Beneficios de colorear con pinturas y ceras Manley

Todos sabemos a estas alturas que colorear aporta muchísimos beneficios a los más pequeños (y también a los mayores), porque no solo es una actividad que se puede practicar en los momentos de ocio para relajarse, sino que también estimula la creatividad y mejora el desarrollo de la motricidad fina y de los músculos. Además, colorear requiere trabajar la atención, fijarse en los detalles o desarrollar la precisión poco a poco para no salirse de las líneas, lo que permite que los niños cada vez vayan perfeccionando más su nivel de coordinación.

Por si todo esto fuera poco, colorear también hace posible que los niños aprendan a expresarse cada vez mejor, que reconozcan los colores y elijan sus favoritos (sin duda casi siempre los de las ceras Manley), definiendo con la práctica su personalidad. Dar rienda suelta al color calma, libera y ayuda a procesar las emociones y a darles salida, lo que indica claramente que se trata de una actividad que todos deberíamos realizar, especialmente los niños.

 

La magia de colorear con ceras de colores

Las pinturas de cera son algo muy común, casi inherente a la infancia, que en cualquier casa pueden encontrarse con facilidad, así como en cualquier aula. ¿Quién no recuerda haber tenido una caja llena de ceras de colores en su infancia, y puede recordar incluso aún el olor? Y es que las ceras de colores son ideales para los niños, porque son muy vivas, blanditas, y se deslizan perfectamente entre los dedos para poder dar vida a cualquier dibujo o manualidad. Además, al ser de punta gruesa, son perfectas para los niños que aún están desarrollando su coordinación y que están tomando contacto con la práctica del dibujo y con los materiales, y que por tanto no tienen que preocuparse de cosas como el no “salirse de la raya”. Esto último es muy importante, pues permite que los niños experimenten con el color de forma completamente libre y personal, sin tener que verse sometidos aún a demasiadas normas y rigideces.

 

colorear ceras niños

 

Las ceras o crayones, como se las conoce en otros países, ayudan a desarrollar las habilidades necesarias para agarrar el lápiz de igual forma que las pinturas o los lápices de madera, y además del agarre, aquellos que las usen también ganarán en destreza con su uso y en resistencia manual. A su vez, trabajar con ceras mejora la capacidad de los más pequeños para manipular herramientas como las tijeras u otros utensilios, como los de aseo e higiene, pero a través de un proceso de aprendizaje divertido y creativo.

Pero no todas las pinturas de cera son iguales, y de entre todas ellas, las ceras Manley son las más populares en cuanto a resultados y a calidad. Y no es para menos, puesto que estas ceras siguen elaborándose como antaño, con técnicas artesanales, lo que las convierte en una de las pinturas del mercado más reputadas y buscadas. Estas ceras Manley son muy blanditas, más gruesas que las habituales, y dejan un trazo suave ideal para diferentes actividades y aplicaciones, lo que hace que también sean las favoritas de muchos adultos.

 

Otras ideas creativas para hacer con ceras

Además de colorear, las pinturas de cera permiten hacer un montón de manualidades y actividades ideales para hacer con niños en clase o en casa, como por ejemplo sacar punta a las ceras hasta reunir un número considerable de virutas. Después, podemos coger un folio y dibujar el tronco de un árbol con sus ramas, y adornar después las ramas con las virutas de cera, que podrán ser del mismo color o de varias tonalidades para darle al árbol un resultado más impactante.

Otra idea interesante puede ser derretir las ceras y ponerlas en moldes con diferentes formas (por ejemplo moldes navideños para las fiestas) y, una vez que se enfríen, sacar las pinturas del molde y sorprender a los peques con sus nuevas pinturas de cera con formas divertidas y originales. ¡Incluso se puede hacer una pintura de cera de arcoíris con el mismo sistema, que es muy sencillo!

 

manualidades ceras colores

 

Las posibilidades creativas con las ceras son infinitas, casi tanto como la imaginación de cada cual, pero lo que siempre se llevará quien dibuje o coloree con ceras es, no solo un montón de beneficios para la salud y el desarrollo, sino un recuerdo precioso, inestimable y lleno de color para el resto de su vida.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *