En qué consiste y qué nos aporta el MÉTODO MONTESSORI

María Montessori vio mucha necesidad de reforma en el sistema educativo de su época, al igual que vemos la misma necesidad de reforma en nuestro sistema educativo de hoy. Su objetivo era desarrollar toda la personalidad del niño, por lo que su sistema se basa en una fuerte creencia en el funcionamiento espontáneo del intelecto humano. Sus tres principios principales son la observación, la libertad individual y la preparación del medio ambiente. Unos principios, junto con sus diversas expresiones prácticas con los niños, que se están convirtiendo gradualmente en parte de nuestro sistema educativo.

Muchas aulas modernas de preescolar y primaria utilizan muebles de tamaño infantil y materiales didácticos presentados por primera vez por Montessori, así como conceptos actuales como el aprendizaje individualizado y los programas de preparación, aprendizaje manipulativo, clases no calificadas, grupos de edad combinados, enseñanza en equipo y clases abiertas, que reflejan muchos de sus conocimientos iniciales.

Y no es que los padres de niños en épocas pasadas no quisieran sentirse seguros dejando a sus hijos en entornos capaces de satisfacer todas sus necesidades académicas, sociales y emocionales, sino que a todo eso Montessori sumó la importancia de enseñar a los más pequeños una actitud de “puedo hacerlo”, es decir, la confianza en sí mismos suficiente para asegurar el éxito futuro en todos los aspectos de la vida.

 

 

Características y beneficios concretos del método Montessori

  • Existencia de un sentido de comunidad y de ayuda mutua que aumenta la autoestima en la infancia.
  • Materiales de autocorrección dentro del entorno. Los niños aprenden a través de sus propios errores para tomar la decisión correcta, en lugar de que el maestro se lo indique.
  • El aprendizaje individual tiene lugar dentro del entorno. Montessori reconoce que cada niño aprende a un ritmo diferente y permite que se produzca ese crecimiento con libertad.
  • Los niños están tranquilos por elección y por respeto a los demás. El aula Montessori permite a los niños regresar a la “paz interior”, que es una parte natural de sus personalidades.
  • Hay un énfasis en el aprendizaje concreto más que en el aprendizaje abstracto. Los niños necesitan experimentar conceptos de manera concreta y práctica.
  • Es un entorno centrado en el niño. Todos los materiales están fácilmente al alcance del niño y se colocan en estantes en sus niveles. Las mesas y las sillas son lo suficientemente pequeñas para que los niños se sienten cómodamente, mientras que las fotos y las decoraciones se colocan al nivel de los ojos de los mismos.

 

materiales Montessori

 

 

  • Los niños trabajan por la alegría de trabajar y la sensación de descubrimiento. Los niños son líderes naturales o “esponjas” y se deleitan al aprender nuevas tareas. Sus intereses se encuentran en el trabajo en sí y no en el producto final.
  • El ambiente proporciona un sentido natural de disciplina. Las “reglas básicas” o las expectativas del niño están claramente establecidas y son cumplidas por los niños y los maestros.
  • El ambiente está “preparado” para los niños. Todo en la habitación tiene un lugar específico en el estante. Tener la sala configurada de esta manera permite a los niños crecer de una manera muy positiva.
  • El maestro desempeña un papel muy discreto en el aula. Los niños no están motivados tanto por el profesor como por la necesidad de desarrollo personal.
  • Los artículos que se encuentran en los estantes del aula son “materiales” en lugar de “juguetes”. Es decir, que los niños trabajan con los materiales en lugar de jugar con los juguetes. Esto permite que obtengan el mayor beneficio del medio ambiente al darles un sentido de valía, la misma sensación que los adultos experimentan cuando van a sus trabajos y se sienten realizados.



Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *