Aprendizaje colaborativo en clase: claves y estrategias

El trabajo colaborativo es una estrategia educativa que contribuye a despertar el deseo de los estudiantes por aprender. Se fundamenta en que los niños despiertan su motivación aprendiendo temas propuestos por sus docentes e interactuando con los integrantes del grupo de estudio. Además, durante su práctica se construye conocimiento al contrastar y diferenciar los propios puntos de vistas con los otros. Las técnicas de aprendizaje colaborativo son las que aseguran este conocimiento y aprendizaje durante el proceso.

El trabajo en grupo no solo ayuda a los estudiantes a aprender mejor el material del curso, sino que además brinda oportunidades para desarrollar habilidades adicionales. Por ejemplo, mientras trabajan en grupo, los estudiantes deben aprovechar las fortalezas de cada miembro del mismo, administrar el tiempo, abordar las necesidades de administrar el tiempo, dividir un proyecto en tareas pequeñas y saber asignarlas, resolver conflictos, colaborar y saber llegar a acuerdos…En definitiva, un montón de beneficios que no solo les servirán para aprender a trabajar en grupo, sino también para involucrarse y saber moverse mejor en futuros estudios y trabajos profesionales.

 

trabajo y aprendizaje colaborativo

 

Las técnicas son variadas y no hay una mejor que otra, simplemente debe adaptarse al tipo de materia que se esté impartiendo. Se utiliza para enseñar otro idioma, para aprender acerca de la tecnología, para profundizar la geografía o aprender las matemáticas… No importa lo que desees enseñar, pues siempre hay una técnica de aprendizaje colaborativo ideal para cada caso.

En este artículo se exponen las técnicas de aprendizaje colaborativo más utilizadas en el aula. ¡Descúbrelas!

 

Técnicas para aplicar el aprendizaje colaborativo en clase

 

  • La redacción

Se presenta como una de las principales técnicas a la hora de un aprendizaje colaborativo de materias teóricas, como puede ser de historia, geografía o literatura, aunque no hay límites. A través del resumen de un tema de interés se puede aportar los diferentes pensamientos de cada alumno, al estilo de las investigaciones científicas en las que se escribe el aporte de cada autor.

 

  • El diálogo o el debate

Es otra forma de exponer ideas y entrelazar opiniones que puede realizarse en clase. Resulta ideal para hablar temas controversiales de la vida social como la sexualidad, las guerras, la violencia de género, las decisiones políticas o los valores, entre otros.

 

  • Celdas de preguntas

Esta técnica se utiliza para reflexionar activamente en los contenidos de un tema. En las celdas de preguntas los estudiantes participan formulando preguntas para la evaluación y diseñando formatos para presentar dichas preguntas. Las materias de ciencia resultan muy beneficiadas con esta estrategia.

 

  • Juego de roles

En el juego de roles los alumnos deben sentir empatía por sus personajes, aprender de ellos y hacerse ciertas preguntas acerca de su comportamiento. Puede utilizarse para aprender un idioma nuevo, para aprender más acerca de personajes importantes de la historia o para comprender las profesiones y oficios.

 

  • Gamificación

La gamificación como propuesta de actividad educativa colaborativa puede darse de dos formas, en el mundo físico y en el mundo virtual, y ambas pueden llevarse a cabo en el aula o fuera de ella. Esta estrategia promueve la relación social y rompe el hielo de los más tímidos, así como entre personas que no se conocen favoreciendo el aprendizaje y la participación.

 

aprendizaje colaborativo

 

  • Juegos de tarjetas

Con esta actividad se busca dar una serie de respuestas a preguntas que están previamente formuladas en las tarjetas. Para contestar se requiere la contribución activa y creativa de los participantes, quienes pueden agruparse en subgrupos.

 

Pero estas son solo algunas técnicas que puedes aplicar en clase, porque lo cierto es que la creatividad no tiene límites. Cuando un grupo de dos o más estudiantes trabajan juntos para completar una actividad, discutir una pregunta o colaborar en una tarea, lo llamamos aprendizaje colaborativo. La consecuencia prevista de realizar tareas en grupo es ayudar a los estudiantes a aprender las complejidades de resolver un problema y promover un aprendizaje más profundo a través de la acción. Así que… ¿qué más necesitamos para empezar? ¡Enseñemos a los más pequeños a trabajar y a aprender de forma colaborativa y efectiva!




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *