Maestros, los influencers del pasado

La palabra influencer adoptada del lenguaje anglosajón, hace referencia a un movimiento digital capaz de enseñar, orientar e influir a una gran masa de seguidores. Un papel que en otro tiempo era realizado por discípulos y más tarde por maestros muy respetados en la sociedad. Veamos el papel que están teniendo los influencers de los medios digitales de hoy en día (representados por la gente más joven de diferentes países, en su mayoría) con respecto a los maestros del pasado, profesionales con una vocación y un respeto situado en las cimas más altas de la sociedad durante siglos.

 

maestros en el pasado

 

El influencer de nuestros días

Una de las principales características de los nuevos influencers tiene que ver con la edad. Resultan ser personas muy jóvenes con escasa experiencia en muchos temas, pero con excelentes dotes de comunicación en medios digitales. Ellos saben llegar a un público objetivo, pues no se preocupan por llegar al mundo entero aunque finalmente muchos lo logren. Son originales, extrovertidos y en definitiva se han revelado un poco contra la sociedad formal y establecida. Así encontramos influencers de moda, de deporte, de la TV… que rompen esquemas y muestran nuevos caminos.

Lo preocupante en algunos casos de estos nuevos influencers es el vacío en el mensaje que transmiten, o muchos otros casos en los que se ha llegado a la transmisión de valores negativos y mensajes violentos o peligrosos, capaces de romper cualquier tipo de ética social. ¿Será este un problema de todos los tiempos?

 

El influencer del pasado

El influencer del pasado no llegaba con tanta rapidez a las grandes masas, ya que las telecomunicaciones e internet han influido mucho en esta diferencia del alcance. Sin embargo, la gran similitud es que lograban atraer a un grupo de personas de quienes conseguían su respeto y atención. Al igual que los influencers de hoy en día, eran catalogados como rompedores de esquemas y no muy queridos por la sociedad formal establecida, y poco a poco fueron llamados maestros. Otra de las diferencias es la edad, pues en su mayoría se relacionaba en el pasado a los profesores con las personas de edad madura, aunque esto estuviera lejos de ser la tónica general.

El maestro tuvo durante mucho tiempo una curva de crecimiento en la sociedad, pero hoy en día parece que dicha curva ha declinado. En efecto, de acuerdo con la OCDE, solo un 8% de los profesores que se encuentran ejerciendo en nuestros días afirman sentirse valorados por la sociedad y por su entorno más cercano.

Una triste realidad que ya ha logrado movilizar a cientos de grupos y organizaciones por todo el mundo con el fin de reivindicar el papel del maestro en nuestra sociedad como un verdadero influencer, capaz de atraer, enseñar y entretener de manera positiva a la gente, especialmente a los más jóvenes.

 

maestros inspiración

 

Una llave hacia la revalorización de la enseñanza

Una persona considerada influencer es aquella que goza de fiabilidad, de confianza y de experiencia (en mayor o menor medida) en torno a un tema determinado, ofreciendo dicha experiencia y conocimientos a los demás a través de las redes. En consecuencia, ¿existe acaso mejor influencer que una persona que se dedica a la enseñanza?

Después de todo, no debemos olvidar que la profesión de ser maestro no la da un título simplemente, sino también la vocación verdadera y la ilusión por un mundo mejor y por unos habitantes de ese mundo capaces de salir adelante y de seguir luchando por el bienestar y el desarrollo en el futuro. Si, además, el maestro consigue dotarse de técnicas y didácticas novedosas capaces de atraer la atención de los alumnos y de generar intereses e inquietudes, estará más cerca de situarse en ese podio de los influencers que tanto admiran los más jóvenes y del que en otra época gozaron aquellos que tenían la misión de enseñar y educar a otros.

Tal vez en la presencia en las redes sociales, mucho más cercanas (lamentablemente) a los estudiantes de hoy en día que las bibliotecas, se encuentre esa clave para que maestros y profesores puedan de nuevo gozar de esa influencia y credibilidad de la que gozaron en el pasado y puedan recuperar así el lugar que les corresponde en la sociedad.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *