Einstein, Newton y muchos más tuvieron Trastornos del Desarrollo

Según el Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, las causas por las que se producen los trastornos profundos del desarrollo son desconocidas,  aunque si que existen frecuentes antecedentes familiares. Dentro de este tipo de trastornos se suelen incluir los cuatro más representativos: autismo, síndrome de Asperger, síndrome de Rett, y trastorno desintegrativo. Aunque todos se consideran trastornos profundos del Desarrollo,  existen mucha diferencias entre ellos.

El protagonista de la película Rain Man, interpretado por Dustin Hoffman, está inspirado en casos reales de personas con autismo, especialmente en Kim Peek, que tenía tal memoria visual que le valió el sobrenombre de Kimputer. Dificultad en la comunicación tanto verbal como no verbal, escasa imaginación, un pobre repertorio de actividades e intereses, y la falta de contacto ocular, son algunas de las características que podemos observar en el protagonista de la película.

 

Otros personajes famosos que conoces de la TV

Pero si comparamos este personaje con algunos otros con trastorno profundo del Desarrollo, como el de Sheldon Cooper de la serie Big Bang o el de la protagonista, Lisbeth Salander de la trilogía Millenium, vemos que existen muchas diferencias entre ellos, como por ejemplo el nivel intelectual. Esto es debido a que el autismo suele estar asociado en el 75% de los casos con una discapacidad intelectual, en cambio el síndrome de Asperger suele estar asociado a altas capacidades.

Tanto Sheldon como Lisbeth, presentan problemas de comunicación, dificultades para socializarse, e incapacidad para entender las emociones de los demás, además de ser torpes a nivel motor y presentar estereotipias. Estos personajes no son los únicos con este trastorno, incluso hay investigadores de las universidades de Cambridge y Oxford que creen, que tanto Albert Einstein como Isaac Newton tenían síntomas del síndrome de Asperger.

El síndrome de Rett se da sólo en niñas, teniendo un inicio normal hasta que en la segunda mitad del primer año de vida aparecen los primeros síntomas. Se observa rigidez en el tronco y escaso crecimiento dela cabeza, con pérdida en el movimiento intencional de las manos y estereotipias. En el trastorno desintegrativo, la etapa inicial del desarrollo es normal y es a partir de los dos años de edad cuando se empiezan a perder las capacidades adquiridas hasta ese momento, incluyendo la pérdida del lenguaje.

 

Estudios sobre el autismo

Existen actualmente noticias muy esperanzadoras en relación con el autismo, por ejemplo una sobre un estudio realizado por un equipo de expertos de la University of North Carolina (EEUU).  Durante dos años han estado realizando pruebas a 92 niños menores de dos años, que tenían hermanos mayores con autismo, lo que se considera un factor de alto riesgo, pudiendo observar anomalías relacionadas con la cantidad y la organización de la sustancia blanca y con las interconexiones cerebrales. Pasados los dos años, un 30% reunían los criterios para diagnosticar un desorden del espectro autista. Esto es muy importante, porque un diagnóstico temprano permitirá realizar un programa de intervención desde los primeros años, incluso antes de que se manifieste el trastorno.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies