Pautas para trabajar el autodominio en niños

Proveer de herramientas de autodominio a los niños es uno de los retos más importantes que tiene todo padre, ya que cuanto antes desarrollen los más pequeños esta habilidad, mejor y más efectiva será.

El autocontrol no es una habilidad innata del ser humano, sino que más bien se aprende con la educación y la experiencia. Y es allí donde los padres adquieren gran importancia, al poder brindarles a sus hijos diversas experiencias de autocontrol.

No se trata de enseñar a reprimir las emociones, sino de que aprendan a canalizarlas de un modo positivo. Las pautas para trabajar el autocontrol emocional ayudarán a los niños a tener mayor control sobre sí mismos, a hablar y a no gritar, a callar cuando sea necesario, a reclamar lo justo sin enfados o a controlar conductas violentas.

 

autodominio niños

 

En este artículo, hemos querido reunir las mejores y más efectivas pautas para trabajar el autocontrol de los niños, excelentes para poner en práctica en cualquier momento.

¡Seguro que conoces ya alguna!

 

Herramientas para trabajar el autocontrol en niños

  • Desde una temprana edad, enséñales sobre las emociones, a distinguirlas unas de otras, a describirlas cuando las sientan y a reflexionar el porqué de cada emoción que sientan. De esta manera, estarán más preparados para reconocer cada emoción cuando aparezca.
  • Los niños aprenden más por imitación que por consejos, así que una buena estrategia es practicar el autocontrol como padres y enseñarles en cada ocasión nuestras propias herramientas.
  • Establece normas y rutinas que les orienten en la consecución de sus actividades diarias. De esta forma, si un niño sabe que antes de jugar debe hacer sus deberes, aprenderá a realizar sus tareas para conseguir sentir el placer de jugar. Además, los límites negociados con los niños les ayudan a saber qué conductas deben controlar y qué esperar cuando se saltan esos límites.
  • Enséñales a visualizar distintas razones de una misma situación. De esta manera, si el niño cambia de pensamiento o sentimiento sobre un hecho, inmediatamente cambiará su comportamiento. Si un niño cree que su compañero le quita un chupete por maldad, por ejemplo, sentirá rabia y frustración, pero si piensa que fue por un descuido y sin intención hará del acto algo más llevadero y sin rencor.
  • Recompensa a tus hijos cada vez que consigan autocontrolarse, ya que para los niños es muy importante que los padres vean el esfuerzo que hacen. Esta es una actitud que les ayudará a reforzar la habilidad que estén aprendiendo.
  • Enséñales variadas técnicas de autocontrol y deja que sean ellos mismos quienes elijan la que sea más efectiva para su caso. Algunas de estas técnicas son: ser conscientes de la respiración y respirar más profundo, caminar después de una rabieta, encerrarse en la habitación hasta calmarse, leer un cuento…, entre otros. Y a los más pequeños puedes enseñarles juegos diseñados para tal fin, como el juego del semáforo, ideal para identificar la emoción de enfurecimiento y la búsqueda de acciones no violentas.

 

pautas autodominio niños

 

  • Cuando no hayan podido controlarse, a pesar de todas las enseñanzas que les hayas dado, no les juzgues. Ayúdales a reflexionar sobre lo negativas que son para ellos las emociones descontroladas y buscad juntos un nuevo plan.

 

Seguir las pautas de autodominio ayudará a los niños, desde una temprana edad, a crear ambientes sociales más amenos, a manejar conflictos, a tomar mejores decisiones… y les dará libertad para planificar metas y acciones, en vez de recurrir a acciones impulsivas.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *