Qué son las rutinas de pensamiento y para qué sirven

Las rutinas de pensamiento implementadas en la educación permiten a los alumnos adquirir las habilidades necesarias para enfrentar los retos de transformación que se requiere en la sociedad de hoy día. Por eso, en este artículo, queremos aportar información que ayude a definir qué son las rutinas de pensamiento y para qué sirven exactamente, aportando también algunos ejemplos sobre cómo enseñar esta práctica.

 

Qué son las rutinas de pensamiento

Las rutinas de pensamiento consisten en unas estructuras mentales que se establecen para iniciar, gestionar, discutir y descubrir modelos de conducta que utiliza la gente cada día para generar sus pensamientos, reflexionar sobre ellos y hacer transformaciones positivas en su entorno a partir de ellos. Estas rutinas de pensamiento resultan ser ejercicios prácticos que logran orientar el pensamiento de los estudiantes a discusiones provechosas para su aprendizaje individual y colectivo, por eso es algo muy a tener en cuenta en las escuelas. La práctica frecuente de este tipo de pensamiento acaba convirtiéndose en un hábito provechoso para operar el conocimiento, por lo que siempre es positivo.

 

rutinas-pensamiento-niños

 

Podría decirse que las rutinas de pensamiento son prácticas que ayudan a “aprender a aprender” y “aprender a pensar”, algo sin duda valioso para el aprendizaje escolar.

 

Para qué sirven las rutinas de pensamiento

Las rutinas de pensamiento contribuyen a dejar expuestas y visibles las formas de pensamiento, así que de alguna manera sirven para crear consciencia de la conducta y organizarla y dominarla de acuerdo a patrones de pensamientos más productivos. Las formas de pensamiento son algo que heredamos de generación en generación y que transmitimos como parte del conocimiento acumulado. Es un conocimiento complejo que se adapta, pero a la vez que se transforma creando nuevas ideas y realidades. El resultado de la práctica de las rutinas de pensamiento es en realidad toda esa sabiduría que acumulamos con el paso del tiempo.

Estas rutinas de pensamiento son muy útiles, porque nos ayudan a resolver situaciones problemáticas complejas gracias a los saberes acumulados. De esta forma se van creando estrategias de pensamiento útiles para la transformación personal y del entorno, construyendo cada vez más un pensamiento autónomo.

Cómo enseñar las rutinas de pensamiento

Para producir rutinas de pensamiento es necesario que los alumnos en particular, y las personas en general, desarrollen las competencias necesarias para tal fin. No se trata de enseñar conocimientos teóricos, los cuales son necesarios pero no suficientes, sino que se trata más bien de “aprender haciendo” para que exista la oportunidad de equivocarse y de aprender de los errores.

En este sentido se han ideado formas tan interesantes para crear rutinas de pensamiento, a través del juego y del desarrollo de actividades, como las siguientes:

 

  • El juego de hacer preguntas invita al pensamiento crítico a actuar, por lo que es una forma de activar la consciencia al buscar respuestas. A la hora de dar respuestas a las preguntas podemos aprender de los “6 sombreros de pensar” de Edward de Bono, quien de una forma metafórica invita a las personas a cambiar su forma predominante de pensamiento a la hora de buscar soluciones para los problemas. Pensar desde 6 ángulos diferentes ayuda a crear empatía con las otras personas y a darse cuenta del lugar que ocupa nuestro propio pensamiento.

 

pautas-rutinas-pensamiento

 

  • El juego de “Veo, pienso y me pregunto” también es otra forma divertida de enseñar a los niños a estructurar sus pensamientos. A través de tarjetas con imágenes se les muestra a los alumnos una situación y se les motiva a decir qué ven, qué piensan y qué se preguntan. Es importante que los alumnos empiecen las frases en ese orden: yo veo…, yo pienso…, yo me pregunto…

 

Los juegos son formas sencillas pero muy efectivas de trabajar, y particularmente útiles para crear pensamientos críticos y hacer de todo ello una rutina de reflexión positiva.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *