La importancia de hacer descansos en clase para aprender mejor

Los llamados descansos pedagógicos entre clases son un modelo desarrollado de manera intuitiva en Finlandia. Dicho modelo consiste en impartir contenido durante 45 minutos continuos para luego descansar 15 minutos. Ese descanso se suele traducir en sacar del aula a los alumnos para que tomen aire fresco, caminen, jueguen, puedan ir al baño, tomar agua e incluso comerse algo. Ese momento de distracción hace que los niños se incorporen ya para los próximos 45 minutos de forma mucho más activa y atenta par afrontar los nuevos conocimientos.

 

importancia descansos aula

 

La experiencia de Timothy Walker en Finlandia

A este respecto, Timothy Walker, investigador norteamericano, profesor y autor del libro “Enseñar como en Finlandia”, narró su experiencia al tratar de impartir en Helsinki el método tradicional de enseñanza que se aplicaba en los Estados Unidos, y que consistía en dar clases durante dos horas continuas. Al tercer día de clases, un alumno de primaria de manera espontánea dijo en su salón: “creo que voy a explotar”, confirmando el cansancio al que se someten los alumnos en jornadas maratonianas e interminables cada día.

Quizás, esperando esa respuesta, el investigador encontró lo que quería, y es que a partir de ahí reunió elementos necesarios para comprobar una teoría que durante décadas fue aplicada en el país escandinavo de manera empírica. Solo fueron necesarios dos días sin quejas. Sin embargo, debido a la correcta intuición y experiencia que tenía el profesor, pudo notar desde el primer día la incomodidad reflejada en las caras de los alumnos. Y desde el principio el profesor no desaprovechó el momento para poder evaluar el aprendizaje en el aula.

Luego, y tras el espontáneo comentario del alumno, el investigador retomó nuevamente el ritmo habitual que tenían los chicos en clase. En seguida las caras cambiaron, e incluso en las siguientes evaluaciones los resultados fueron más alentadores. A pesar de estos datos recabados sobre el antes y el después del experimento de Timothy Walker, los resultados no fueron determinantes para un cambio inmediato en el sistema educativo y tendría que pasar más tiempo para entender las ventajas del descanso en clase.

Walker, en su afán de comprender en profundidad el modelo educativo finlandés, se topó con un trabajo realizado tiempo atrás por el investigador y psicólogo Anthony Pellegrini, profesor de la materia de psicología educacional de la Universidad de Minnesota. En él hacía referencia a una investigación similar a la que había hecho el propio Walker, pero en esta ocasión se había realizado en Asia, y con la atenuante de que los tiempos eran de 45 minutos de clases y 10 minutos de receso. Este antecedente fue el motivo por el cual el investigador profundizó más sobre este tema, logrando reunir las evidencias para comprobar las ventajas de hacer descansos en clases y lograr más tiempo en calma.

 

ejercicios descanso aula

 

Ventajas de hacer descansos en clases

En el proceso de investigación que referimos, se fue notando desde el primer momento que los niños, tras el descanso, llegaban más activos de nuevo a clase. Esto, además, nos permite evidenciar otra serie de ventajas que se resumen a continuación:

  • En el descanso también se aprende, pues los niños salen motivados del salón y continúan discutiendo lo visto en clase por los pasillos de la escuela.
  • El descanso frecuente permite refrescar la mente y oxigenar el cerebro del estudiante, promoviendo el aprendizaje activo y productivo.

 

niños descansos aula

 

  • Este paso da una nueva oportunidad de comenzar a desarrollar la neurociencia aplicada a la educación.
  • Los descansos entre clases permiten al cerebro desarrollar nuestra capacidad de atención, al mismo tiempo que reducir el estrés.
  • Mejora la función cognitiva permitiendo digerir con mayor facilidad el contenido expuesto en clase.

 

En conclusión, los descansos pedagógicos son prácticas rápidas y efectivas que permiten cambiar el estado mental de los alumnos. Aprovecharlo al máximo, con diferentes tipos de actividades o enfoques, garantizará un mejor proceso de aprendizaje en los niños y un mejor aprovechamiento y rendimiento escolar general.

¿Ya aplicas estos descansos en tu aula?




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *