Qué es el coronavirus

Un virus es un microbio diminuto, tanto, que es infinitamente más pequeño que la cosa más minúscula que nuestros ojos consigan ver. Pero estas cosas tan pequeñas y, aparentemente insignificantes, pueden enfermarnos. Para que esto sea posible necesitan entrar dentro de otro ser vivo (el anfitrión) y sobrevivir entrando a través de las células.

Pero, ¿qué es el coronavirus? Seguro que llevas ya un buen tiempo oyendo hablar del “coronavirus”, esa especie de bichito invisible que ha hecho que este año 2020 sea tan raro, ¿a que sí? Pues el coronavirus es una especie de virus de esos pequeñísimos de los que acabamos de hablar, que se ha extendido por todo el mundo. Su nombre coronavirus viene de la palabra latina “corona”, y es que la forma de este virus tan particular se asemeja a las puntas de una corona, como las de los reyes.

 

SARS-COV-2

 

Los coronavirus son una familia de virus que normalmente afectan a los animales y, de manera ocasional (como ha ocurrido este año), pueden pasar también de los animales a los humanos. Y esto es precisamente lo que ha ocurrido con este famoso coronavirus llamado “covid-19”.  Los coronavirus, lamentablemente, pueden causar muchos tipos distintos de enfermedades… ¿sabías que el resfriado común también lo causan los coronavirus? Las enfermedades que comienzan en los animales y finalmente pasan a los humanos se llaman enfermedades “zoonóticas”, y animales como los camellos y las vacas, además de los murciélagos, son responsables de algunas de ellas. Cuando dichas enfermedades se extienden a gran velocidad y a una buena parte del mundo, hablamos de “pandemia”.

 

 

El origen del Covid-19

El virus o coronavirus llamado “Covid-19” del que tanto has oído hablar, se encontró por primera vez en diciembre del año pasado en una ciudad de China llamada Wuhan. Todavía no se sabe mucho sobre cómo surgió ni por qué, pero una de las teorías más utilizadas es la que dice que este virus pasó a las personas desde los murciélagos. El coronavirus, muy habitual en este tipo de animales, saltaría a otro animal (tal vez el pangolín) y desde ahí daría el salto a los humanos finalmente.

En determinadas zonas del mundo, como es el caso de China, existen mercados ambulantes en los que se comercializan con animales salvajes, como el pangolín, y eso ha hecho que una de las teorías del origen de este coronavirus fuera un mercado chino, aunque aún no exista ninguna certeza sobre este dato y tengamos que esperar a tener más información al respecto.

 

COVID-19

 

Afortunadamente hoy en día hay muchas personas, entre ellas científicos como los virólogos o los médicos, que trabajan arduamente para descubrir más detalles sobre el origen de este nuevo virus y su enfermedad (la COVID), así como para averiguar cómo prevenir, controlar y combatir mejor este virus. Por eso son muchos los países que trabajan en la búsqueda de una vacuna, ya que es una de las mejores barreras que existen para proteger a las personas de este tipo de virus. Con suerte, dicha vacuna estará disponible a principios del año 2021 o finales de este mismo 2020, fecha para la que tal vez ya sepamos mucho más sobre el covid.

 

 

Transmisión del coronavirus y síntomas

Los virus enferman a las personas al matar células humanas o hacer que no funcionen correctamente, y lo hacen ingresando en las células mediante una “puerta” especial situada en el exterior de las mismas, y es el caso de este nuevo coronavirus, que también necesita una especie de “llave” para abrir y entrar en nuestras células, y esta llave son esas puntas que tiene en su exterior y que se parecen a las puntas de una corona. Dichas puertas suelen encontrarse en nuestra nariz y en los pulmones, y esto hace que sepamos que este tipo de virus se contagian al toser, estornudar, acercarnos mucho a una persona y captar gotas de su saliva…etc. Estas gotitas de saliva también pueden vivir en superficies durante un tiempo y extenderse cuando alguien las toca con las manos, por eso es tan importante mantener una buena higiene, porque las personas se infectan cuando se tocan la boca, la nariz o los ojos con las manos.

 

GUÍA CORONAVIRUS

 

Una vez dentro de las células, el virus hace muchas copias de sí mismo. Esas copias se desprenden de las células y luego infectan a otras células. Afortunadamente nuestro cuerpo tiene un ejército para combatir gérmenes, virus y bacterias, y ese ejército es nuestro sistema inmunológico. Cuando un virus ingresa en el cuerpo, el sistema inmunológico ataca a ese virus y por eso podemos tener fiebre, dolor de cabeza o secreción nasal cuando estamos enfermos. Unos síntomas muy desagradables que son signos de que nuestro cuerpo está combatiendo el virus. Desgraciadamente, la rapidez con la que un virus puede reproducirse en nuestro cuerpo hace que muchas veces nuestro sistema inmunológico no tenga tiempo de reaccionar adecuadamente y es cuando enfermamos o podemos sentirnos peor.

En cuanto a los síntomas, la mayoría de las personas que se enferman de Covid-19 solo tienen síntomas como tos, fiebre o secreción nasal, pero hay otras que lamentablemente se enferman mucho. Esto es posible que se deba a que el sistema inmunológico de algunas personas no puede luchar lo suficiente o lucha demasiado llegando a dañar las propias células del cuerpo. Por eso es muy importante tener mucha precaución y proteger a aquellas personas que puedan ser más vulnerables, como las personas mayores.

Esto significa que, mientras dure la pandemia y no haya vacuna, deberemos cambiar la forma en que mantenemos contacto con los demás, como con los abuelos, los amigos y familiares, los compañeros del cole…Pero seguro que esto es algo de lo que ya sabes mucho, como también conocerás ya las medidas que podemos ir tomando mientas para frenar al virus, como lavarnos mucho las manos, ponernos el codo en la boca a la hora de toser o estornudar, mantener la distancia social, evitar tocarnos la cara, los ojos y la nariz con las manos o usar mascarilla.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *