Niños despistados y distraídos: Guía para padres

Desarrollar las habilidades y los conocimientos de cada niño es una tarea fundamental que debe aplicarse tanto en casa como en la escuela, pero en muchas ocasiones puede ocurrir que el niño se distraiga o se despiste con facilidad. Esto puede acarrear problemas de atención y concentración, y eso puede verse reflejado en sus notas escolares aun siendo un niño muy inteligente.

En este artículo trataremos las posibles causas a este problema tan común en niños, así como soluciones prácticas y efectivas para ellos.

 

Causas por las que un niño puede ser despistado o distraído

Los niños que suelen tener un nivel alto de actividad, no pueden estar quietos en ningún instante y mucho menos prestar atención durante los 45 minutos o una 1 hora que suele durar cada clase y/o cada explicación del profesor en la misma. Estos niños son más propensos a distraerse con facilidad y desconectar su mente por completo de la clase, dificultándose así, gravemente, su aprendizaje diario.

Las causas más comunes suelen ser:

  • Trastorno por déficit de atención (TDA)
  • Trastorno de hiperactividad (TDAH)
  • El cansancio o estrés del día a día.Si el niño tiene problemas de sueño o tiene cada día demasiadas actividades o clases extraescolares, esto puede influir negativamente en su concentración y/o atención. Descansar es una parte fundamental para que nuestro cerebro este siempre al 100%.
  • Problemas de visión o audición. En muchas ocasiones puede ocurrir que nuestro hijo tenga algún problema visual o auditivo, impidiéndole concentrarse en las explicaciones del profesor. Cada año suelen hacerse revisiones en los colegios, pero si no es el caso, siempre podemos llevarle a un especialista por si el problema de su falta de atención radica ahí.
  • Nervios. Cualquier situación que nos produzca estrés o nerviosismo, influye en nuestra memoria y en la capacidad de almacenar nueva información.
  • Alimentación deficiente. Una buena alimentación es fundamental para rendir bien, tanto mental como físicamente. En la actualidad existen multitud de suplementos para suplir estas deficiencias, pero lo mejor siempre es hacer una dieta variada y saludable.

 


 

Cómo mejorar la atención de los niños despistados

Si con ayuda de la información anterior no hemos podido resolver la falta de atención del niño/a en cuestión, podemos seguir los siguientes consejos:

  • Motivación. Es muy importante el encontrar las actividades que le gustan al niño y motivar sus ganas de avanzar para que adquiera interés por superarse a sí mismo cada día. Una vez logrado este paso, será importante aplicar la misma táctica con el resto de actividades diarias.
  • Refuerzo positivo. Si el niño ha realizado correctamente sus actividades diarias y se ha esforzado, podemos premiarle jugando con él, llevándole el fin de semana a ver una película o comprándole un libro.
  • Juegos de atención y concentración. Existen numerosos juegos para trabajar la atención y la concentración, como las secuencias temporales, emparejar figuras iguales, colorear dibujos con sumas y restas, láminas de trazos donde se deben seguir los números, etc.
  • No agobiar con varias cosas a la vez.Siempre es más fácil realizar las tareas de una en una.
  • Memoria visual.Utilizar con dibujos o fichas para que el niño/a recuerde sus obligaciones y tareas, como recoger el cuarto, lavarse los dientes, etc., o incluso temarios de asignaturas utilizando varios colores.
  • Métodos de relajación.Si el niño sufre de ansiedad y/o de nerviosismo, aquí podrás encontrar algunos consejos más.



Autor: Almudena Orellana

Almudena Orellana es cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías y escritora creativa y redactora jefe del mismo. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *