. Que los padres se involucren también en estas actividades, por ejemplo, organizado concursos de baile o de tiros de canasta, puede marcar la diferencia, pues los niños asociarán esa hora de gimnasia con pasar un rato feliz y bien entretenido en compañía de sus padres.

¡A moverse todos!

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *