Hagamos un mundo nuevo lleno de pompas de jabón

El virus del Covid-19 avanza cada vez más por todas las partes del mundo, haciéndonos reflexionar y obligándonos a frenar en seco nuestras vidas. También las de los más pequeños, que incapaces aún de comprender el calado de la situación, muestran mejor que nadie el lado más positivo y amable de nosotros mismos, así como una mayor capacidad de adaptación ante circunstancias adversas.

Educamos a nuestros pequeños, les brindamos todas las herramientas necesarias para que puedan crecer y desarrollarse poco a poco en la sociedad…pero nadie nos prepara nunca para situaciones verdaderamente extremas, esas en las que los padres también pierden los nervios y ante las cuales tampoco saben cómo reaccionar.

La situación parece querer sumergirnos en un mundo distinto, más lento, confinados en nuestras casas (y el que tenga la suerte de tenerla) a la espera de que todo cambie y vuelva a la normalidad. Tal vez sea el mejor momento para disfrutar de ese tiempo, de esos minutos que parecen volar en circunstancias normales. También, para ser conscientes de que, como padres o seres adultos, no todo está siempre a nuestra mano ni bajo nuestro control. Es bueno también que los niños sean conscientes de ello, lo que bien podría a la larga rebajar el número de rabietas o enfados caprichosos.

 

educar-coronavirus

 

Situaciones y desafíos como el que está enfrentando el mundo entero en la actualidad,  ponen de manifiesto otras cosas muy importantes, como la necesidad de educar en valores como el compromiso, la paciencia, la solidaridad, la empatía o la responsabilidad. Habilidades en las que todos sin excepción deberíamos trabajar, tanto en casa como en la escuela, porque nunca es un esfuerzo a fondo perdido. Compartir el tiempo en familia de la mejor manera posible será otro de los retos, y es que ahora la vida nos brinda esa oportunidad, nunca vista, para recuperar el tiempo perdido con los nuestros y para atesorar nuevas esperanzas, retos y metas futuras más valiosas, como esos abrazos perdidos en el pasado que podrán hacerse realidad y multiplicarse por cien muy pronto, cuando todo pase.

En definitiva, soñar y hacer planes para un mundo mejor, mucho más solidario y concienciado con la importancia de aprovechar cada minuto de nuestras vidas.

 

 

Cómo encarar y situar a los niños en esta nueva etapa

Sí, parece que ha tenido que llegar un terrible virus al planeta para que por fin seamos conscientes de muchas cosas, como la importancia que tiene mantener un alto nivel de higiene diario, lavándonos con mucha frecuencia, por ejemplo, las manos con agua y jabón. Gestos sencillos de los cuales muchas veces nos olvidábamos por esas odiosas prisas y ese ritmo frenético al que estamos acostumbrados.

 

lavar-manos

 

Por eso, hoy más que nunca, es muy importante enseñar rutinas y buenos consejos a los más pequeños, lo que puede hacerse a través de dinámicas divertidas, de cuentos realizados especialmente para los niños, de juegos…. Los días en casa (porque #yomequedoencasa) pueden ser un buen campamento para practicar y para adquirir nuevas formas de vivir y de relacionarnos con el mundo, y realizando actividades tan sencillas como la que aquí te proponemos junto a Mario Bross, ideal para que los niños también puedan ser conscientes de las medidas preventivas y de los buenos hábitos.

 

JUEGO-CORONAVIRUS

 

Pintemos ahora junto a los peques dibujos bonitos con los que decorar las ventanas y alegrar a otras personas menos acompañadas (hay muchas iniciativas que se han organizado por diferentes países, con sonrisas o arco iris de mil colores); salgamos a las ventanas a cantar o a agradecer a todos aquellos que no pueden confinarse en sus casas porque tienen que trabajar y ayudar a otros; leamos cuentos, juguemos…soñemos, como lo hacen siempre los más pequeños, con todo lo bueno que está por venir. Un mundo lleno de magia y de esperanza, como la que brilla en los ojos de los niños, que tanto nos enseñan; un planeta lleno de millones de burbujas o pompas de jabón, capaces de protegernos, de hacernos felices, y de acabar con cualquier virus que se atreva a acercársenos de nuevo.

 

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *