Actualización en robótica para profesores: todo lo que debes saber

El sector de la educación está a punto de sufrir una revolución histórica sin precedentes. ¿La razón? El campo de la robótica está evolucionado a la velocidad de la luz. Algunos centros de educación primaria en China ya han integrado robots de enseñanza capaces de interpretar las expresiones faciales de los estudiantes para evaluar su grado de comprensión. Gracias a ello, las metodologías aplicadas se están haciendo poco a poco más adaptables a las necesidades y capacidades individuales de cada alumno.

Se espera que en la próxima década este tipo de sistemas se implementen a nivel global. Gracias a ellos, los robots podrán extraer información relevante de cada alumno para transmitirla a los profesores, quienes podrán optimizar sus métodos de enseñanza para mejorar el rendimiento general.

 

robótica aprendizaje

 

Según las previsiones de los especialistas, los tutores de Inteligencia Artificial y los robots establecerán relaciones sólidas con los alumnos a lo largo del todo el año, incluso fuera del horario escolar. Los robots podrán adquirir así un conocimiento más profundo sobre cada estudiante, lo cual constituye grandes oportunidades de estimulación: la inspiración, la motivación o el aprendizaje personalizado, son algunos de los principales beneficios que se esperan del sistema académico del futuro.

Además, las soluciones basadas en formatos de realidad virtual también se harán bastante habituales. ¿Por qué? Pues porque serán especialmente accesibles al tiempo que eficientes. Su reducido coste económico y su poder para generar una experiencia inmersiva que incremente la velocidad de los procesos de aprendizaje, los convertirá en una de las alternativas más demandadas.

No obstante, esto tan solo son algunos ejemplos del potencial que puede alcanzar el campo de la robótica en el sector de la educación, porque las posibilidades de aplicación son prácticamente infinitas.

 

¿Por qué deberían los profesores formarse en robótica?

El cambio de paradigma está próximo y, dentro del nuevo modelo educativo, la figura del profesor como tal también sufrirá algunos cambios. No solo deberá contar con un perfil más técnico y ser capaz de aplicar el potencial tecnológico para perfeccionar los métodos de enseñanza, sino que también adquirirá un perfil más integral donde la psicología también tenga mucho que decir al respecto. De alguna manera, podríamos decir que los profesores pasarán de ser educadores a adquirir un rango de mentores o supervisores.

Poco a poco deberán ir adquiriendo una formación especializada, como la que nos ofrecen en curso robótica docentes, para poder integrar los nuevos métodos de una forma efectiva, haciendo hincapié en la responsabilidad y en una integración saludable dentro de las aulas.

 

¿Cuáles son los principales beneficios de la robótica en la educación?

El desarrollo intelectual no solo se verá enriquecido por la capacidad para programar, gracias a un acercamiento a la tecnología, sino también por su ayuda en el fortalecimiento de otras habilidades dentro de un contexto basado en la transversalidad. Algunos de los beneficios más destacados de la robótica en la educación son:

 

  • Trabajo en equipo: la robótica potencia las relaciones bidireccionales y la retroalimentación. El alumno pasa a ser un agente activo durante los procesos de aprendizaje y tiende a desarrollar relaciones de cooperación con otros alumnos. Gracias a la coordinación y el trabajo en equipo logrará resolver los problemas.
  • Liderazgo: los robots ayudan a adaptar los métodos a la evolución personal del alumno, por lo que sus pautas de trabajo se basan en la evolución gradual y sostenida. A medida que los estudiantes resuelven problemas sencillos, van adquiriendo seguridad para trabajar sobre otros más complejos, potenciando sus capacidades de liderazgo y autonomía.
  • Independencia: emprender se convierte en un ingrediente clave. Los jóvenes crecerán a base de procedimientos basados en métodos de prueba y error. Esto abre muchas líneas de trabajo y supone una estimulación de la innovación a partir de proyectos íntegramente propios.

 

robótica aula

 

  • Pensamiento lógico: el entrenamiento del pensamiento racional (y matemático) ocupa un lugar prioritario y, a largo plazo, incrementa la capacidad de desarrollar análisis críticos y desde una perspectiva filosófica.
  • Psicomotricidad: el trabajo manual y la coordinación corporal son ingredientes presentes dentro de los modelos de aprendizaje activos y dinámicos. Gracias a ello los alumnos con necesidades especiales podrán acceder a planes más eficientes.
  • Creatividad: el diseño se convierte en una herramienta de trabajo constante. La búsqueda de soluciones parte de un ejercicio creativo a partir del trabajo con maquetas, robots o construcciones.



Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *