Conoce las estrategias de Thomas y Kilmann para resolver conflictos

Resolver conflictos es una tarea muy antigua y, desde que el hombre vive en sociedad, los conflictos han sido objeto de muchas investigaciones. Hoy en día existe una gran cantidad de estudios relacionados con el conflicto en diversas áreas.

En el sector educativo, por ejemplo, las estrategias aplicadas para la resolución de conflictos se apoyan a veces en las teorías formuladas en 1974 por Kenneth Thomas y Ralph Kilmann. Ambos elaboraron un instrumento que se conoce como “Thomas Kilmann Instruments” (TKI) que se encarga de medir la conducta que muestran las personas en momentos de conflicto.

 

resolución conflictos

 

El instrumento TKI se centra en dos ejes principales o dimensiones básicas, en las que se busca conocer el énfasis de las necesidades personales y las necesidades de los otros, lo cual puede ser muy útil en las escuelas. Cuando se cruzan ambas dimensiones se identifican, a su vez, cinco estilos de conflicto. ¡Veámoslos!

 

 

Estrategias de Thomas y Kilmann para resolver conflictos

 

  • Estilo competitivo

El estilo competitivo es un tipo de conflicto en donde la persona pretende ganar, como sea, y salir fortalecido de la controversia. Esta forma se caracteriza también por imponer las vías de resolución del conflicto, aunque se ponga en riesgo la negociación o pueda llegar a quebrantarse. En esta estrategia lo que predomina es aferrarse a una sola idea, especialmente cuando existe el convencimiento de que no hay otra salida mejor que la que propone el sector dominante.

El estilo competitivo hay que manejarlo con discreción, porque al final podría traer más consecuencias negativas que soluciones reales.

 

  • Estilo complaciente

El estilo complaciente es un estilo de negociación que beneficia en aquellos momentos en los que las terceras partes involucradas se ven más afectadas por los problemas de los demás que por los propios. En el estilo complaciente se busca hacer una negociación flexible y la idea es ceder espacios para conservar relaciones y ganar otros espacios. Con la premisa de este estilo, la intransigencia que pueda existir entre ambas partes se disminuye.

 

  • Estilo colaborador

El estilo colaborador se caracteriza por garantizar un equilibrio en cualquier negociación, y en este caso se busca que ambas partes ganen lo que esperan frente a un escenario adverso. Generalmente, cada parte comienza dando su punto de vista sobre el tema y de esta forma se expone lo que ambas partes piensan y esperan. Este proceso, aunque parece sencillo, es el que más tiempo necesita, porque las conversaciones se hacen fijando reuniones estrictas que abarcan amplios lapsos de tiempo distantes. Es así como se logra ir manejando la información y solucionando el conflicto.

 

  • Estilo evasivo

El estilo evasivo para resolver los conflictos se presenta cuando hay una clara desventaja para alguna de las partes y no se quiere ceder. Pueden influir factores como el momento, el entorno del conflicto o el lugar del encuentro. Evadir un problema es darle largas a un asunto que puede dirimirse a través de la comunicación, tan solo abriendo un debate y agilizando las decisiones. En todo caso, si existe un estilo de conflicto que parezca una evasión, se debe acordar el lugar y el momento de resolución y fijar los límites de tiempo para resolverlo.

 

5 estilos conflicto

 

  • Estilo comprometido

El estilo comprometido se conforma tomando porciones del estilo competitivo y complaciente. Este estilo se adquiere para alcanzar soluciones intermedias, de manera que ambas partes puedan ceder en cualquier momento de la negociación y encontrar un equilibrio que se conoce normalmente como “ni para ti, ni para mí”.

 

Como vemos, en este artículo hemos querido centrarnos en las figuras de Kenneth Thomas y Ralph Kilmann, investigadores de la asertividad y del comportamiento humano, y en su estudio sobre los diferentes estilos e conflicto y sus posibles soluciones. Un tema, el de los conflictos y cómo resolverlos, cada día más atendido en la escuela y sobre el que debemos saber actuar. ¿Y tú? ¿Ya conocías la estrategia de Thomas y Kilmann?




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *