Estrategias para trabajar la comprensión lectora

El hecho de que un niño sepa leer o, incluso, que sepa dar una buena entonación a la lectura, no significa que comprenda lo que lee. De hecho, la misma frase “comprensión lectora” puede que no signifique lo mismo para los maestros o para los padres que orientan a los niños por el camino de la lectura que para un niño. Por eso en este artículo nos hemos propuesto definir lo que es concretamente la comprensión de la lectura, planteando también determinadas estrategias que pueden permitirnos alcanzar ese importante objetivo del aprendizaje.

 

estrategias lectura

 

 

¿Qué es exactamente la comprensión lectora?

Comprender un texto significa que el lector puede llegar a formularse ciertas preguntas motivadas por su propio interés y ser capaz de buscar, de alguna manera, las respuestas en el texto que haya leído. Conseguir esto requerirá de un esfuerzo propio y espontáneo, así como de un conocimiento previo y de algunas habilidades para encontrar las respuestas.

Los niveles de comprensión lectora pueden dividirse en tres grupos: literal, inferencial y finalmente nivel crítico valorativo. Estos niveles, bien explicados, nos harán ver que comprender una lectura está muy alejado del hecho de memorizar y de repetir un texto, algo muy recurrente en los métodos de estudio. También nos permitirá comprobar y comprender que hallar las respuestas a las preguntas de maestros, padres o autores del texto, no significa necesariamente tampoco que se haya comprendido el texto. Para conseguirlo de veras, tanto la reflexión de las preguntas como las respuestas, deben ser un trabajo propio.

 

 

Estrategias para una buena comprensión lectora

 

  • Activar los conocimientos previos

Antes de comenzar una lectura es recomendable leer el título del texto y luego señalar lo que se espera encontrar en su lectura. De esta manera, cada lector puede crear sus propias expectativas, generar sus propias preguntas y activar su propio conocimiento previo. Las preguntas que uno debe hacerse son relativas a: ¿qué sé sobre este tema? ¿Qué espero aprender?

 

  • Lograr una idea general de lo que se está leyendo

Leer de una forma escaneada es el siguiente paso. Pero, ¿qué quiere decir escaneada? Pues que leer primero los subtítulos, el autor, la fecha de lo que se va a leer, lo que se espera de la actividad lectora, etc., deben ser pasos separados y progresivos. Este tipo de lectura se considera lectura superficial, ya que se detiene solo en detalles, pero es muy importante para ir captando una idea de todo el conjunto del texto e ir fijando las ideas necesarias sobre el mismo.

 

  • Hacer una lectura del texto completa

Después de la primera lectura escaneada debemos realizar una lectura completa. La idea es comparar las expectativas del lector con lo que propone el autor. Debe darse una lectura rápida sin detenerse demasiado en los detalles, para comprender el enfoque de la lectura, tomar apuntes sobre la idea principal y las secundarias, así como correlacionar lo leído con lo esperado previamente del texto. Se recomienda que esta lectura sea en voz alta para que el cerebro vaya reteniendo algunas ideas importantes.

 

 

comprender-lectura

 

 

  • Leer con técnicas avanzadas de lectura

En esta etapa se busca que el lector entienda el mensaje del autor. Para ello se aplican técnicas avanzadas de lectura como el subrayado, que nos sirve para separar la idea principal de las secundarias en cada párrafo. También se puede esquematizar lo leído o hacer mapas conceptuales que nos permitan organizar las ideas que se quieren transmitir por parte del autor del texto. La técnica del resumen también permite englobar las ideas principales que haya querido resaltar el autor o que considere oportunas el propio lector.

 

  • Generar nuevos conocimientos

Finalmente, en esta última etapa se busca que el lector genere conocimientos nuevos a partir de la lectura. Se recomienda hacer síntesis, lo cual se diferencia del resumen en que el lector utiliza sus propias palabras para expresarse y no tanto las del autor. También se pueden incluir determinados comentarios al margen de los párrafos o del esquema realizado, generando nuevos e interesantes interrogantes. Esta última etapa es un momento ideal para investigar palabras en el diccionario que pudieran generar dudas en la comprensión de una oración.

 

A través de estas etapas el lector va creando una imagen del texto y extrayendo los contenidos más importantes. Esta forma de lectura en etapas, con objetivos concretos según se vaya avanzando, permite huir de la mera repetición o memorización para detenerse más en la observación y en el análisis del contenido, que es lo que permite tener una buena comprensión final del mismo.

Enseñar a los más pequeños a trabajar de esta forma escalonada con una lectura desde niveles tempranos, puede permitir a los mismos un avance más rápido y un acceso más directo a la comprensión de lo que se lee, sin duda algo de vital importancia para el resto del camino que como estudiantes aún les espera.

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Gracias por compartir este artículo. Estoy realizando una Unidad Didáctica para unas actividades de comprensión lectora y me ha venido muy bien. Claro y sencillo.

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *