Cómo hacer un disfraz de galleta de jengibre

Uno de los símbolos más famosos de la Navidad es esa figurita, a menudo representada como una galletita con forma de muñeco y cara tierna y feliz, llamada galleta u “hombre de jengibre”. Las galletas de jengibre suelen encantar a los niños, no solo porque a veces tienen mucho glaseado y toppings dulces decorativos, sino porque también resultan muy divertidas. Por eso hacer un disfraz de muñeco de jengibre puede ser una idea fantástica para lucir estas fiestas.

 

disfraz galleta jengibre

 

¡Convierte a tu peque en una linda galleta navideña este diciembre!

 

Cómo hacer un disfraz de galleta de jengibre casero

 

Cosas que necesitarás

  • Fieltro de color marrón.
  • Tiza especial para costuras.
  • Tijeras, a poder ser que permitan el corte en zig-zag y curvo.
  • Hilo y máquina de coser.
  • Gancho o traba.
  • Espuma o algodón y botones de colores.
  • Pintura de tela en blanco, rojo o cualquier otro color que desees.

 

Pasos para realizarlo

  • Acuesta al niño o a la persona que vaya a usar el disfraz sobre un gran tozo de fieltro. Haz que extienda sus brazos de forma recta hacia los lados. A continuación, dibuja dos veces cada parte del contorno de su cuerpo de la cabeza a los pies con una tiza que pueda ser visible en el fieltro.
  • Rellena cualquier espacio que pueda quedar en el contorno con la tiza y agrega unos 7’5 centímetros a cada una de las medidas para que haya un sobrante de tela a la hora de coser. Esto será especialmente importante alrededor de la cabeza, pues debería verse bastante grande, al estilo de la parte superior de una galleta de jengibre. Recorta a continuación todos los contornos en el fieltro de color marrón y únelos con su igual.

 

disfraz hombre jengibre

 

  • Deja una abertura en las piezas de la cabeza lo suficientemente grande como para que el niño pueda meter la suya sin problemas. Cose las dos piezas juntas y gira el disfraz del lado derecho después de coser para que las costuras queden en el lado de dentro. No te olvides de hacer las aberturas de los ojos, la boca y la nariz para que el niño no tenga problemas y pueda sentirse cómodo.
  • Ahora haz lo mismo con el trozo del cuerpo y coloca una especie de gancho o traba a ambos lados de la abertura para poder mantener el disfraz cerrado una vez que el niño esté dentro. Ten en cuenta que el disfraz, si queremos que permita el movimiento, no podrá tapar los pies, así que haz el corte a la altura de los tobillos y completa con unos zapatos marrones. También, si deseas un diseño más sencillo, haz que el trozo del tronco sea recto y cubra hasta las rodillas, y luego completa con unas medias o leotardos en tono marrón o bien ciérralo pro abajo si es para un bebé.
  • Agrega diseños a la galleta de jengibre en el disfraz para que se vea como una auténtica galleta navideña. Puedes hacerlos tan simples o tan elaborados como desees. Por ejemplo, un clásico es hacer una línea blanca alrededor de los bordes del disfraz con espuma o algodón y poner grandes botones de colores en el centro para simular caramelos de distintos sabores. También puedes agregar pompones u otros adornos para dotar de diferentes texturas y de mucha originalidad al resultado final.

 

disfraz galleta jengibre

 

  • Recuerda que siempre puede haber otros estilos, como este tan sencillo hecho con un vestido de tirantes en tonos marrón. ¿Por cuál te decantas para estas fiestas?

 

disfraz galleta navidad

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *