Trucos para fomentar la lectura en casa: pautas para amar los libros

Si eres de los que están obsesionados o ilusionados con que su hijo/a se convierta en un pequeño Einstein, debes saber que leer a los niños y hablar sobre el libro mientras se lee, es una de las mejores maneras de aumentar el coeficiente intelectual de una persona. Además, hacerlo repercute en el fomento del amor por la lectura, lo que sin duda también es un importante y valioso signo de inteligencia.

Muchos niños, gracias al empeño y al esfuerzo de sus padres, terminan leyendo por diversión y voluntad propia, no por obligación, y este comportamiento repercute notablemente en mejoras académicas a lo largo del camino de la vida. Y es que el rendimiento escolar se relaciona más directamente con los niveles de lectura que con cualquier otro indicador, por lo que los niños que eligen leer de forma independiente se convierten en mejores lectores, obtienen mejores calificaciones en las pruebas de rendimiento en todas las materias y tienen un mayor conocimiento del contenido que aquellos que no lo hacen.

¿No es maravilloso?

 

el amor por la lectura

 

¿Cómo podemos inspirar un amor duradero por la lectura en casa?

El hábito de leer nunca se arraiga realmente en la infancia. A nuestros niños les encanta hojear libros cuando son pequeños y mirar sus ilustraciones. Pero leer es un trabajo mucho más duro, y la vida ofrece tantas otras formas de entretenimiento que la lectura a menudo termina pareciendo más un trabajo que un juego. La falta de hábitos y de estrategias para el fomento de la lectura hace que muchos niños nunca lleguen a ese momento mágico que supone el leer un buen libro y comprobar que es más divertido que casi cualquier otra cosa.

Entonces, ¿qué podemos hacer como padres para fomentar este importantísimo hábito y que perdure en el tiempo? Estas son algunas de las cosas:

 

  • Lee a tus hijos desde la edad más temprana

Y no solo a la hora de acostarse. Compra libros de cartón y de tela y haz que estén presentes siempre entre los primeros juguetes y llévalos también en la bolsa de paseo cuando salgáis al aire libre. Es muy importante, además, que el enfoque empleado a la hora de leer sea el de momentos de desconexión, relajación  felicidad, y no convertirlo en la hora impuesta de lectura y el cuento. Crea momentos acogedores y disfruta de un ritual de abrazos y mimos acompañado de libros llenos de aventuras y sorpresas. Después de la escuela, durante el almuerzo…cualquier hora puede ser agradable. Es asombroso lo motivados que pueden estar los niños por leer si esto les permite mantenerse despiertos hasta un poco más tarde.

 

  • Empieza a visitar la biblioteca con regularidad

Usa el tiempo en la biblioteca para leer a tus hijos y para seleccionar libros adecuados a sus gustos particulares. Mantén los libros de la biblioteca en un estante separado al resto, en la sala de estar o en la habitación, para que no se pierdan y así siempre puedan encontrar fácilmente algo nuevo para leer. Esta forma de guardarlos permite hacer entender también que los libros hay que cuidarlos y conservarlos.

Los bibliotecarios suelen tener una lista de libros favoritos para diferentes edades, y otros padres e hijos que acudan también pueden ser una buena fuente de ideas y sugerencias.

 

  • No “empujes” a tus hijos nunca a aprender a leer

La mayoría de los niños aprenden a leer naturalmente una vez que desarrollan las habilidades previas necesarias. No olvides que tu objetivo principal como padre/madre no es conseguir que aprendan a leer y pronunciar correctamente cada palabra escrita, sino fomentar el amor por los libros. Empeñarse en enseñar a leer a un niño puede terminar quitando toda la diversión y el interés por la lectura. El momento de lectura en casa debe ser algo tierno, positivo y agradable, por lo que debe estar libre de exigencias y presiones innecesarias. No olvidemos que una mala sensación con respecto a la lectura en la infancia, puede llegar a durar toda la vida.

Si el niño o niña en cuestión se muestra muy interesado por aprender a leer a pequeños ratitos en casa no hay problema, pero siempre voluntariamente y no ejerciendo presiones.

 

  • No dejes de leerle una vez que aprenda a leer

Seguir leyendo a un niño, a pesar de que ya sepa leer, lo mantendrá interesado en la lectura a medida que se desarrollen sus demás habilidades y, además, permite a padres e hijos contar con más temas de conversación interesantes, como la importancia de los valores.

Los padres a menudo se quejan de que sus hijos ya pueden leer pero no parecen interesados ​​en hacerlo. La mayoría de los niños pasan por esta etapa, pero como padres podemos ayudarles a que sea lo más breve posible. Pero, ¿por qué ocurre esto? Pues porque aunque un niño ya haya aprendido a leer, solo puede leer libros simples y sencillos, sin embargo, su capacidad de imaginación anhela tramas y personajes más desarrollados. Esos libros cuyas aventuras anhelan pueden ser agonizantes para los primeros lectores, pues se componen de muchas palabras que aún desconocen, entre otras cosas. La solución a este problema es que los padres no dejen de leer a sus hijos aunque ellos ya hayan comenzado a leer, pues esto será una importante fuente de motivación para el futuro lector de los más pequeños.

¿Por qué renunciar a un momento tan importante para conectar emocionalmente? ¿Por qué renunciar a la oportunidad de leer libros que desencadenen buenas discusiones sobre valores, opciones, dificultades y esperanza?

 

hábito de la lectura

 

 

  • Ayuda en el abordaje del siguiente nivel

Elige un libro que tu niño pueda leer, pero que sea un poco más difícil de lo que podría elegir por su cuenta: un libro de capítulos simple, en lugar de un libro de imágenes, por ejemplo. Leed juntos como mínimo una cuarta parte del libro para llegar al punto exacto del inicio de la trama, ese momento en el que todo parece ponerse más interesante y lleno de misterios. Entonces, dile que es hora de su tiempo de lectura en solitario. Aunque el continuar o no deberás dejarlo a su elección, la mayoría de niños terminan cogiendo el libro y consiguen acabarlo ellos mismos. Si ves que lo intenta pero no lo consigue, es posible que tengas que bajar un nivel y volver a un libro un poco más simple. Tiempo al tiempo.

 

  • Cómics inteligentes para lectores reacios

Algunos niños obtienen un excelente comienzo en el mundo de la lectura con cómics, pues son menos intimidantes para ellos que los libros llenos de capítulos, y también puede ser una excelente opción de lectura.

 

  • Lee tú también

Si de verdad deseas que tus hijos amen la lectura procura leer tú también, porque pocas cosas hay tan importantes en la vida como el ser consecuentes. Si no te ven leer nunca, ¿qué poder de palabra vas a tener para convencerles de que ellos lo hagan? Y olvídate de frases como “es tu obligación”, porque es el camino más errado existente para inculcar el amor por los libros.

 

  • Limita el uso de la tecnología

Hoy en día es muy difícil que un libro pueda competir con la televisión, el móvil o el ordenador. Y es que la mayoría de los niños (y también adultos), dadas las opciones, simplemente no elegirán el libro con la frecuencia suficiente como para convertirlo en un hábito ante otro tipo de entretenimientos. Antes de que te des cuenta, habrán desarrollado otros hábitos para relajarse y la lectura será algo completamente ajeno a ellos. Por eso, limitar el uso de las pantallas hasta que el interés por la lectura esté bien arraigado, puede ser una decisión importante, aunque también difícil.

 

Y tú, ¿qué haces para fomentar la lectura en casa?




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Excelente estrategia.. Yo la aplico con mi Delia de año y medio desde la panza. Y ya lee! Sus cuentos y es maravilloso! Deseo tener contacto via whatshApp con ustedes… 04143489658 Venezuela

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *