Más valen horas de juego que cuadernos llenos de hojas

Es impresionante como a los niños de hoy en día se les “castiga” quitándoles horas de juego para hacer deberes. Incluso los propios padres no se sienten cómodos dejando a sus hijos jugar a cada rato, pues son conscientes de que tienen tareas pendientes y prefieren, en la mayoría de los casos, verles con su cuaderno y atentos a cada una de las cosas que tienen por hacer antes de volver al cole.

Esta forma de seguir mandando deberes escolares entra en contradicción con todas esas veces que comentamos que el juego es también una parte muy importante del aprendizaje, pues puede enseñar a los niños múltiples cosas. Pero entonces, ¿es del todo cierto que conocemos cuáles son esos beneficios para el aprendizaje que aporta el juego? Para salir de dudas hemos querido abordar este tema en el artículo de hoy, para conocer a fondo si es verdad o no que tenemos un conocimiento total sobre ese aprendizaje que transmiten los juegos a los más pequeños.

 

niños jugando

 

Conoce las ventajas que tienen los juegos sobre la educación y el desarrollo de los niños y los programas de éxito que se están aplicando ya en muchas escuelas en torno a ellos.

 

 

¿Es cierto que los niños aprenden jugando?

Hay un tipo de aprendizaje que no se consigue en los libros y los cuadernos, se trata de aprender a relacionarse con los otros y con el entorno. Muchos adultos que han sido brillantes en sus carreras encuentran limitaciones en su propia forma de gestionar las emociones y, al momento de interrelacionarse, sienten que fracasan y que no han aprendido, quizá, todo lo que deberían para conseguirlo.

En este sentido, los juegos en la infancia enseñan a los niños a socializar con sus compañeros, a disminuir el egocentrismo tan marcado que suele darse en los pequeños, estimula también habilidades sociales y hasta ayuda al desarrollo intrapersonal o, dicho de otra forma, a conocerse a sí mismos. El juego, por tanto, es una forma de conocer y de respetar normas sociales y permite a los adultos entender el mundo de sus hijos y también el de sus alumnos.

 

 

Programas de éxito escolar donde el juego es el protagonista

Algunas escuelas de diferentes países han incorporado un programa pedagógico de “dramatización infantil” a nivel de preescolar en el que los niños tienen diferentes áreas para desarrollar juegos dramatizando. Cuentan con disfraces, cocinas de juguetes, vehículos, área de deporte para que cada niño interprete el personaje que mejor desee… A través de estos juguetes algunos niños eligen ser chefs, pilotos de fórmula 1, papás y mamás, etc. A su vez, este tipo de juego les da la oportunidad también a los maestros de ver el mundo de los niños desde su propia óptica, lo que aporta muchísima información para el resto de tareas y materias escolares.

En su mayoría, los niños eligen los personajes de sus padres, pero están también quienes eligen los personajes de sus programas favoritos o aquello que les proporciona interés dentro de su entorno. De esta forma, y a través de la experimentación de roles, vemos que el juego es una forma de desarrollar la inteligencia intrapersonal y también de observar si el niño está expuesto a modelos poco adecuados.

Otro programa muy popular es el de “transiciones exitosas”, en el que se implementan acciones pedagógicas para hacer la transición de una escuela a otra o de la casa a la escuela, de una forma menos traumática para los niños. El beneficio en estos casos es contar con niños más seguros que disfrutan de sus clases, más dispuestos a aprender y con menos absentismo escolar.

 

juegos-socialización

 

Los beneficios de los juegos hacen pensar que quizá los deberes tradicionales escolares estén “robando” a los niños ese tiempo tan preciado que podrían dedicar a socializar y a experimentar a través del juego. Tal vez no se trate tanto de eliminar por completo los llamados deberes, sino de combinarlo mejor con otro tipo de actividades o, al menos, procurar que tener que hacer ejercicios sobre un cuaderno no sea algo que tenga que hacerse a diario. No olvidemos que una de las obligaciones principales de los niños debe ser jugar, y no solo por el simple hecho de divertirse, sino por la cantidad de cosas que algo tan bonito como el juego puede aportar en la infancia.

Entonces, ¿vale verdaderamente más el juego que los cuadernos llenos de hojas y hojas por rellenar o no? ¿Conoces o trabajas en alguna escuela que ya esté aplicando estas disciplinas de juego y sustituyendo la carga de deberes tradicionales?

 

¡Esperamos tus respuestas!

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *