Teoría del aprendizaje social de Bandura

La teoría del aprendizaje social de Albert Bandura, enfatiza en la importancia de observar y modelar los comportamientos, actitudes y reacciones emocionales de los demás. Bandura afirmaba en torno a 1977 que, aprender sería extremadamente laborioso, por no decir peligroso, si las personas tuvieran que confiar únicamente en los efectos de sus propias acciones. Afortunadamente, la mayoría de los comportamientos humanos se aprenden por observación a través del entorno, es decir, a partir de la observación de los demás y las conductas de los otros. Gracias a ello nos formamos una idea de cómo se realizan los comportamientos e, incluso, nos sirve de guía para la acción.

 

Una visión general

La teoría del aprendizaje social explica el comportamiento humano en términos de interacción recíproca continua entre influencias cognitivas, conductuales y ambientales. Los procesos componentes que subyacen al aprendizaje observacional son:

  • Atención, incluidos los eventos modelados (carácter distintivo, complejidad, prevalencia, valor funcional) y características del observador (capacidades sensoriales, nivel de alerta, conjunto perceptivo, refuerzo pasado).
  • Retención, incluyendo codificación simbólica, organización cognitiva, ensayo simbólico, ensayo motor.
  • Reproducción motora, incluyendo capacidades físicas, auto-observación de reproducción y precisión de retroalimentación.
  • Motivación, incluyendo refuerzo externo, indirecto y vicario.

 

ALBERT BANDURA

 

Como incluye la atención, la memoria y la motivación, la teoría del aprendizaje social de Bandura abarca los marcos cognitivos y conductuales y mejora la interpretación estrictamente conductual de otros modelos anteriores, como por ejemplo el elaborado por Miller & Dollard en 1941. Además, el trabajo de Bandura está relacionado con las teorías de Vygotsky y Lave, que también enfatizaron en el papel central del aprendizaje social.

 

 

Alcance y aplicación de la teoría de Bandura

La teoría del aprendizaje social se ha aplicado ampliamente a la comprensión de la agresión y de los trastornos psicológicos, particularmente en el contexto de la modificación de la conducta. También es la base teórica para la técnica de modelado de comportamiento que se utiliza ampliamente en los programas de capacitación. En los últimos años, Bandura ha centrado su trabajo en el concepto de autoeficacia en una variedad de contextos.

Los ejemplos más comunes y generalizados de situaciones de aprendizaje social son los anuncios de televisión. La publicidad sugiere que beber una bebida determinada o usar un champú para el cabello en particular, nos hará populares y ganaremos la admiración de personas interesantes y atractivas. Dependiendo de los procesos de los componentes involucrados (como la atención o la motivación), podemos modelar el comportamiento mostrado en el anuncio y comprar el producto que se anuncia.

 

 

Principios generales de la teoría de Bandura

  • El nivel más alto de aprendizaje observacional se logra al organizar y ensayar simbólicamente el comportamiento modelado, es decir, el aprendizaje que se haya logrado a través de la observación de un modelo. Codificar el comportamiento modelado en palabras, etiquetas o imágenes, según Bandura, resulta mejor que el simple hecho de observar.
  • Es más probable que los individuos adopten un comportamiento modelado si encuentran un modelo digno de imitar y del que aprender para el necesario proceso de socialización de la persona.
  • Es más probable que los individuos adopten un comportamiento modelado si el modelo es similar al observador, tiene un estado de admiración y el comportamiento tiene un valor funcional.



Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *