Ideas para fomentar las fortalezas de los más pequeños

La fortaleza personal es un tema que toca la psicología positiva, desde donde se trata de ofrecer herramientas para la superación personal. Cuando se habla de fortalezas personales nos referimos a un conjunto de rasgos o virtudes que se manifiestan de forma constante y espontánea en las personas desde una temprana edad. Son parte de nuestra personalidad y las conforma el conjunto de habilidades innatas, junto con otras habilidades adquiridas a través de la experiencia y de la historia de vida.

 

fomentar fortalezas hijos

 

La psicología positiva trata de enfocarse en los rasgos positivos de un talento o una aptitud y menos en los rasgos negativos o tachables por la sociedad. Por ejemplo, una persona puede estar enfocada constantemente en sí misma y en su crecimiento, y desde una mirada crítica podría juzgarse como una persona egocéntrica y hasta egoísta; sin embargo, desde la psicología positiva se busca reafirmar el carácter positivo de esa misma cualidad, pudiéndose catalogar como una persona con aptitud para la búsqueda constante de la mejora continua. Por otro lado, se busca que las personas no se enfoquen en sus debilidades, al menos que realmente eso impida que se desarrollen sus fortalezas.

De este modo, y de acuerdo con los reconocidos psicólogos Seligman y Peterson, existen 24 fortalezas personales que se pueden clasificar de la siguiente forma:

 

  • Sabiduría y conocimiento: creatividad, curiosidad, apertura mental, perspectiva y sabiduría, amor por el aprendizaje.
  • Coraje: valentía, perseverancia, integridad, entusiasmo.
  • Humanidad: amor, intimidad, bondad, inteligencia social.
  • Justicia: responsabilidad, equidad, liderazgo.
  • Templanza: autocontrol, autorregulación, misericordia, perdón, piedad, humildad, honestidad, prudencia.
  • Trascendencia: apreciación de la excelencia y la belleza, optimismo, esperanza, gratitud, espiritualidad, sentido de propósito, sentido del humor, jovialidad.

 

fortalezas niños

 

Veamos ahora, a continuación, algunos consejos para desarrollarlas en los niños desde una temprana edad.

 

 

Consejos para fomentar las fortalezas de tus hijos

 

  • Ante todo, ten en cuenta que no todas las fortalezas serán parte de un mismo niño y no todos los niños manifestarán igual interés en todas ellas. Por ejemplo, un niño tímido puede ser empujado por sus padres a comportarse como su amigo más extrovertido de la clase, pero un padre puede desconocer que este niño, gracias a su timidez, podría desarrollar la “fortaleza de prudencia” mejor que nadie. Entonces, no se trata de que los padres escojan las fortalezas que ellos desean para sus hijos, sino que se trata de observar a los niños tal y como son y ayudarles a desarrollar las fortalezas más adecuadas conforme a su carácter y deseos.

 

  • Cuando los niños manifiestan rasgos intensos de fortalezas, como curiosidad, creatividad, buen juicio, perspectiva y/o amor por el aprendizaje, es porque se inclinan hacia habilidades del conocimiento. Este tipo de fortalezas se potencian con el ofrecimiento de distintos modos de aprendizaje, que dependerán de cada niño. Por ejemplo, puedes incentivarles a poner en práctica lo aprendido y dejarles que exploren actividades nuevas como la jardinería o las manualidades, entre otras.

 

  • En aquellos casos donde los niños manifiesten fortalezas de empatía hacia a los otros, como ocurre con las fortalezas de intimidad, bondad e inteligencia social, es porque tienen grandes talentos de humanidad. En estos casos deja que participen como voluntarios en diferentes asociaciones o acompáñales a participar en diversos eventos sociales para que aprendan a integrarse fácilmente. También puedes crear reuniones con juegos en casa para que practiquen su habilidad social entre los amigos de siempre y entre otros nuevos amigos.

 

  • El sentido del juicio es un rasgo que se manifiesta en niños que poseen dentro de sus fortalezas la equidad, la responsabilidad y el liderazgo. Una forma de potenciarlo es dejando que los niños asuman las consecuencias de sus propios actos, enseñándoles a respetar su turno y señalando las injusticias que se viven día a día.

 

  • Se puede fomentar el coraje en los niños al enseñarles cómo levantarse en cada derrota y al mostrarles la recompensa que hay detrás de todo esfuerzo y perseverancia. Esta es una buena forma de incentivarlos para establecerse metas, trazarse planes y alcanzar sus objetivos.

 

  • Desarrollar herramientas de autocontrol en los niños es importante para que tengan disciplina sobre sí mismos. A través del juego y de prácticas de respiración se les ayuda a desarrollar esa templanza necesaria para el autocontrol, la prudencia, la misericordia y la humildad.

 

  • Los niños que son muy alegres, incluso en medio de sus propias adversidades, tienen el poder de desarrollar fácilmente la fortaleza de trascendencia.

 

enseñar fortalezas niños

 

Así que ya lo sabes, la clave para incentivar fortalezas en los niños es la observación constante. A partir de lo que tu hijo ya es, tienes el poder de ayudarle a crear grandes fortalezas, pero no imponerlas.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *