Ideas para aprender a leer y escribir a distancia

Uno de los retos de los docentes tras la pandemia ha sido cómo enseñar a los niños a leer y escribir utilizando nada más que la tecnología y la distancia. Desde luego hacer esto no ha sido un reto sencillo, y la verdad nadie esperaba que lo fuera, pues si enseñar y aprender a leer de forma presencial ya resulta difícil, todos nos podemos imaginar lo que ha sido hacerlo de forma virtual.

 

pautas-aprendizaje-distancia

 

Pero algo bueno podemos sacar siempre de las circunstancias más difíciles, y es que tanto docentes como padres han encontrado métodos, estrategias e ideas que pueden compartirse y plasmarse para que todo aquel que lo necesite pueda utilizarlas en este año 2020 y más allá. Así que, si necesitas este tipo de ayuda…, ¡no te pierdas todas las actividades que hemos recopilado en este artículo!

 

Actividades para aprender a leer y escribir desde casa

 

  • El docente puede utilizar Whatsapp para hacer dictados a los niños. En este caso se necesitará del apoyo del padre o de la madre para poner el dictado al niño/a según las instrucciones dadas por el maestro, aunque nunca podrán intervenir dichos padres en la resolución de la tarea de manera directa. Es normal que los padres quieran ayudar a sus hijos, pero es importante también que no interfieran en la ayuda para que el docente pueda hacer un real diagnóstico de la escritura de los niños. Tras su realización se puede enviar una foto de la escritura de cada alumno por Whatsapp al docente.

 

  • Involucrar a los padres con sencillas y explicativas infografías. Se puede explicar a los padres el proceso que el alumno junto al docente recorrerá de una forma sencilla, por ejemplo, usando una infografía. Muchos padres no son docentes y no necesitan saber todo lo que un docente sabe, sin embargo, no debe desconocer tampoco el objetivo que se persigue para que así puedan ayudar. Una infografía puede mostrar de una manera sencilla, por ejemplo, las etapas de maduración de la escritura: desde la primitiva hasta la etapa alfabética. Además de los beneficios que ya de por sí tienen las infografías, pueden ser también una especie de microguía para los padres, y toda ayuda es bienvenida.

 

  • Crear carteles por toda la casa es una excelente idea que motiva al niño a aprender a leer. Habrás notado que cuando un niño sale a pasear se ve atraído por anuncios y carteles en la calle que tienen dibujos, símbolos y títulos muy grandes porque aún no son capaces de captar mensajes escritos. Lo mismo puedes hacer en casa para mostrarles la “hora de recoger los juguetes”, la “hora de ducharse”, el “no tocar” o cualquier otro mensaje creativo e importante que se te ocurra. Cuanto más atractivo sea el cartel, más ganas de aprender a leer dichos mensajes y otros tendrán los peques, que siempre están llenos de curiosidad.

 

  • Crear un ambiente lector en casa, es decir, un pequeño espacio que esté limpio y que sea llamativo, en el que se coloquen los libros infantiles y los cuentos. En ese mismo lugar pueden tener también hojas, cuadernos y colores para que escriban o dibujen cuando quieran. ¡Esto siempre es una excelente idea!

 

  • Aprender las letras a partir del nombre es una excelente idea también para que memoricen fácilmente aquellas con las que aún presenten dificultades. Para esto puedes ayudarles creando un rompecabezas con el que puedan unir y formar su nombre. También puedes incentivarles a escribirlo. Una vez que aprendan a leer y a escribir su nombre podrás aplicar esta misma técnica en palabras de interés para el niño, como la de sus animales y frutas favoritas, nombres de sus compañeros, etc., o en vocabularios temáticos.

 

aprender-leer-escribir

 

  • Los docentes pueden grabar un video leyendo, creando o dramatizando un cuento. Esta actividad es importante para que el niño vea la compostura del docente al leer y escuche la entonación adecuada de una lectura. Finalmente, se le puede pedir a los peques que elaboren un audio contando lo que más le gustó del cuento o que compartan un dibujo de lo que les haya causado una mayor impresión.

 

  • Pon canciones con Karaoke para que al ritmo de la música aprendan la escritura de las palabras. Los maestros pueden encontrar vídeos interesantes en YouTube con canciones educativas y facilitárselos a los padres. Esta es una actividad que favorece la pronunciación y amplía el vocabulario, además de enseñar muchos valores interesantes.

 

  • El juego de “Yo conozco” es ideal para ayudar a los niños a realizar asociaciones de sílabas con palabras, y además es muy divertido y permite al profesor/a interactuar de una forma más dinámica con sus alumnos. A través de este juego el docente facilita una sílaba, como por ejemplo “me”, y le dice a cada niño por un audio o video: “Yo conozco un objeto que empieza por “me” que se llama mesa, y tú… ¿cuál conoces?”. La tarea del niño es buscar todos los objetos que tenga en mente y que le rodeen que comiencen por “me”. El padre/madre deberá ayudarle a escribir esa lista de palabras (si aún no tiene la capacidad propia de hacerlo) y enviarle los resultados al profesor.

 

Todos estamos de acuerdo en que no es tarea de los padres enseñar las materias y los aprendizajes que se dan en la escuela, pero lo cierto es que las circunstancias actuales nos han hecho ver que todos tenemos que poner nuestro granito de arena para hacer que el mundo siga girando y que los niños puedan seguir aprendiendo. La ausencia de clases presenciales, por cualquier causa, hace muy necesaria esa colaboración de los padres que, con tareas y actividades sencillas como las presentadas, puede ser mucho más fácil y placentera.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *