Formas de promover la perseverancia en el aula

Perseverancia significa tener autodisciplina para continuar una tarea, por ejemplo, a pesar de que ello implique enfrentarse a determinadas dificultades. La perseverancia es una de las habilidades más importantes que pueden trabajar los estudiantes, pues les permitirá seguir adelante con sus responsabilidades y sus retos para alcanzar metas progresivas y eficaces para el futuro. Es decir, que la perseverancia es un ingrediente necesario para el desarrollo de los niños como estudiantes, y por ello debe alentarse. Ayudar a los niños a aprender a ser pacientes y a persistir, a pesar de los fracasos, es algo que se puede llevar a cabo con una serie de pautas.

 

perseverancia-niños

 

Formas de promover la perseverancia en el alumnado

  • Creer en la capacidad de logro de cada niño.
  • Motivar a los alumnos a probar cosas nuevas y métodos diferentes.
  • Evitar aceptar excusas con respecto a tareas y trabajos inacabados.
  • Enseñar a los niños a recomponerse y a comenzar de nuevo.
  • Esperar siempre a que terminen lo que comienzan.
  • Hacer comentarios positivos cuando un niño/a haga un esfuerzo extra.
  • Animar a los niños a responsabilizarse de sí mismos y a tomar decisiones constructivas y reflexionadas.
  • Ayudar a los estudiantes a darse cuenta de que todos cometemos errores, pero que lo importante es seguir intentándolo.

 

Actividades para fomentar la perseverancia en el aula

  • Dedica un día a debatir sobre qué significa perseverancia y qué no. Una vez definido, propón a los estudiantes que enumeren actividades en las que sea muy importante la perseverancia, como por ejemplo aprender a montar en bicicleta o aprender a multiplicar, y cread una lista.
  • Haz que cada estudiante escriba una redacción sobre alguna persona o personaje de ficción que para él demuestre muy bien el valor de la perseverancia.
  • Crea ejercicios en los cuales los alumnos deban responder a preguntas relacionadas con esta importante habilidad y con la actividad anterior, como por ejemplo: ¿De qué manera eres como la persona de tu redacción?, ¿Eres diferente a esa persona? ¿Qué has aprendido sobre la perseverancia al escribir?
  • Busca cuentos con valores en los que se muestre la perseverancia y elabora actividades complementarias. Las fábulas para niños pueden ser un muy buen recurso para ello.
  • Haz que los niños se dividan en grupos para escribir un poema sencillo, una canción o una historia corta que ejemplifique la perseverancia.
  • Haz que los estudiantes busquen artículos de periódicos o revistas en la que se trate la perseverancia. Una vez encontrados, pueden pegarlos en una cartulina grande y anotar debajo en qué se han basado para seleccionar el texto en cuestión.
  • Pide a los alumnos que escriban o dibujen algo que ilustre un momento en el que tuvieran perseverancia y éxito, a pesar de que tuvieran ganas en algún momento de abandonar. Una vez expuestos los dibujos, puedes crear un entorno de debate en el que se hable de los sentimientos que van asociados a los logros cuando se tiene perseverancia, como el orgullo, la felicidad, la confianza o la autoestima.

 

perseverancia-niños-aula

 

  • Habla con los alumnos sobre cómo los comentarios negativos de otros pueden influir en la actitud personal y en el aprendizaje. Pregunta a continuación qué es lo que podemos hacer para evitar que dichos comentarios obstaculicen nuestros esfuerzos.
  • Pídele a personas que destaquen por su perseverancia (como un deportista), que hable un día en clase para los alumnos. Es importante que dicha persona sea capaz de expresar la forma en la que haya superado los obstáculos en su vida o los caminos que le llevaron hacia el éxito.
  • Pídeles a los estudiantes que hagan una lista de cosas que son difíciles para ellos y fáciles. Luego se puede crear un ambiente de discusión en el que se reflejen las fortalezas y debilidades que tenemos las personas, y cómo lo verdaderamente importante es continuar y reponerse.
  • Haz una lluvia de ideas y enumera los obstáculos, hábitos y actitudes que impiden que las personas logren sus objetivos. Luego haz que los niños escriban o dibujen lo que quieren ser o hacer cuando crezcan.
  • Haz que los estudiantes creen una lista de preguntas que les gustaría hacer a una persona mayor de su familia, como por ejemplo: ¿Qué fue lo más importante que aprendiste de tu madre o padre?, ¿Qué valores son más importantes en tu vida?, ¿Algún error que hayas cometido? ¿Qué aprendiste de dichos errores? ¿De qué estás más orgulloso? Después deberán dejar por escrito toda su entrevista y lo que han aprendido de ella.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *