Superando la disgrafía: ejercicios para realizar en casa

Podemos definir la disgrafía, de forma sintética, como la dificultad del alumno para escribir debido a la descoordinación motora o psicomotriz que impide la ejecución limpia del trazo, sin traumas médicos que lo justifiquen.

Sucede muchísimo, siendo hasta cierto punto normal, ya que cada niño se desarrolla a un ritmo propio, pero si tal desarrollo se para o alarga demasiado, es necesario intervenir.

A continuación exponemos algunas actividades para realizar en casa, simples pero efectivas con la práctica.

 

EJERCICIOS Y ACTIVIDADES

  • Juego del mamporrero: con un martillo de juguete o similar, se juega a golpear objetivos cambiantes y de mayor precisión, aumentando la dificultad con el tiempo. Desarrolla la psicomotricidad gruesa.
  • Haciendo música: consiste en tocar un pequeño piano, xilófono infantil, etc, dando una secuencia determinada y utilizando unas pegatinas para marcar el objetivo, pudiendo aumentar la dificultad con el tiempo. Desarrolla la psicomotricidad fina.
  • Lanzamiento: consiste en enseñar al niño la coordinación de movimientos de brazo, antebrazo y mano practicando el tiro de piedras livianas, de forma que pueden “revotar” contra una superficie líquida (lago, piscina….). Desarrolla toda la psicomotricidad del brazo.
  • Malabares: consiste en realizar tal actividad, empezando con dos pelotas medianas grandes, e ir aumentando la dificultad y cantidad con el tiempo. Permite definir los tiempos y control el impulso y la fuerza dinámica de las muñecas.
  • Teatro de dedos: Consiste en recrear historias inventadas, utilizando los dedos de cada mano como muñecos, adecuadamente “vestidos” con dedales de tela que representan personas, animales, etc. Permite agilizar el movimiento de los dedos e identificar mejor cada dedo.
  • Baloncesto: nos referimos a los tiros a canasta, ya sea en una canasta de juguete como “encestar” en la papelera, variando la dificultad con el tiempo. Permite calcular la distancia y el impulso.

 

Como se puede observar, ninguno de estos ejercicios está directamente unido con la escritura, pero refuerza la automatización de movimientos que permitirán un desarrollo de la psicomotricidad que posibilite una mejor escritura, seguridad y fluidez en el trazo.

No obstante, es necesario recodar que las presentes estrategias tiene una efectividad que varía según las características de cada persona, y deben ser integradas coherentemente con el Plan de Intervención individual en disgrafía.

 

disgrafia infantil







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies