Aprender inglés en la infancia: guía y beneficios para tus hijos

Según una investigación llevada a cabo por la Cambridge University Press, el 72% de los padres españoles cree imprescindible que sus hijos tengan dominio de inglés. Por eso no es extraño que cada vez se dé más prioridad a este idioma dentro de los programas educativos, sobre todo si tenemos en cuenta que es la lengua más hablada del mundo.

En un contexto cada vez más globalizado e interconectado, el inglés adquiere una mayor importancia. Aprenderlo durante la infancia no solo supone una  mayor capacidad para desenvolvernos en el mundo, sino que también proporciona beneficios a otros muchos niveles: como el emocional, el intelectual o el social.

 

aprender inglés

 

A continuación te proponemos algunos consejos para que las sesiones de estudio de tus hijos sean mucho más efectivas. Además, también te explicaremos cómo el inglés puede beneficiar a los más pequeños. ¡Toma nota!

 

Cómo favorecer el aprendizaje de inglés en la infancia

 

  • Recurre a soluciones formativas digitalizadas

La transformación digital ha propiciado un desarrollo tecnológico sin precedentes dentro del sector de la educación. El homeschooling es una alternativa cada vez más popular entre los más jóvenes, no obstante, las alternativas e-Learning no solo se limitan al ámbito infantil. La proliferación de plataformas especializadas que emiten titulaciones oficiales en modalidad online, ha hecho que cada vez sean más los adultos y adolescentes que optan por esta modalidad formativa.

Gracias a la ruptura con las restricciones geográficas y con las metodologías poco flexibles, estudiar desde casa permite incrementar el rendimiento de los estudiantes independientemente de cuáles sean sus circunstancias personales. Por eso, optar por clases de inglés online para niños no solo puede ayudar a reforzar las bases adquiridas a través de la formación presencial, sino que también puede acelerar los procesos de aprendizaje y dotar de mayores capacidades lingüísticas a los más pequeños.

 

  • Crea una rutina

Las rutinas proporcionan un contexto de seguridad y estabilidad emocional y, a lo largo de la infancia (un período de la vida en donde se desconocen tantas cosas) son especialmente necesarias. En el ámbito académico su importancia va más allá porque, además, permiten fortalecer las conexiones neuronales facilitando la asimilación de nuevos conceptos. Además, desde un punto de vista organizacional, son la herramienta perfecta para establecer hábitos y desarrollar cualidades como la constancia y el esfuerzo. Cuando un niño sabe qué momento del día está destinado a aprender inglés y además conoce el tipo de actividades que llevará a cabo, adquiere una mayor conciencia sobre sus responsabilidades, y solo así puede mejorar su predisposición al estudio. Por otro lado, también incrementará su tenacidad para afrontar los retos de las sesiones.

 

  • Aprovecha el poder de las canciones

Las canciones son el recurso de aprendizaje estratégico más efectivo durante la infancia. Por una parte presentan estructuras repetitivas: al escucharlas o cantarlas, los niños pueden reincidir en conceptos sin tener conciencia de ello. Por otro lado, en el campo de los idiomas como el inglés, son una fuente de vocabulario muy útil. Además se perciben a través de la escucha activa, lo cual no solo permite identificar la forma en que se pronuncian las palabras en inglés, sino que permite también desarrollar sensibilidad auditiva y, en última instancia, acrecentar las capacidades de comprensión oral.

Introducir canciones en inglés puede marcar un antes y un después en la adquisición de competencias lingüísticas y, si se acompañan de vídeos o se asocian a acciones específicas como bailes, los resultados serán mejores.

 

  • No te olvides de la lectura

La literatura es una fuente de aprendizaje muy útil que no solo permite adquirir capacidades de comprensión mediante el writing o el reading. Introducir el idioma en contextos narrativos puede proporcionar una visión más global de sus reglas de uso a partir de la identificación visual de sus estructuras lingüísticas y la continua exposición a vocabulario nuevo. Además, también permite implementar hábitos saludables en la vida de los más pequeños. Leer en inglés historias de ficción sencillas puede convertirse en una excelente primera toma de contacto con la lectura. Para incrementar el alcance de los resultados, lo más aconsejable es incorporar las sesiones de lectura a partir de momentos en familia. De esta forma no solo ejercitarán sus capacidades, sino que también se divertirán y fortalecerán sus vínculos emocionales con sus seres queridos, y al final asociarán el inglés a momentos de alegría lo que, en última instancia, también contribuirá a su felicidad.

 

beneficios aprender inglés

 

  • Echa un vistazo a las plataformas de streaming

Vivimos en la era de la información. La tecnología pone al alcance de nuestra mano una enorme variedad de plataformas de streaming y contenidos audiovisuales a la carta. Netflix o Youtube no solo pueden ser buenas fuentes de entretenimiento, también pueden ser fuentes de aprendizaje, especialmente en el campo de los idiomas. Dentro de ellas es posible acceder a contenidos en versión original que, además, están desarrollados específicamente para los más jóvenes. Aquellos que se encuentren en la preadolescencia o adolescencia pueden incluso optar por consumir sus series de ficción favoritas en versión original y con subtítulos. De esta forma reforzarán su sensibilidad auditiva y ganarán agilidad en sus competencias de redacción.

 

  • También hay espacio para la diversión

Por último, no debemos menospreciar el potencial que ofrecen los entornos gamificados. Los juegos online pueden ser una buena fuente de entretenimiento y, ¿por qué no? también de aprendizaje. Recurrir a juegos en inglés en donde se trabajen habilidades de memorización, pronunciación o comprensión lectora, puede ayudar a agilizar la adquisición de conocimientos, así como hacerlo a partir de la diversión. No obstante, es importante que su acceso quede restringido dentro de unas rutinas controladas.

 

 

¿Cómo beneficia el aprendizaje de inglés en la infancia?

En una era cada vez más globalizada, el inglés se ha convertido en un idioma universal que abre puertas más allá de las fronteras. En la actualidad lo hablan más de 1.121 millones de personas en todo el mundo y es, con diferencia, el segundo idioma más generalizado.

 

  • La infancia es el mejor momento: Agilidad, predisposición y rapidez

Durante la primera infancia, el cerebro está especialmente predispuesto a adquirir nuevos conocimientos. El almacenamiento de información nueva es mucho más rápido y, además, se produce de forma casi involuntaria. Estudiar inglés en la juventud permite asimilar información de forma natural y fluida sin que ello suponga excesivo esfuerzo. Aprovechar esta predisposición natural al aprendizaje puede resultar determinante en el dominio del idioma.

 

  • Incremento del rendimiento académico

Las fórmulas de aprendizaje basadas en metodologías bilingües repercuten positivamente no sólo a nivel cerebral. También en el desarrollo de aptitudes y de visiones críticas. Los niños que poseen el dominio de más de un idioma, tienden a presentar unas capacidades intelectuales superiores a la media. Adquirir el hábito de procesar información en diferentes lenguas en el día a día también repercute de una forma muy positiva en su rendimiento como estudiantes porque tienden a desarrollar una mayor capacidad de concentración, retención y creatividad.

 

  • Efectos positivos en su desarrollo personal

Las reglas sintácticas del inglés difieren de las del español. Trabajar ambas implica el desarrollo indirecto de la capacidad de análisis. A largo plazo, los estudiantes bilingües desarrollan una mayor capacidad crítica y de pensamiento lógico. Esto repercute también aportándoles un mayor valor resolutivo y una mayor habilidad para identificar soluciones a los problemas lógicos que se les presentan a lo largo de su desarrollo.

 

  • Se abre una infinidad de posibilidades

Indudablemente, uno de los beneficios más destacables de aprender inglés en la infancia es la posibilidad de acceder a espacios que, de otro modo, están vedados. Al tratarse de un idioma universal, su dominio conlleva la apertura de muchas puertas. No sólo desde el punto de vista académico o profesional en su período adulto. También desde el punto de vista humano y vivencial. El inglés permite conocer a una mayor cantidad de personas y, en consecuencia, repercute positivamente en el desarrollo social y emocional de las personas en todas las fases de la vida.

 

aprender inglés ayuda

 

  • Los niños tienen menor miedo a cometer errores

Uno de los grandes obstáculos que deben superarse a la hora de aprender un idioma extranjero es superar la inseguridad y decir adiós a la timidez. En la infancia, la vergüenza tiende a situarse en un plano más secundario. Los niños en general son más espontáneos y, por lo tanto, tienen menos miedo a equivocarse. Al poner en práctica sus habilidades de forma habitual, adquieren una gran confianza. Esta seguridad es, de hecho, lo que implica en parte la aceleración de su aprendizaje.

 

Mayores probabilidades de inserción profesional en el futuro

Invertir en aprender inglés constituye una inversión de futuro. Según un informe recientemente publicado por Randstad, la multinacional líder en Recursos Humanos y empleo, ocho de cada diez ofertas laborales destinadas a cubrir puestos directivos en nuestro país exigen un nivel avanzado de inglés. No obstante, en el futuro estos índices continuarán elevándose hasta abarcar más ámbitos del tejido profesional.

Que los jóvenes aprendan inglés no solo les ayuda a abrir su campo de posibilidades en lo que respecta a sus futuras vidas. También les proporciona un conocimiento seguro y reconocido en todo el mundo.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *