Comprensión lectora: un pilar fundamental del aprendizaje

La comprensión lectora es una habilidad que debe adquirirse a una temprana edad para conseguir nuevos conocimientos. No se trata simplemente de aprender a leer, sino de comprender lo que se lee para que podamos discutir el contenido, hacer inferencias, sacar conclusiones, compartir lo aprendido con otras personas y hasta conseguir tener nuevas incógnitas.

Lo interesante de la comprensión lectora es que ningún niño, ni adulto, comprende los textos e imágenes de la misma manera. Esto es, en primer lugar, porque lo que se comprende es en base al conocimiento previo que se tenga sobre lo leído. Y, en segundo lugar, porque no todos tenemos la misma competencia lectora.

 

trabajar comprensión lectora

 

Para dar solución al mejoramiento de la comprensión lectora de los niños, hemos reunido en este artículo algunas estrategias para poder poner en práctica con los más pequeños de forma sencilla.

 

Estrategias para mejorar la comprensión lectora de los niños

 

  • Poner en contexto la lectura antes de leer

El contexto de una lectura es importante tenerlo claro para entender lo que el autor está tratando de transmitir, de lo contrario, se pierde una gran parte del mensaje de la lectura. Por eso una buena estrategia es hablar al alumno sobre el ambiente y contexto en el que se desarrolla la lectura. Esto ayudará a que, por un lado, todos los oyentes o lectores tengan su mente en el mismo contexto; y por el otro, ayudará a que se nivelen los conocimientos que se tengan sobre el contexto, previos a la lectura. Pero, ¿cómo hacerlo? Si eres docente, una buena forma de llevarlo a cano es haciendo preguntas o contando relatos acerca de contextos parecidos, para nivelar así la experiencia previa de los lectores.

 

  • Construcción de un panel con palabras nuevas

Si no se entienden todas las palabras que se leen en un texto, lo que es frecuente en los niños, no se logrará comprender el mensaje completo del texto. Por eso una estrategia es trabajar con diccionarios y un panel de nuevas palabras. De esta forma se enriquecerá el vocabulario de los alumnos, se incorporarán palabras nuevas a su cotidianidad, y se mejorará la comprensión lectora de los próximos textos que se lean.

 

  • Hacer una pregunta clave acerca de la idea principal del texto

Es importante que los alumnos sepan identificar la idea principal del texto de las ideas secundarias. Esta idea principal casi siempre está relacionada con el título, por eso una buena idea es hacer la pregunta clave acerca del texto para dejar que los alumnos respondan. Algunos lo harán de inmediato, y otros deberán realizar una segunda lectura para contestar la pregunta.

Otra buena idea es hacer una propuesta de cambio de título, pues algunos títulos son muy metafóricos y otros muy descriptivos. Ellos se divertirán buscando títulos nuevos para la lectura, a la vez que estarán trabajando la habilidad de resumir en unas pocas palabras la idea principal del texto.

 

  • Dejar un espacio de reflexión al final de la lectura

Cada niño dispara su imaginación con las lecturas de los textos de una manera, incluso si la lectura ha sido en general para todos los niños. Por eso, una buena estrategia es conocer sus sensaciones y aprendizajes una vez terminada la lectura. Dejar que los niños se expresen hace que relacionen lo aprendido con las experiencias pasadas, que conozcan sus propios puntos de vista y que se sientan identificados con algún grupo social. La oralidad les permitirá también aprender a argumentar sus opiniones y a poner en orden sus ideas antes de expresarse.

 

  • Invitar a los lectores a realizar inferencias

Inferir es imaginar los hechos de aquello que no está escrito, pero que el autor ha dejado todas las pistas para deducirlo. Esta búsqueda de pistas dentro de la lectura hace más emocionante cada texto y agiliza la comprensión y la imaginación del lector.

 

  • Poner en imagen la secuencia de los hechos

Una actividad final que puede dejarse para hacer en casa o para el final de la lectura, es dejar que los niños dibujen imágenes secuenciales de los hechos ocurridos en la misma. Se pueden hacer preguntas claves del texto para cerciorarse de que todos los alumnos manejen la misma información, pero dejando que cada uno se exprese según su propia comprensión y arte. Esta estrategia ayudará a integrar el nuevo conocimiento a la memoria quedando anclado para nuevas experiencias.

 

ideas trabajar comprensión lectora

 

Poner en práctica todas, o alguna de estas estrategias, ayudará a los niños a comprender mejor la lectura. Después de todo, es una habilidad que no solo ayudará a leer mejor, sino que también ayudará a mejorar el aprendizaje para el resto de sus vidas.

Y si aún necesitas más ideas, no te pierdas nuestra sección de comprensión lectora, donde encontrarás más materiales y cuadernillos para trabajar la comprensión lectora, temáticos y por niveles.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *