Qué es la contaminación

Algunas de las cosas que hacemos en la vida, causan, lamentablemente, mucho daño al planeta. Por ejemplo, cuando ensuciamos el agua, el suelo, el aire…Cuando esa suciedad crece mucho y se vuelve muy abundante y notable, hablamos de contaminación.

Pero, ¿qué es la contaminación y qué consecuencias tiene? Los seres humanos obtenemos el oxígeno que necesitamos para respirar del aire, pero ese aire, cuando está sucio, contiene elementos denominados “contaminantes” que pueden ser dañinos para la salud y para el medio ambiente. Y, ¿cómo tiene lugar la contaminación? La contaminación se produce cuando determinados actos terminan, como veíamos, ensuciando la naturaleza (surge algo en el medio ambiente que es perjudicial o incluso venenoso para los seres vivos), por eso son diferentes ambientes (la tierra, el agua, el aire…) los que pueden verse afectados por este fenómeno. Por ejemplo, el humo o el polvo en suspensión en el aire, es un tipo de contaminación y puede ser perjudicial para nuestros pulmones y/o producir alergias.

 

Tipos de contaminación

Existen distintos tipos de contaminación: la contaminación del aire, la contaminación del agua, la contaminación acústica…Lee ahora detenidamente dos de los ejemplos más importantes:

 

  • Contaminación del aire. Los camiones, los automóviles, los autobuses, los atascos…provocan emisiones de gases tóxicos a través de los tubos de escape, que son liberados al aire. Este tipo de contaminación del aire es muy perjudicial e incide enormemente en el calentamiento global. En consecuencia, la contaminación del aire puede derivar en un aumento de las temperaturas, en lluvias irregulares o en sequías en todo el mundo, dificultando con ello la supervivencia de los organismos vivos.

 

CONTAMINACIÓN-CONSECUENCIAS

 

  • Contaminación del agua. El agua puede contaminarse de muchas formas: con limpiadores, pinturas, productos químicos…y es una contaminación muy peligrosa, porque además de estropear el medio ambiente puede generar peligros adicionales para la salud, incluyendo el agua que bebemos. La contaminación del agua, por tanto, se debe a la presencia de materiales nocivos en ella, que también pueden proceder de aguas residuales, de metales disueltos, de desechos de granjas, de fábricas, de petroleros… Las tres sustancias principales que contaminan el agua son los nitratos de los fertilizantes, las aguas residuales (contienen gérmenes y virus) y los detergentes, aunque en la actualidad también se ha vuelto muy importante la cantidad de toallitas que son utilizadas para la higiene y son tiradas al váter. No debemos olvidar también que los vertidos químicos y residuales en los océanos pueden provocar la muerte de muchas especies marinas, lo que también afecta de forma directa a los seres humanos (por ejemplo, cuando comemos pescado).

 

 

Efectos de la contaminación

Afortunadamente, a medida que crece la contaminación, también crecen las formas de combatirla. La energía solar y la energía eólica brindan a las personas otras formas de alimentar sus hogares de una forma mucho más segura para el medio ambiente. Cuando las personas usan estas formas alternativas de energía, liberan menos dióxido de carbono al medio ambiente.

Mientras la gente viva en la tierra, no hay forma de detener por completo la contaminación, pero sí que podemos hacer muchas cosas para intentar frenarla y mejorar la calidad del aire, como por ejemplo esas energías renovables que comentamos o reciclar. El plástico, el papel, el vidrio y otros materiales a veces se pueden reciclar o convertir en otra cosa, por lo que siempre debemos buscar un lugar para reciclar algo antes de tirarlo a la basura.

Debemos ser conscientes de que muchas de las actividades que realizamos cada día generan contaminación, y la contaminación ocupa espacio en la tierra. Muchas de las cosas que las personas usan todos los días vienen en paquetes, como los alimentos, los juegos, los útiles escolares, los artículos electrónicos… y estos paquetes terminan en grandes vertederos subterráneos tardando muchísimo tiempo en desaparecer. Estos vertederos, además, hacen que la tierra no sea saludable ni para los animales, ni para las personas, ni para el medio ambiente en general.

 

CONTAMINACIÓN-QUÉ-ES

 

La contaminación causa problemas muy serios a nuestra salud, por lo que es muy importante que nos concienciemos sobre nuestra huella en la tierra y que sepamos todas las cosas que podemos hacer para reducirla y proteger la vida en nuestro planeta. ¡Manos a la obra!

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *