Cómo las pantallas pueden crear adicción en los niños

Vivimos en una era tecnológica en la que todo se digitaliza y en la que tanto niños como adultos parecemos vivir totalmente dependientes de múltiples dispositivos que nos facilitan muchas veces la vida, incluso en las escuelas. Pero dicha tecnología, mal usada y enfocada, conlleva una serie de riesgos muy peligrosos, especialmente para los niños, por lo que es muy importante no abandonar el debate sobre la adicción de los niños a las pantallas y lo que debemos y podemos hacer para que no ocurra.

El uso frecuente, especialmente durante más de ocho horas diarias, a dispositivos como Tablets, iPods, Smartphones o videoconsolas, está trayendo consecuencias de híper excitación, violencia, depresión o hasta comportamientos compulsivos en la actitud cotidiana de los niños, lo que no debería dejarnos indiferentes, sino todo lo contrario.

 

adicción-móvil-niños

 

Veamos a continuación un poco más de cerca esta problemática social, que tiene solución.

 

 

Qué ocurre en el cerebro de los niños adictos a las pantallas

En primer lugar, vale la pena saber cuándo un niño es adicto a las pantallas. Esto sucede cuando se evidencia un comportamiento de ansiedad en él o ella al retirarle de dichas pantallas o dispositivos. Un niño adicto no sabe exactamente cómo comportarse cuando no está jugando con sus videojuegos, lo que puede hacer que se deprima, que agreda a otros o que incluso sufra ciertos trastornos psicóticos (en los casos más graves), es decir, que pierdan el contacto con la realidad fácilmente.

Como ya es bien sabido por todos, muchas investigaciones sobre imágenes cerebrales, entre otras, nos muestran hoy en día que el uso abusivo de pantallas afecta a la corteza cerebral del cerebro. Esta es la parte que controla los impulsos, la memoria, la atención, la percepción, el lenguaje, el pensamiento y la conciencia, y afecta del mismo modo en que lo hace la adicción a sustancias tóxicas, como pueda ser el alcohol o los drogas. Por esta razón los padres debemos estar muy atentos y vigilar siempre un uso responsable de la tecnología en los más pequeños, regulando el tiempo y el uso adecuado de las mismas.

 

 

Cómo evitar la adicción a pantallas de los niños

Para evitar una adicción, sea cual sea, lo más lógico parece no acercarse a esos objetos o sustancias que puedan provocarla, sin embargo esto es más difícil con la tecnología, pues ciertamente es muy útil y nos facilita la vida de muchas formas. Por eso precisamente es tan importante que eduquemos en la concienciación sobre su uso adecuado y breve, lo que no parece un asunto sencillo en nuestra sociedad.

 

adicción-tecnologías

 

No podemos olvidar tampoco que es muy fácil que un tío, un vecino o un abuelo (o a veces los propios padres) faciliten una pantalla a los más pequeños para que se calmen o no molesten, algo que puede ocurrir desde que son casi bebés, por lo que dicha educación sobre el uso de las pantallas debe hacerse desde el comienzo casi de la vida de los peques.

Por eso los padres deben ser muy firmes y participativos en la educación de sus hijos, y para ello se recomienda que no se induzca al niño a consumir pantallas antes de los 12 años. Esto debería indicarnos que antes de esas edades no es adecuado tener dispositivos electrónicos propios, y que los que deban usarse para cosas como la escuela, estén siempre en un espacio público de la casa y/o que sean vigilados por los adultos.

Pero además de esto, podemos educar a los más pequeños en la importancia de los libros o de otros medios de entretenimiento, y sobre todo dar ejemplo y dejar nuestros móviles también a un lado.  Enseña a tus peques a leer libros físicos, a disfrutar del parque, a jugar con la pelota, a disfrutar de un buen partido de futbol en vivo o a dejar que corra el riesgo de caerse de su bicicleta, porque caer es levantarse y aprender. Todo esto, además, dará una habilidad extra a los más pequeños, que es la de aprender a relacionarse con otros y con su entorno lejos de la realidad virtual.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *