Ideas para trabajar el cálculo mental con los niños

El cálculo mental es una práctica que permite desarrollar diversas actividades matemáticas sin necesidad de utilizar lápiz ni papel ni de utilizar las manos. A menudo puede usarse como una forma de calcular estimaciones de forma rápida, generalmente a  través de operaciones matemáticas que se han memorizado, como multiplicaciones, divisiones u operaciones de dobles. Es decir, que esta práctica del cálculo mental ayuda a desarrollar el pensamiento de los alumnos y a agilizar sus mentes sin necesidad de ayudas adicionales, ya que el objetivo es olvidarse de cosas como la calculadora, los dedos de la mano o el cuaderno.

 

ejercicios-cálculo-mental

 

El cálculo mental en los niños facilita además cosas tan importantes como la comprensión, y ayuda a fortalecer la independencia y a mejorar el poder de decisión, o lo que es lo mismo, dota a los niños de un nivel de seguridad interior más elevado y muy útil para la vida, algo fundamental en un periodo en el que los más pequeños aún carecen de claridad y de domino matemático.

Es verdad que el cálculo mental puede ser mucho más complejo de lo que parece para algunos niños, por lo que algunos estudiantes serán mejores en la práctica del cálculo mental que otros que tendrán determinados problemas de cálculo: algunos podrán sumar y restar fácilmente, otros tendrán dificultades para dividir y multiplicar sin usar las manos…Pero no hay que preocuparse demasiado porque esto es normal que ocurra, por lo que en este artículo hemos querido preparar algunas ideas interesantes y ejercicios para poder evitarlo y para fortalecer el aprendizaje del cálculo mental en los más pequeños.

 

 

Actividades básicas para trabajar el cálculo mental

 

  • El reconocimiento básico

El reconocimiento básico consiste en facilitar al niño/a materiales que pueda manipular con facilidad, como por ejemplo: lápices, reglas, borradores…es decir, instrumentos cercanos que suelen tenerse en la escuela. También lo puedes alternar con caramelos, manzanas, peras o naranjas. Para el juego numérico, en cuanto a las sumas o restas de cantidades, se recomienda a los docentes contar con: pelotas, piedras, ábacos o chapas. Como último recurso están los dedos de las manos y es probable que los niños intenten recurrir a ello, pero esto debe evitarse totalmente porque se cree que los dedos impiden el desarrollo de la imaginación en el cálculo y limitan la capacidad del niño de hacer operaciones sencillas, siendo cada vez más difícil la estimulación del cálculo mental.

La noción numérica, es decir, la asociación de un número abstracto con un valor, es producto de la asimilación del reconocimiento básico, y solo a partir del momento en que el niño lo logre tendrá sentido introducir lentamente el cálculo mental con el propósito de generar en el niño un hábito adecuado con el que desarrollar la atención, la concentración, el esfuerzo o la memoria, todo apoyado en imágenes mentales.

 

  • Ejercicios claves para el cálculo mental

La clave de ejercitar la mente a la hora de realizar cálculos comienza por hacer conteos escritos de manera ascendente y descendente, del uno al diez. Debemos tener en cuenta que el conteo dependerá del nivel educativo de cada niño/a. De igual forma, realizar el conteo de 2 en 2 o de 5 en 5, puede ser una buena alternativa para ejercitar la mente. Otra manera de ejercitar la mente es realizando preguntas rápidas, como por ejemplo: ¿qué número va delante del …? ¿Qué número va detrás del…?

 

  • Las sumas o restas sucesivas

Las sumas sucesivas consisten en hacer cálculos que en su inicio sean muy fáciles de resolver, de manera que puedan ofrecer respuestas rápidas. El mejor ejemplo de este ejercicio es tomar como referencia el número 1 y a partir de ahí comenzar la cadena. Entonces la pregunta sería: ¿cuánto es? 1+1= 2, 2+1= 3, 3+1= 4, 4+1= 5, 5+1= 6 y así sucesivamente hasta completar el ejercicio. Este ejemplo puede realizarse también haciendo restas. En este caso 1-1= 0, 2-1= 1, 3-1= 2, 4-1= 3, 5-1= 4, 6-1= 5.

 

cálculo-mental-niños

 

Es muy importante que los estudiantes dominen la técnica del cálculo mental, ya que encontrarán que les ayuda en muchas situaciones de sus vidas, dentro o fuera del colegio. Por ejemplo, pueden usar dicho cálculo mental para calcular cuántos videojuegos pueden comprar con sus ahorros, cuántas golosinas…o cuánto cuestan todos sus cereales favoritos incluso antes de llegar a la caja registradora del súper. ¡Cualquier cosa!

Dominar los métodos de matemáticas de tipo mental puede ayudar también a que los nuevos conceptos sean más fáciles de aprender o a que no llegue a ser necesaria nunca la calculadora para la resolución de problemas, lo cual es imprescindible en momentos tan cruciales como un examen.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *