Conoce la técnica educativa del globo para manejar emociones

Los niños deben enfrentarse durante los primeros años a muchas situaciones nuevas y desconocidas, lo que puede generar estrés, y es importante que ese estrés pueda canalizarse y eliminarse a través de técnicas sencillas y entretenidas. Y es que los niños no nacen con la capacidad de calmarse a sí mismos cuando se encuentran nerviosos o enfadados, lo que suele derivar en berrinches o rabietas, pero es bueno saber en este punto que, afortunadamente, existen bastantes técnicas que se aplican en la educación infantil y que ayudan a controlar o a mejorar esos enfados provocados por el estrés o la ansiedad.

En este sentido precisamente se creó la llamada “técnica del globo”, utilizada para ayudar a los niños a mantener la calma bajo situaciones de presión. Se trata de un juego muy sencillo que enseña a respirar profundamente a los más pequeños ayudándoles a manejar el estrés de su vida diaria. Al mismo tiempo, la técnica del globo es una actividad lúdica que se emplea no solo para aprender a relajarse, sino también para controlar impulsos, calmar los nervios, conocer el propio cuerpo, etc. Esta técnica se emplea a menudo en la educación inicial y básica, en niños con edades comprendidas entre los 4 y 7 años en adelante. Enseñando a los niños a desarrollar esta actividad se les está brindando una estrategia para regular sus emociones y para aplicar en la vida cuando se precise.

 

técnica-globo-relajación

 

Como padres y docentes, la tarea primordial es la de comprender el cerebro de los niños y sus emociones teniendo en cuenta siempre su edad. Los niños casi siempre responden a una acción o situación que no les agrada con lloros, gritos, pataletas o malos comportamientos, como una especie de mecanismo de defensa natural no canalizado para enfrentar las cosas que no les gusta hacer o que les decepcionan o enfadan por el motivo que sea, pero solo por el hecho de no saber hacerlo de otra manera. Por eso hoy queremos hablar de esta técnica del globo para ayudar a los niños a canalizar sus emociones.

 

 

En qué consiste la técnica del globo

Veamos en primer lugar qué es la respiración profunda y por qué es tan importante: la respiración profunda es una técnica que enseña a reducir la velocidad de la respiración cuando uno está asustado o nervioso. A través de una respiración lenta, progresiva y profunda, se van reduciendo los niveles de ansiedad y se adquiere la sensación de control nuevamente sobre el cuerpo. Y es que nuestra respiración está profundamente relacionada con el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso y, en consecuencia, de nuestra mente y de nuestros músculos.

La técnica del globo es, simplemente, una dinámica atractiva que permite llevar a la práctica la técnica de la respiración profunda con niños pequeños en momentos complicados, aunque puede servir también perfectamente como método de inicio o clausura de una clase, por ejemplo, para destensar y desconectar. Pero, ¿por dónde empezar? Todo empieza por crear un escenario donde se comience a explicar bajo el esquema de un cuento, las similitudes que existen entre el globo y el comportamiento humano, en especial la de los niños cuando están molestos.

 

Sigue estos pasos que a continuación te describimos:

  • En el salón de clase haz un circulo con los niños asegurándote de que exista distancia entre ellos para evitar que se molesten mientras se realiza la actividad. Coge un globo y enseña cómo se infla. Mientras tanto, entre los lapsos de tomar aire, pregunta qué pasaría si no lo dejas de inflar. Continúa llenándolo hasta que explote.
  • Tras la explosión, y después de la conmoción o desorden que problablemente genere, pide a los alumnos que cierren los ojos para que escuchen las siguientes instrucciones: imaginemos que somos un globo y, a medida que tomamos aire, nos inflamos igual que él (asegúrate de que lo retienen). Ahora el aire que tenemos retenido lo liberamos lentamente.
  • Pedimos a los niños entonces abrir los ojos y preguntamos: ¿en qué situaciones te has sentido o visto como el globo? ¿cómo saliste de esa situación? Luego, tras un momento de reflexión y silencio, el profesor deberá enviar un mensaje de enseñanza sobre cómo actuar frente a las emociones, que nunca debe ser de forma explosiva.

 

técnica-globo-niños

 

Ten en cuenta en todo momento que este es un juego que debe ser divertido para los niños, además de servirles para aprender cómo funcionan sus pulmones y cómo controlarlos. Por eso este tipo de actividad se recomienda para hacer en las aulas y profundizar en casa, con el fin de ayudar a nuestros hijos a canalizar las emociones, estableciendo el símbolo de que no podemos ser en la vida igual que un globo, porque podríamos tener desenlaces muy negativos e incluso explotar. Una vez conocida y practicada la actividad, cuando exista la probabilidad de nuevo de que un niño pierda los nervios ante una situación, podremos recordar: ¡acuérdate del globo y no hagas como él!

 

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *