Teoría del desarrollo cognitivo social de Vygotsky

La teoría de Vygotsky sobre el desarrollo cognitivo social es complementaria de la teoría del aprendizaje social de Bandura, y su principal empuje temático es que la interacción social juega un papel fundamental en el desarrollo de la cognición. La mayor parte del trabajo original de esta teoría se realizó en el contexto del aprendizaje de idiomas en niños.

Un concepto importante en la teoría de Vygotsky es que el potencial para el desarrollo cognitivo se limita a un cierto lapso de tiempo que él llamó “zona de desarrollo proximal”, la cual definió en cuatro etapas de aprendizaje. Dichas etapas varían entre el límite inferior de lo que el estudiante sabe y los límites superiores en torno al potencial del estudiante para lograr cosas.

Otro aspecto notable de la teoría de Vygotsky es que afirma que la instrucción es más eficiente cuando los estudiantes se involucran en actividades dentro de un entorno de aprendizaje de apoyo, y cuando reciben una orientación adecuada a través de diferentes herramientas. Estas herramientas de instrucción pueden definirse como “estrategias cognitivas”, y pueden hacer referencia a mentores, compañeros, ordenadores, materiales impresos o cualquier instrumento que proporcione información para el alumno. Su función es organizar un apoyo dinámico para ayudar a los estudiantes a completar una tarea, y luego retirar sistemáticamente este apoyo a medida que el aprendiz se mueva hacia niveles más altos de confianza.

La teoría de Vygostky sobre el desarrollo cognitivo social, en definitiva, sostiene que la interacción social desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la cognición. La instrucción se puede hacer más eficiente cuando los estudiantes se involucran en actividades dentro de un entorno de apoyo y reciben orientación mediada con las herramientas apropiadas.

 

teoría de Vygotsky

 

Otras teorías de aprendizaje que deberías conocer

 

  • La Teoría de las condiciones de aprendizaje de Gagné se basa en una jerarquía de habilidades intelectuales organizadas según la complejidad. Esta teoría se puede utilizar para identificar los requisitos previos necesarios a la hora de facilitar el aprendizaje en cada nivel. La instrucción se puede hacer más eficiente siguiendo una secuencia de nueve pasos de instrucción, definidos por las habilidades intelectuales que el alumno debe aprender para la tarea específica en cuestión.
  • La Teoría constructivista de Bruner afirma que el aprendizaje es un proceso activo en el que los alumnos construyen nuevas ideas basadas en su conocimiento actual. La instrucción se puede hacer más eficiente al proporcionar una secuencia cuidadosa de los materiales, para que los alumnos puedan aprovechar lo que ya saben e ir más allá de la información que se les ha brindado, lo que les permitirá descubrir los principios clave por sí mismos.
  • La Teoría del aprendizaje social de Bandura enfatiza la importancia de observar y modelar los comportamientos y actitudes de los demás. La instrucción se puede hacer más eficiente para los alumnos al modelar los comportamientos deseados y al proporcionarles situaciones que les permitan usar o practicar dichos comportamientos.
  • La Teoría minimalista de Carroll recomienda que los profesores, y todas aquellas personas encargadas de elaborar las temáticas de un curso, minimicen los materiales de instrucción, pues obstruyen el aprendizaje llevado a cabo por el alumno. La formación y el aprendizaje, en conclusión, se pueden hacer de una forma más eficiente y productiva.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *