Cómo desarrollar la mente y el potencial de los niños pequeños

La infancia es la etapa más adecuada para desarrollar la mente y el potencial de los más pequeños, aunque siempre podemos hacerlo a cualquier edad. El desarrollo de la mente se refiere específicamente al desarrollo intelectual, es decir, a la estimulación del pensamiento y la percepción a través del desarrollo de las áreas motora, social, lingüística y de autonomía.

Para desarrollar la mente es importante seleccionar actividades que permitan el desarrollo de los procesos cognoscitivos básicos como la intuición, la imitación, la atención, la memoria y la asociación.

 

desarrollo cognoscitivo niños

 

Conozcamos con la lectura de este artículo las actividades más importantes para permitir ese desarrollo intelectual que buscamos y que necesitan los más pequeños.

 

Guía básica para el desarrollo intelectual de los niños

 

  • La lectura

La lectura es una actividad que debe potenciarse desde que los niños son muy pequeños (incluso se puede hacer desde que son bebés), incluso cuando aún no saben leer ni escribir. Una forma de hacerlo es leyéndoles cuentos apropiados para su edad. Los bebés, por ejemplo, tienen a su disposición cuentos con sonidos que les divierten y a medida que van creciendo estimulan su imaginación con los dibujos, así como los niños más mayores se divierten ya con las historias.

El hábito de la lectura es muy importante para el desarrollo intelectual de los niños, por lo que es necesario buscar lecturas amenas para compartir con ellos, pues esto les ayudará a sentir amor por la lectura, a despertar su curiosidad, a ampliar su vocabulario, a desarrollar la imaginación y a estimular una mejor relación con sus propios padres.

 

  • El juego

Las actividades lúdicas son muy importantes para el aprendizaje de los niños, ya que, a través de la imitación, la caracterización de personajes y el trabajo en equipo pueden crear situaciones parecidas a las reales, y y esta es una forma de aprender y comprender el entorno. Los juegos pueden ser muy variados, desde juegos didácticos que les permitan desarrollar su motricidad fina y gruesa, hasta juegos más intelectuales en los que tengan que hacer uso de su imaginación, memoria y percepción. A través del juego también aprenden a relacionarse con los otros, a manejar frustraciones, a respetar reglas y normas…por lo que es una excelente manera de disminuir su estrés.

Todos los niños deben tener espacio para el ocio, ya que este es un tiempo de aprendizaje enriquecedor para ellos. Algunos padres no ven el juego como una actividad importante para los niños y prefieren someterles a variadas actividades extracurriculares como el aprendizaje de un idioma, música, danza, pintura, etc. Sin embargo (y aunque esto está muy bien) tampoco hay que excederse en esto, pues es preciso guardar también un tiempo de libertad para los más pequeños con el objetivo de que descansen, desconecten y se administren ese tiempo como quieran con sus propias reglas y motivaciones.

 

  • Las manualidades

Las manualidades son muy importantes para desarrollarse durante la infancia: actividades como recortar, pegar, hacer pintura, crear con plastilina…son toda una verdadera experiencia para su desarrollo intelectual. Las manualidades permiten que el niño desarrolle la motricidad fina porque se verán obligados a utilizar sus dedos como pinzas. Además, en cada creación artística tendrán la necesidad de potenciar su creatividad, ya que deben expresarse y comunicar su mundo abstracto.

 

guía desarrollo mente niños

 

La abstracción es el camino para comprender las matemáticas y aplicarlas en el día a día, ya que se necesita tener un pensamiento abstracto para asociar números con cuentas, y por eso el arte y las matemáticas están tan ligados.

 

  • La tecnología

Los niños de esta nueva generación tienen una herramienta que los de antaño no tenían, y nos referimos a las pantallas de ordenador, tablets y móviles. Aún no hay estudios concluyentes de cómo el uso de estos artefactos puede afectar o potenciar el desarrollo de la mente de los niños, sin embargo, creemos que usarlos con prudencia puede ser positivo para prácticamente todos los niños mayores de dos años, siempre que tenga fines educativos.

Los juegos didácticos pueden facilitar el desarrollo de su inteligencia (muchos están disponibles en ordenadores y móviles), y también son una herramienta para investigar materias escolares, encontrar cuentos para leer y hasta nuevos amigos. Eso sí, no hay que abusar del tiempo de uso y hay que estar pendiente de las páginas que el niño/a visite, así como de los amigos que haga, pues internet es un mundo abierto y casi infinito tanto para lo bueno como para lo malo.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *