Estrategias para afrontar problemas de indisciplina en el aula

La indisciplina en el aula es la ausencia de un comportamiento “normal”, es decir, del esperado por una mayoría de docentes dentro del salón de clases. Los problemas de indisciplina pueden deberse tanto a situaciones relacionadas con el alumno, como a la relación del profesor hacia sus estudiantes o viceversa, o a la selección de estrategias equivocadas por parte del profesor dentro del aula. Sea cual sea el caso, es necesario elegir la estrategia adecuada para afrontar los problemas que se presenten y poder mantener la disciplina en el aula.

 

Pasos a seguir para solucionar la indisciplina en clase

 

  • Conoce mejor a los estudiantes

Cuando la conducta de los alumnos (o de alguno de ellos) es muy distinta al promedio de los estudiantes del aula, es importante saber el origen de dicha actitud conociendo mejor la realidad de cada  estudiante. Presencia de estudiantes hiperactivos, con déficit de atención, con conducta agresiva en el aula, con un gran número de inasistencias, con afán por romper las reglas…son todas situaciones que pueden alterar el control de la clase y que precisan de una mayor investigación también fuera del aula.

 

  • Planifica cada una de tus clases

La falta de planificación de una clase es otra causa posible de la indisciplina en un aula. Un profesor que decida empezar la clase improvisando es un profesor que deja al azar el éxito de su clase y al cual, muy probablemente, costará tomar en serio. Lo recomendable es que las clases se planifiquen con actividades diversas que eviten el aburrimiento y que tengan en cuenta las diferentes personalidades de los alumnos.

 

  • Incentiva los sentimientos positivos

Es importante motivar y ayudar a todos los alumnos con dificultades, procurando también levantar la autoestima de los mismos para que puedan sentirse merecedores de aprender y no caigan en las emociones negativas. Los estudiantes que tengan una baja autoestima se desmotivarán más fácilmente y tenderán a permanecer ausentes durante la clase.

 

  • No amenaces ni pongas castigos innecesarios

Las amenazas y los castigos no son buenas estrategias para atajar los problemas de conducta ni para crear una verdadera disciplina. En cambio, el amor, la compresión y el estímulo positivo sí que lo son, por lo que si establecemos normas que incluyan este tipo de estímulos positivos estaremos en el camino correcto. No olvides nunca que las amenazas suelen hacer a los alumnos “rebeldes” más rebeldes aún y desafiantes, y alejarles más de su relación con la enseñanza.

 

  • Evita las preferencias por un grupo de estudiantes

Las preferencias por un grupo de estudiantes y los estereotipos en el aula producen emociones negativas que pueden terminar derivando en molestias hacia el profesor o faltas de respeto. Es una buena idea el mantener un contacto visual con todos los alumnos para captar la atención, caminar de un lado del aula al otro y/o tener en cuenta la opinión de todos los estudiantes por igual. Otras ideas como hacer preguntas directas a los estudiantes de vez en cuando, ayudará a que todos estén atentos a la clase.

 

 

estrategias-disciplina-aula

 

 

  • No hagas comparaciones

Evita hacer comparaciones entre los estudiantes y entre los distintos grupos de clase de cada año escolar, pues esto solo crea resentimiento, hostilidad e indiferencia por parte de los alumnos más hiperactivos. En el caso de los alumnos más disciplinados, generará probables sentimientos de  desmotivación y tristeza que igualmente generan problemas en cuanto a la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

  • Realiza actividades según cada personalidad

Es una buena idea el organizar actividades distintas para cada tipo de alumno. Por ejemplo, los más extrovertidos se sentirán bien en grupos dando discursos y participando, pero puede que los más introvertidos prefieran actividades individuales o hacer trabajos escritos. Equilibra todo lo que sucede en clase con actividades ideadas para que todos puedan actuar de forma natural y hacer que se sientan alumnos útiles y  plenamente insertados en su aula.

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *