Conoce el método de la ESCALERA

Cuando nuestros hijos comienzan una nueva etapa escolar, comienzan también una nueva experiencia para ellos, sintiéndose en muchas ocasiones frustrados por las dificultades que pueden encontrarse con los nuevos temarios. Al ver que la dificultad va creciendo con cada curso, pueden sentir que no les damos el apoyo que muchas veces necesitan, tirando la toalla cuando tienen que realizar las tareas en casa o en el colegio que se han propuesto ese día para afianzar los conocimientos adquiridos.

Ante esta situación podemos aplicar el denominado método de la escalera para que su motivación sea mayor a la hora de hacer los ejercicios.

 

Método de la escalera para estimular a los niños cuando hacen los deberes

El método es muy sencillo y rápido, tan solo necesitaremos dos cartulinas, un lápiz, tijeras y unos cuantos colores. La idea de esta manualidad es hacerla con el niño, con el fin de tras ella se pueda sentir más identificado y comprometido con dicha estrategia.

Comenzamos pintando una gran escalera en una de las cartulinas. En la otra un niño que representará a nuestro hijo. Posteriormente usaremos las tijeras para recortar el niño que hemos dibujado y coloreado; recuerda usar colores llamativos y vivos. (NOTA: Cómo niño podemos usar también una plantilla de fieltro o goma eva).

Una vez hechos los pasos anteriores, la idea principal consiste en que el muñeco de cartulina se posicione al principio de la escalera y, poco a poco, vaya superando cada uno de los tramos hasta llegar al último escalón cuando haga los deberes. En cada uno de los tramos debemos escribir diferentes frases de motivación, de más a menos, y de esa forma sentirá que puede lograr todo lo que se proponga.

Ejemplos de frases que podemos usar:

  • No puedo hacerlos.
  • Tal vez pueda hacerlos.
  • Intentaré hacer los ejercicios.
  • Seguro que puedo hacer los ejercicios.
  • Haré los ejercicios.
  • Los estoy haciendo.
  • ¡Ya los he hecho!

 

Cuando el niño se vaya a poner con los deberes tendremos que ponernos junto a él y preguntarle con qué frase se identifica en ese momento. Seguramente tenga algunos días en los que esté más motivado que otros, pero eso es normal, ya que algunos temas son más complejos o no siempre uno se siente igual de animado y activo. En ese caso deberemos preguntarle hasta qué peldaño quiere llegar, y decirle que le ayudaremos a llegar donde quiera e incluso más alto si es necesario.

Cuando el niño observe que su muñeco está subiendo poco a poco por los escalones, sentirá que es capaz de llegar a donde se había propuesto y querrá llegar hasta el último tramo de la escalera. Empezará a tener más confianza en sí mismo y estará más animado cuando tenga que hacer sus deberes por muy difíciles que sean.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *