Estrategias para llegar a estudiantes desconectados en el aula

Cada vez parece aumentar más el desinterés de los alumnos por asistir al aula y por aprender y estudiar de forma seria y concentrada, aunque sin duda, y como hemos comentado en alguna ocasión, las clases tradicionales aún existentes pueden tener gran parte de culpa.

Horas interminables de teoría dirigidas a aprendizajes pasivos hacen que los estudiantes cada vez se muestren más disconformes y desmotivados, y mucho más proclives a otras formas de acceder a la información y al entretenimiento, como ofrecen las nuevas tecnologías.  Esta nueva realidad hace que los estudiantes en su mayoría se sientan más atraídos por aprendizajes de tipo informal, mucho más rápidos y dinámicos, que no siempre contribuyen a su formación pero sí a su entretenimiento o posible interés. Y esto debería hacer que los adultos nos replanteásemos las formas de enseñanza y la necesidad o no de prohibir la presencia de las nuevas tecnologías en el aula, entre otras cosas.

 aplicar-tecnologías-aula

 

 

La realidad del alumnado “nativo digital”

Ignorar a las nuevas tecnologías no puede ser una opción hoy en día en la enseñanza, pues existe ya en las aulas toda una generación entera de alumnos que han nacido y crecido bajo la influencia de ordenadores, dispositivos móviles y redes sociales, que es la llamada “Generación Z”. Por esa misma razón los debates sobre la idoneidad de las nuevas tecnologías en la educación deberían estar superados y bien analizadas las formas en las que debería incorporarse al aprendizaje de cada día, y sin embargo no lo están. Son muchas dudas las que siguen existiendo, motivadas en gran parte por la falta de información y de recursos, pero existen formas de hacer que la tecnología esté presente en el aula sin demasiado esfuerzo con el fin de conseguir una actualización de los métodos didácticos y un mayor interés por parte de los alumnos. Pero, ¿cómo? Atraer en el aula en nuestros días a estudiantes desmotivados que son puros nativos digitales es más sencillo de lo que pueda parecer y no solo depende de la tecnología, pero sí de la creatividad.

¡Descubre algunas estrategias de docentes expertos en el mundo digital aplicado a la enseñanza que hemos recopilado en este artículo!

 

  • Integrar la tecnología en el aula

Lo prohibido seduce, por lo que no es una buena estrategia prohibir la tecnología en el aula. La recomendación es acercar la tecnología al aula y orientar al alumno en torno a cómo aprovecharla positivamente. Esto se puede hacer orientando sobre fuentes confiables, sobre distintas maneras de hacer búsquedas de información inteligente, explicando la importancia de buscar fuentes confiables y de citar siempre y correctamente las fuentes, hablando sobre juegos tecnológicos didácticos que pueden ser parte de un aprendizaje activo…etc. Pero ojo, que no solo de tecnología vive el hombre, por lo que buscar un aprendizaje más actual no implica renunciar a otro tipo de estrategias como las que seguiremos viendo a continuación.

 

  • Integrar el juego y la risa en las actividades

Se ha demostrado que el alumno aprende más y más rápidamente cuanto más positiva sea su experiencia educativa, o lo que es lo mismo, cuanto más feliz y amena le resulte. Si el alumno está abierto al aprendizaje será el primer colaborador en su propia formación y viceversa. En este sentido, juegos sencillos o dinámicas que impliquen ejercicio físico como integrar una pelota en las actividades del aula para elegir participantes o grupos al azar, es algo que ya viene haciéndose con mucho éxito y que puede complementar el uso más pasivo de las nuevas tecnologías. Incentivar la competencia sana y el ganar puntos extras por responder preguntas es otra actividad lúdica que puede impactar positivamente.

 

  • Conectar los intereses del alumno con los programas educativos

Es importante que el profesor esté actualizado sobre los intereses de los jóvenes, como por ejemplo en torno a actores o artistas de moda, a corrientes culturales actuales, al youtuber más famoso, al cantante que más discos vende, a la problemática social más alarmante de la sociedad en la que se vive, etc. Lo importante es que el alumno se dé cuenta de que el profesor se preocupa por ellos y que conoce sus intereses y realidades. Para conseguirlo se pueden buscar ensayos, obras de teatro para representar en clase, realizar un debate o cualquier otra dinámica que relacione los intereses con los temas principales de los programas educativos.

 

  • Otras dinámicas de movimiento

Algunos alumnos necesitan hacer pausas para no sentir demasiado cansancio y aburrimiento, así que si no quieres tener estudiantes “desconectaos” en el aula dales la oportunidad de poder desconectar de verdad, de permitir que se estiren y se muevan. Se pueden hacer dinámicas en grupos donde tengan que moverse de su lugar, por ejemplo, y de paso aprender otras cosas como los beneficios del ejercicio o del trabajo en grupo.

 

tecnología-aula

 

Estas son algunas estrategias que puedes llevar a cabo para procurar poner fin a la desmotivación de los estudiantes, pero las posibilidades son casi infinitas y nadie mejor que el propio docente para conocer a sus alumnos y motivarlos en consecuencia. Y si necesitas más ideas, no te pierdas nuestra página de “Juegos para niños”, en la que encontrarás multitud de dinámicas y estrategias originales para el aula y para cada momento y ocasión.

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *