Cómo estimular el aprendizaje en niños con Síndrome de Down

Cuando nos enfrentamos en nuestro entorno al Síndrome de Down, son muchas las dudas que pueden surgir, tanto en los padres como en los educadores. Pero, afortunadamente, hoy ya no se pone en duda que los niños con esta alteración cromosómica tengan o no que recibir una educación y que no pueda ser igual que la del resto de niños que les rodean.

Por eso es más importante aún que permanezcamos informados en torno a cómo poder estimular su aprendizaje y sus ganas de aprender cosas nuevas y relacionarse con los demás niños.

A continuación, analizaremos algunas de las claves que siempre deberían existir en un sistema de aprendizaje enfocado a niños y niñas con Síndrome de Down.




Claves para la estimulación y el aprendizaje con Síndrome de Down

  • La importancia de la estimulación temprana: Los problemas de coordinación en los movimientos de un niño con Síndrome de Down son mayores, mostrándose más lentos y dificultosos que en el resto de niños, por lo que es muy importante que la estimulación comience desde el principio. La estimulación temprana ayuda a desarrollar el sistema psíquico y el físico, algo de vital importancia en el Síndrome de Down. Deja al niño/a explorar, jugar y saborear la vida, pero siempre sin presiones.
  • Implicación de los padres en el proceso: el lado emocional de un niño con Síndrome de Down es mucho más sensible que el de casi cualquier otra persona, lo que vuelve más necesaria aún la implicación de los padres en todo el proceso. Saber que están acompañados y que tienen todo el apoyo y el mimo necesario por parte de sus padres, les llenará de confianza y seguridad, imprescindible en su proceso de aprendizaje.
  • Crianza con apego: los problemas de concentración en un niño con Síndrome de Down pueden ser bastante severos, de forma que esa implicación de los padres y la puesta en práctica de la denominada crianza con apego, será muy importante para que el niño pueda sentirse proclive a participar en juegos de manipulación que le ayuden a trabajar la atención y su forma de comunicarse con el mundo. Eso sí, es importante que ese apego y ese “piel con piel” nunca se lleven al extremo, ya que podríamos caer en la vulnerabilización del niño, en lugar de en su empoderamiento como futuro ser autónomo.
  • Aprendizaje comunitario: es muy importante no asumir que un niño con Síndrome de Down es completamente diferente al resto y que precisa sumos cuidados diarios, ya que esto podría alejarnos de nuestro entorno y, lo que es peor, alejar y privar al niño de estar con otros niños. El aprendizaje comunitario en forma de juegos en grupo, estimulación de la motricidad gruesa en el parque, de la comunicación, etc., es muy importante para que un niño o niña con Síndrome de Down pueda sentirse parte de un grupo y de una realidad que le es necesaria, la de gozar y vivir su infancia como cualquier otro niño.

 

aprendizaje en niños con sindrome de down




Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

1 Comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies