Los perros mejoran la vida en las escuelas

Los beneficios para la salud que puede tener para las personas el estar en compañía de un perro y disfrutar de él no son un secreto pero nadie, ni tampoco algo nuevo. Sin embargo, lo que sí es reciente son las afirmaciones que existen sobre los beneficios que los perros podrían tener con respecto a las habilidades cognitivas de los niños, tales como la memoria, la percepción, la atención o el lenguaje, procedentes de espacios como la Universidad de Navarra, que en conjunto con la llamada asociación “Biak Bat” ya ha puesto en marcha algunos proyectos escolares de este tipo con excelentes resultados.

Por eso, y para poder comprenderlo mejor, queremos hablaros en este artículo de los posibles beneficios de tener perros para los más pequeños y, de forma más concreta, sobre cómo la presencia de los mismos en el aula podría beneficiar a los alumnos y a sus habilidades cognitivas.

 

Perros sociables para terapias infantiles

Existe un tipo de perros llamado “perros de terapia” o “perros guía”, cuyo concepto está relacionado con razas consideradas altamente sociables, como podría ser el Golden Retriever, un perro ideal para los niños. Por eso, cuando de enseñar y de hacer terapias con niños se trata, es muy importante el hecho de elegir cuidadosamente a los perros que vayan a participar en ellas, buscando siempre la opinión de profesionales como la del veterinario, por supuesto. Y es que es necesario que el perro haya sido iniciado en la socialización desde cachorro para que su función en posibles terapias, especialmente con niños, pueda ser mucho más efectiva y positiva.

 

perros-aprendizaje-aula

 

Si, además, uno puede asegurarse también de que durante las primeras 12 semanas de vida el perro a elegir tuvo suficiente contacto y atención por parte de su madre, sin duda esto ayudará a que el perro tenga más fácil el desarrollar empatía hacia otros seres vivos, incluidos los seres humanos.

 

 

Beneficios de los perros de terapia en el aula

Hoy sabemos, además, que los beneficios que los perros pueden aportar a diferentes tipos de terapias pueden adquirirse también en el aula, si es que algún día, o para la realización de las mismas, se permitiera la entrada de los perros en las escuelas.

¿Quieres conocer todas las cosas positivas que tendría poder hacer diferentes dinámicas con perros en el aula?

 

  • Ayudar a los niños a superar traumas

Los perros ayudan a disminuir el estrés de los niños que pasan por algún trauma o que viven con estrés su día a día en el aula o en casa por diferentes razones. Tengamos presente que los niños pueden estresarse fácilmente por situaciones cotidianas como una simple mudanza, la despedida de un amigo, la muerte de una mascota, la separación de los padres o muchas otras razones. Es cierto que contra las contrariedades de la vida no podemos luchar y los niños, como los demás, deben pasar por ellas, pero deberíamos considerar el hecho de que la simple presencia de un perro en clase podría ayudar aliviar muchas de ellas.

 

  • Disminuir la ansiedad de los niños autistas

Uno de los síntomas de los niños autistas es el estrés, que les puede producir situaciones tan habituales para los demás como el estar en sociedad. En este sentido, cabe destacar que la forma de sociabilizar de un animal es diferente a la forma en que lo hacen las personas, por eso también (y por regla general) es mucho menos intimidante para niños que sufren este problema. Un perro sociable les permite liberar el estrés generado logrando desarrollar mejor sus habilidades sociales a un mismo tiempo y disminuyendo también su ansiedad y su angustia.

 

  • Desarrollar el valor de la responsabilidad

Si dentro del programa de una clase se estableciera el cuidado de una mascota por parte de los niños, como ya se aplica en muchas escuelas del mundo, se podría lograr con ello el inculcar a los más pequeños el sentimiento y el valor de la responsabilidad y de lo importante que es el cuidado de un ser vivo sin que esto signifique una difícil tarea o una carga más para los padres cada día. Estos programas pueden establecerse a través del cuidado de perros durante un fin de semana, lo que iría sucediendo un fin de semana en casa de cada niño siempre con la debida supervisión. Esta forma de trabajar, que también podría reducirse a simples talleres en el aula, podría ser algo que sirviera para enseñar muchos valores a los niños, así como para permitir a los perros de acogida abandonados (y debidamente cuidados) el entrar en contacto de nuevo con otros seres vivos.

Este tipo de actividades permitirían que todos los niños pudieran relacionarse por igual con los animales desde pequeñitos, al margen de que unos tengan mascotas en casa o no, y permitiría también aprender a ser personas más sensibles y tolerantes de forma muy divertida, así como vencer el miedo que determinados niños pequeños sienten al ver un perro por el hecho de considerarlo algo bastante desconocido o luchar contra el acoso escolar.

 

perros-ayuda-niños

 

  • Promover el amor por el género animal

El reconocimiento y respeto por el género animal comienza desarrollando en el niño el sentimiento de la empatía por los animales. Y no hay un mejor lugar para esto que la escuela, donde el maestro puede explicar a los alumnos cosas como sus necesidades de afecto, sus beneficios para el ser humano, la necesidad de su cuidado, etc. Los beneficios están garantizados… ¿Ya se ha probado algo así en tu escuela?

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *