Consejos para proteger el ordenador de los más pequeños

Cada vez resulta más difícil oponerse a que los más pequeños hagan uso de las tecnologías, y en concreto de los móviles y los ordenadores, pero es que internet domina ya tanto nuestras vidas que los más jóvenes (y muchos mayores también) no logran contemplar la misma sin su uso. Tal vez sea comprensible, porque las nuevas generaciones ya han nacido y están creciendo en un mundo que se rige por internet y por las redes sociales, y eso hace que crezcan observando dicha tecnología como algo más de la vida cotidiana, como pueda ser el televisor.

El mundo está cambiando y muchos canales de información más antiguos, como la radio o el periódico, también están modificando sus formas de comunicarse con la sociedad y de transmitir la información, ya sea a través de videos en streaming, podscast, videoblogs, periódicos digitales…La era tecnológica sobrevuela nuestras cabezas y no va a marcharse, de manera que los padres también deben ajustar los métodos educativos dirigidos a sus hijos a los nuevos tiempos.

 

¿Qué son los filtros parentales?

Se conocen por filtros parentales los softwares encargados de establecer límites a la navegación de los menores en internet. Esto supone que no podrán acceder a páginas de contenidos inadecuados para tranquilidad de sus padres, pero además ofrece a éstos un montón de información adicional, como la hora a la que se hayan conectado o qué sitios visitan cuando están frente a la pantalla.

Según el programa de filtrado que se ponga en el ordenador, la información sobre el uso de los dispositivos con acceso a la red que hagan los menores podrá ser más pormenorizada o menos. Todos coinciden, en cualquier caso, en el bloqueo de las páginas y contenidos indeseados.

Poder activar esta protección y estos filtros conlleva un cierto mantenimiento que es probable que muchos padres y madres no sepan realizar, y por eso es importante contar con la ayuda de expertos y de empresas especializadas en ello y capaces de ofrecer soluciones rápidas y eficaces a los problemas del día a día, así como toda la asesoría necesaria en torno a los consejos para la protección del ordenador de los menores cuando existan dudas.

 

La importancia de la protección parental

Si eres padre o madre y aún no usas o controlas demasiado bien el ordenador, es momento de ponerse a ello. No podemos quedarnos atrás en este cambio que está experimentando la sociedad, sobre todo porque nuestros hijos se ven involucrados de forma plena en ellos y, de no entenderlos, tampoco podremos ofrecerles la protección necesaria. No olvidemos que Internet es como abrirse casi por entero al mundo, rompiéndose las barreras de protección del hogar tradicionales, y renunciando a muchos aspectos de nuestra seguridad y de la de nuestros hijos. A su vez nos ofrece infinitas ventajas, como el acceso inmediato a la información, el poder comunicarnos con personas de cualquier parte del mundo,… etc., pero hay que ser precavidos, sobre todo cuando de niños pequeños se trata.

¿Esto quiere decir que internet es peligroso? Depende. Si logramos aprender a mantener nuestros ordenadores a salvo, bien protegidos de amenazas externas y con el establecimiento de los filtros para menores recomendados, evitaremos muchos sustos y no expondremos a nuestros hijos a peligros innecesarios. De lo contrario, estaremos facilitando a las amenazas externas que pululan por internet, el acceso a la intimidad, la educación y el bienestar de los más pequeños e indefensos.

 

Educar en la confianza y la responsabilidad

Cuando somos adultos, tenemos mayores capacidades de razonamiento, de análisis y de crítica, lo que permite que podamos tener los ojos más abiertos al peligro y que dispongamos también de herramientas para evadirlo o enfrentarnos a él. Sin embargo, esto es algo que aún no tienen bien desarrollado los más jóvenes y mucho menos los niños, y por eso es necesario educar en el sentido de la responsabilidad y de la ética.

Establecer filtros parentales de acceso a determinados contenidos no evitará, muy probablemente, que los más pequeños terminen haciéndose un perfil en una red social o similar, y es aquí donde se encuentran algunas de las mayores amenazas para los niños y las niñas de hoy en día. En este sentido, y si conseguimos crear en el seno familiar un ambiente relajado, de confianza y de comunicación plena, será más fácil estar al tanto de si los hijos/as se verán inmersos en algún momento en situaciones de verdadera preocupación y vulnerabilidad o no.

Siempre tendremos la posibilidad de establecer los ya citados filtros de control parental, pero es bueno que éstos no terminen utilizándose como sistemas de control severos y exagerados, hasta tal punto que terminen coartando toda la privacidad  y, sobre todo, la libertad de los más pequeños a actuar, a ser capaces de obrar y tomar decisiones con sentido común, o a aprender por sí mismos a hacer un uso responsable de las redes.

Por eso la educación en el buen uso de las nuevas tecnologías es la clave para el futuro, tanto para los padres como para los niños, y una asignatura aún pendiente para nuestra sociedad y el buen desarrollo de la misma.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *