Juego de patio para celebrar la Pascua con niños

Cuando llega la Pascua los niños siempre disfrutan de vacaciones y ya comienza a hacer buen tiempo, por lo que es buen momento para realizar juegos al aire libre con los más pequeños en los que puedan realizar ejercicio y divertirse en compañía de otros niños, con actividades amenas en las que tengan que desarrollar sus habilidades básicas, y para ello los juegos de patio son una propuesta excelente.

Por eso, en el artículo de hoy, y con motivo de estas fiestas y de esos días vacacionales que rodean a la Pascua, queremos proponeros un juego de patio para celebrar la Pascua con niños, con el que podrán disfrutar del aire libre y sumergirse en la simbología de los famosos huevos de Pascua.

 

niños huevos pascua

 

Materiales que necesitaremos

  • Conos, como los que se usan en la clase de Educación Física o Educación Vial.
  • Huevos de Pascua de plástico o cocidos y decorados.
  • Pegamento, celofán, pinturas…
  • Papel de cartulina de varios colores.
  • Música animada para acompañar las actividades.

 

Pautas para este juego de patio para celebrar la Pascua

Para comenzar la actividad podemos dibujar con una plantilla diferentes huevos de Pascua en colores variados y tonos pastel, por ejemplo. La idea es que sea atractivo y tenga varios colores. En el reverso del huevo escribe varias actividades relacionadas con el ejercicio o con la motricidad básica: subir las rodillas al pecho, saltar la cuerda de forma libre, correr a la pata coja, hacer círculos con los brazos, movernos como si fuéramos conejitos o cualquier otro animal, hacer flexiones, trotar alrededor de los conos, tocarse cada dedo del pie con la mano contraria, contar hasta diez mientras bailamos, rebotar una pelota… ¡Las opciones pueden ser muchas! Lo importante es que se vayan variando a lo largo de la actividad y que sirvan para ejercitarse pero sin complicaciones, para que los niños lo pasen bien.

Dibuja y recorta tantas plantillas de huevos de Pascua como niños vayan a participar en la actividad. Después coge los auténticos huevos de Pascua que hayas preparado (ya sean de plástico o de verdad cocidos y pintados) y coloca en cada uno con celofán o pegamento una de las plantillas. A continuación coloca los conos al azar en el patio o parque en el que se vaya a realizar el juego, dejando siempre el área suficiente para correr y saltar alrededor de los conos.  Debajo de cada cono, coloca uno de los huevos de Pascua.

Después, cuando suene la música, los niños participantes trotarán alrededor del perímetro de los conos. Cuando la música se detenga emprenderán la “búsqueda de los huevos de Pascua” dando vueltas a los cono para descubrir los huevos (cada niño o niña solo podrá levantar un cono cada vez, para que pueda haber huevos para todos). Cuando levanten los conos y descubran los huevos de Pascua, deberán leer lo que ponga en las etiquetas y hacerlo muy rápidamente antes de que la música vuelva a sonar. Cuando comience la música otra vez, los peques vuelven a colocar el papel en el huevo y lo vuelven a poner todo debajo del cono, continuando con la rutina hasta que todos hayan realizado varias actividades y rutinas diferentes.

 

decorar huevos pascua

 

Los huevos también se pueden dejar sin decorar y dejar ese momento para cuando se haya terminado de jugar y los niños necesiten un descanso. Prepara una mesa de picnic a modo de taller decorativo y de manualidades y deja que cada niño decore al final del día su propio huevo de forma libre. Podrán utilizar témperas, plumas, lentejuelas, piedras, glitter, arena de colores, plastilina… ¡Todo lo que se os ocurra!

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *