Ideas de ejercicios para trabajar la conciencia silábica

La conciencia silábica es la capacidad de llevar las palabras a unidades más pequeñas llamadas sílabas, para lo que se requiere una conciencia fonológica y del grafema. La conciencia fonológica se refiere a la estimulación del aprendizaje del lenguaje mediante el uso auditivo, mientras que el grafema hace referencia al apoyo visual de los sonidos del habla a través de la letra escrita. La conciencia fonológica es la capacidad de reconocer los sonidos de cada parte de una palabra, y dichos sonidos pueden ser tanto sílabas como fonemas individuales o palabras rimadas. Los niños que tienen conciencia fonológica son capaces de identificar y hacer rimas orales o de citar y aplaudir el número de sílabas que hay en una palabra.

 

conciencia fonológica

 

Desarrollar la conciencia fonológica de los más pequeños es muy importante para su desarrollo en general, pero de manera más particular para su desarrollo como lectores y escritores. Cuando los niños aprenden a leer, van aprendiendo a segmentar y a combinar sonidos, por ejemplo al practicar el deletreo. Eso sí, debemos tener en cuenta que segmentar y combinar sonidos individuales puede resultar difícil al principio, por lo que es bueno comenzar trabajando bien las sílabas y contar con una serie de ideas y ejercicios fáciles de realizar en clase o de manera particular con los niños que muestren más dificultades.

 

 

Ideas de ejercicios para la conciencia silábica

A continuación hemos reunido algunas ideas de ejercicios para trabajar la conciencia silábica de forma efectiva con los niños. ¿Comenzamos?

 

  • Relacionar el aplauso con la sílaba

Es un tipo de ejercicio que consiste en separar en sílabas las palabras y generar un aplauso por cada sílaba. Es ideal para enseñar a los niños las sílabas de forma oral, ya que se genera un ritmo pausado en la generación de cada aplauso y en la pronunciación de la palabra. Acelerar el ritmo podría significar dos sílabas en una sola, y retrasarlo hacer que se pierda el ritmo completo.

Por ejemplo, la palabra mamá tiene dos sílabas que pueden separarse: ma-má. Cada pronunciación genera un aplauso, por lo tanto, habrá dos aplausos. Al escrito puede dibujarse dos imágenes de manos aplaudiendo, de esta manera se indica el número de sílabas que tiene una palabra.

 

  • Relacionar números de sílabas con círculos coloreados

En este ejercicio se hace énfasis en lo visual más que en lo auditivo. La idea es mostrar la ilustración de cada una de las palabras a las que se va a identificar el número de sílabas existente.

Por ejemplo, se presenta una hoja con tres imágenes, un conejo, una pelota y un libro. Debido a que el lenguaje español es muy rico en vocabulario es conveniente escribir la palabra de forma seguida debajo de cada imagen. Después se colocan varios círculos debajo de la palabra. El niño tendrá que colorear la cantidad de círculos existente según el número de sílabas de la palabra.

En el caso de conejo puede que existan 5 círculos, pero el niño solo deberá colorear 3 círculos, ya que la palabra co-ne-jo tiene 3 sílabas.

 

  • Recortar palabras con sílabas similares

Para este caso se estimula tanto la motricidad fina del niño, al recortar, como su capacidad lectoescritora. La idea es que se indique al niño de buscar palabras monosílabas, bisílabas, trisílabas o de más sílabas y las pegue en un espacio destinado a la clasificación de la misma. En la columna de monosílabas solo deberán pegar palabras monosílabas, en la columna de bisílabas solo se deberán pegar palabras bisílabas y así sucesivamente.

 

ejercicios-conciencia-silábica

 

Como podemos ver, estas son actividades sencillas que harán crecer la conciencia silábica de los niños tanto en casa como en las escuelas de forma fácil, dinámica y entretenida. Con la ayuda de padres y maestros, los niños pueden aprender estrategias para hacer frente a los posibles problemas de conciencia fonológica y silábica que puedan tener y que puedan consecuentemente afectar a su nivel de lectura.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *