Pedagogía Waldorf. ¿En qué consiste?

Conoce el sistema pedagógico Waldorf

En 1919 el filósofo Rudolf Steiner visitó la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, en Stuttgart, Alemania, y habló a los trabajadores sobre la necesidad imperiosa de una renovación social y del hombre como ser tripartito (cuerpo-mente-alma) y sus necesidades. El dueño de la fábrica, Emil Molt, en un momento de inspiración sin precedentes, le encargó la creación de una escuela para los hijos de sus empleados en donde pusiera en marcha estas teorías. Así nació la Escuela libre Waldorf en donde se eliminó el principio de selección sustituyéndolo por una pedagogía alentadora y de apoyo social.

La educación que recibieron estos niños fue tan innovadora y evolucionada, que no tardaron en surgir nuevas escuelas Waldorf en Alemania hasta extenderse por el resto de Europa y el mundo, aunque en España no sería hasta 1975 cuando un grupo de padres y maestros iniciaron el primer Jardín de Infancia Waldorf, hoy la Escuela Libre Micael.

¿Qué características distinguen a estas escuelas libres?

  1. La enseñanza se divide en septenios: 0-7, 7-14 y 14-21 siguiendo los cambios naturales en el desarrollo del niño. Los grupos de clase son reducidos y hay un solo maestro en cada septenio para fomentar la confianza entre el alumno y el profesor, así como para afianzar vínculos.
  2. El arte es un elemento imprescindible en la educación, tanto por separado en forma de clases de pintura, canto, danza, música, movimiento o manualidades, como introduciéndolas en materias tales como ciencias, matemáticas o lenguaje.
  3. No hay exámenes ni notas. Cada alumno evoluciona individualmente según sus necesidades y es evaluado por el profesor mediante la observación e interacción en el aula, informando periódicamente a los padres de su rendimiento y actitud.
  4. Los padres están altamente implicados en el funcionamiento de la escuela y su mantenimiento. Son los principales proveedores del centro y junto a los profesores participan activamente en las juntas que regulan el día a día escolar.
  5. La enseñanza se imparte en bloques formativos, no en materias. Estos proyectos integran diversas disciplinas, dedicándose a ellos varias semanas y comenzando otro distinto al finalizarlos.
  6. No recomienda el uso de ordenadores, móviles ni tablets en los niños, ya que consideran que dificultan el desarrollo de su mente y de su imaginación, así como sus sentidos de percepción.
  7. Cuida de que la alimentación de los pequeños sea lo más natural posible aconsejando eliminar la comida basura y el exceso de azúcar y grasas, así como productos muy elaborados. Siguen la premisa de que somos lo que comemos y que, por supuesto, la alimentación influye en el correcto desarrollo del niño.
  8. Incide en la importancia de respetar los ritmos naturales del organismo para comer y dormir. Tener un horario regular para comer y que garantice las horas de sueño necesarias es vital para el desempeño y la salud del niño.
  9. No considera al niño como un sujeto pasivo que deba ser enseñado y adiestrado, sino como un ser libre que necesita ir desarrollando progresivamente sus capacidades, implicándose activamente en su proceso educativo.
  10. Educa la voluntad y la orientación práctica de la vida en general y, sobre todo, a través de talleres de oficios (carpintería, tejido, cocina, jardinería) donde trabajan la organización, el tesón y la constancia en pos de un objetivo y la consiguiente satisfacción personal.

escuela waldorf

Merece la pena profundizar en esta interesante pedagogía que, como todas las corrientes alternativas de educación, tratan a los niños de una manera más armónica y personal. Si no nos es posible acceder a estas escuelas, al menos podremos entender un poco mejor su filosofía, lo que seguro nos ayudará en el trato diario con los pequeños.

 

 







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Super…la verdad seria bueno contemplar la posibilidad. .es que nuestros niños están como a la deriva..

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies