Ejercicios ideales para ejercitar la lengua y hablar bien

Hablar es un acto que los adultos dan por hecho, pero que durante la infancia implica mucho trabajo, y muchos ejercicios y esfuerzo por parte de los niños. Dentro de todo este proceso por el que todos pasamos, la correcta o incorrecta posición de la lengua es lo que facilita o impide, verdaderamente, una correcta pronunciación de las letras, el masticar bien o tener o no una deglución atípica.

La lengua es un músculo importantísimo del cuerpo al que apenas prestamos atención, pero nos ayuda cada día a hacer diferentes actividades, todas súper esenciales para la vida como hablar o comer. Y para que se fortalezca este gran músculo y tus hijos pronuncien bien las palabras, hemos querido recopilar en este artículo una serie de ejercicios y prácticas recomendadas por los especialistas, particularmente los logopedas, y que todos podemos practicar con los más pequeños también desde nuestra propia casa. Incluso si un niño no tiene problemas con el lenguaje, no deja de ser recomendable el hacer una serie de ejercicios sencillos cada día para activar ese músculo de nuestro cuerpo tan esencial.

 

ejercicios-lengua-niños

 

¿Comenzamos?

 

 

Ejercicios adecuados para ejercitar la lengua

 

  • Estiramientos en varias direcciones

Es un ejercicio recomendado cuando se observa en el niño problemas de pronunciación en los fonemas. El estiramiento de la lengua en diferentes direcciones es muy recomendado, y puede hacerse de las siguientes formas:

  1. Tratar de tocar la nariz con la punta de la lengua.
  2. Tratar de tocar la barbilla con la punta de la lengua.
  3. Ensanchar y hacer túnel con la lengua, varias veces.
  4. Llevar la lengua al paladar superior y chasquear con ella.
  5. Pegar un trozo de oblea en el paladar y tratar de retirarla con la lengua.

 

  • Articulación y pronunciación de frases

Este es un ejercicio que mejora problemas de habla y de pronunciación y que resulta muy útil también como herramienta para otros aspectos del lenguaje y de la literatura, como para la pronunciación de poesías, trabalenguas, repetición de sílabas o frases. Este tipo de ejercicio utiliza el ritmo como un aliado facilitador para hacer una mejor articulación de las palabras.

 

  • Ejercicios de separación de labios

Los ejercicios con los labios son probablemente uno de los primeros ejercicios que hacen todos los niños cuando comienzan a hablar. La unión y la separación de los labios es un ejercicio necesario para la pronunciación de algunas letras del abecedario, como la “p” o la “m”. Por eso en las palabras “papá” o “mamá”, los padres suelen hacer mucho énfasis en la unión y separación de los labios cuando se les enseña por primera vez estas palabras, y los pequeños hacen por repetirlo apretando y forzando la boca.

 

ejercicios-bucofaciales-niños

 

  • Trabajos de lenguaje y respiración

La pronunciación de algunas letras como las vocales (a, e i, o, u) necesitan de una correcta respiración para salir adecuadamente al exterior, aunque no solamos fijarnos. Esto hace que un ejercicio adecuado sea el de, por ejemplo, inhalar lentamente por la nariz. En este punto, y para la realización adecuada de este ejercicio, el niño/a debería retener el aire y tras ello exhalar lenta y calmadamente, pronunciando poco a poco y sin presiones las 5 vocales.

 

  • Ejercicios bucofaciales

Los ejercicios faciales también permiten una mejor articulación para hablar mejor. Uno de ellos es inflar las mejillas, retener el aire por unos segundos y, finalmente, desinflar las mejillas. Para este ejercicio el niño/a puede inflar o desinflar globos o utilizar pajitas para soplar agua a través de ellas. Además estos ejercicios pueden ser también muy buena idea para disfrutar y pasarlo en grande.

 

¿Conoces otros ejercicios ideales para trabajar la lengua y hablar bien? ¿Sueles llevar a cabo estas dinámicas en casa o en tu aula? ¡Nos encantará conocer vuestras experiencias en comentarios!




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *