Qué son las estrategias didácticas y cómo usarlas

Ser maestro en el mundo de la enseñanza básica significa utilizar estrategias adecuadas y escribir y preparar cientos y cientos de planes de lecciones. Cualquiera que sea la estrategia de enseñanza que se elija (lo que no solo dependerá del maestro sino también de su centro escolar e incluso de su ciudad o distrito), no se puede negar el hecho de que debe hacerse y debe hacerse bien. Pero esto no siempre es fácil, ya que ser capaz de planificar de manera efectiva una lección (pensarla, organizarla, redactarla, escribirla…) es una habilidad fundamental que debe desarrollarse.

 

estrategias-maestros

 

Para conseguir esto se necesita algo de tiempo y mucha práctica, y una de las primeras estrategias de enseñanza para mejorar las habilidades de escritura  y la realización de un plan de lección es poder poner en palabras lo que desea que logren los alumnos. Una vez que consigamos hacer esto, será mucho más fácil llegar a nuestro objetivo principal, que no es otro que el desarrollo y avance académico de los alumnos.

En este sentido, las estrategias didácticas son un conjunto de herramientas que se emplean para alcanzar esos objetivos de aprendizaje propuestos por el docente o por la comunidad educativa. A la hora de elegir una estrategia didáctica es recomendable que se conozca su componente teórico para el desarrollo de competencias y se indague también sobre las mejores prácticas para conseguir resultados óptimos en los alumnos.

 

Qué son las estrategias didácticas

Las estrategias didácticas son aquellos procedimientos organizados con directrices claras para alcanzar los objetivos de aprendizaje estimados. Las estrategias se plantean para ser utilizadas a largo plazo, lo que puede ser durante todo el plan de estudios o durante la asignatura propuesta.

Puede que no se vean resultados inmediatos con la implementación de la estrategia debido a la curva de aprendizaje por la que tendrá que pasar el docente para aprender a implementarla, por lo que es importante tener paciencia en este sentido. Lo importante es que se recoja todo lo aprendido y que se aplique una segunda vez, lo que favorecerá un progresivo grado de mejora continua.

De la implementación de las estrategias didácticas se desprenderán las técnicas, actividades y recursos que deberán utilizarse para apoyar el sistema de estrategia seleccionado.

 

Cómo usar las estrategias didácticas

Es fundamental que una estrategia sea utilizada como eje didáctico central, aunque puedan utilizarse también técnicas diversas que contribuyan al variado estilo de aprendizaje de los alumnos. Esta estrategia debe formar parte de una estrategia metodológica más amplia, es decir, que parta de unos principios pedagógicos de formación y bien consensuados entre los posibles agentes implicados. Por ejemplo, las estrategias didácticas para favorecer el desarrollo de habilidades blandas como la creatividad, el pensamiento crítico, la organización y la autorreflexión, pueden ser algunas como las siguientes:

 

  • Resolución de ejercicios y problemas, para aplicar lo aprendido o reforzar el conocimiento previo.
  • Lección magistral, cuando el alto dominio del tema por parte del docente pudiera motivar aún más el aprendizaje.
  • Estudios de casos, para hacer análisis de los problemas y replicar las soluciones.
  • Realización de un proyecto, ideal para ayudar a otros a asumir responsabilidades y crear entregables en los que se deban resolver problemas o realizar actividades.

 

estrategias-didácticas-maestros

 

  • Contrato de aprendizaje, para obligar a cumplir acuerdos con uno mismo y con los demás.
  • Aprendizaje basado en problemas, donde el alumno es protagonista de su propio aprendizaje. Esto hace énfasis en el descubrimiento del problema más que en la resolución del mismo.
  • Aprendizaje colaborativo, es un enfoque donde el aprendizaje recae principalmente sobre el alumno. Para que tenga éxito se requiere un alto nivel de conocimiento por parte de los alumnos, y es una estrategia ideal para construir nuevos conocimientos en los que el docente pasa a ser un alumno más.
  • Aprendizaje cooperativo, en este caso es el docente el que diseña las formas de participación de los alumnos. Esto incentiva la responsabilidad y el logro de objetivos comunes.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

4 Comentarios

  1. Este tipo de publicaciones, nos sirve de muchona los maestros. Gracias

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *