La estimulación en niños

Cuando hablamos de conceptos como la estimulación temprana o cognitiva en la población infantil, nos estamos refiriendo a mucho más que un conjunto de actividades y movimientos sin sentido. Para que la estimulación sea adecuada es importante tener un conocimiento de la estructura cerebral, pues es en el cerebro donde se sientan las bases para el aprendizaje y el desarrollo de las capacidades. De ahí que la estimulación temprana sea uno de los fundamentos a los que se debe prestar mayor atención por parte de educadores y padres.

 

Objetivo de la estimulación en niños

estimulación del lenguaje en niñosEl principal objetivo de la estimulación temprana en niños es la de facilitar al cerebro el aprendizaje, consiguiendo un desarrollo de las capacidades y los conocimientos sobre su entorno que le ayuden en el futuro, como la asimilación de la información en época escolar, por ejemplo.

Para alcanzar un nivel satisfactorio es necesario comenzar cuanto antes y no centrarse únicamente en el plano intelectual, como con la estimulación del lenguaje en niños de 0 a 2 años que pueden tener alguna dificultad, sino también en el apartado físico. De este modo se evita que haya niños capaces de mantener una conversación casi adulta, pero carezcan de la coordinación suficiente como para hacer una carrera de 30 metros, o viceversa.

 

Consejos para la adecuada estimulación en niños

Con el fin de que la estimulación para niños de 1 año o 2 años sea eficaz, hay una serie de pautas que deben tenerse en cuenta. Todo debe tener su tiempo y lugar con el fin de que funcionen de forma adecuada, además de procurar hacer variaciones.

  • Las actividades deben realizarse en función de las capacidades que el niño ya ha desarrollado, así como del sitio en el que se vayan a realizar.
  • Cuando le expliquemos al niño lo que vamos a hacer, debemos darle las instrucciones en un lenguaje sencillo y claro, que comprenda bien. Puede ser ventajoso utilizar gestos que nos ayuden a expresarnos.
  • Lo ideal es comenzar con ejercicios simples, continuar con otros más difíciles y terminar con uno o dos ejercicios que sean tan fáciles como los primeros. De este modo la estimulación cognitiva en niños les resultará más amena y dará mejor resultado.
  • En la medida de lo posible hay que procurar que los niños hagan los ejercicios por sí mismos. Es evidente que la estimulación temprana en niños muy pequeños requerirá de nuestra ayuda, pero a medida que va siendo capaz de hacerlo solo, sencillamente tendremos que estar atentos por si necesita ayuda. En lugar de precipitarnos, hemos de esperar a que sea él quien nos la pida.
  • A menudo la estimulación dependerá de su estado físico o mental. Si vemos que no es un buen momento para hacer los ejercicios porque su estado emocional no es el propicio, quizás sea mejor descansar o cambiar. La estimulación funciona mejor cuando no se les obliga, sino que son ellos quienes eligen la actividad.
  • Lo ideal es buscar un lugar tranquilo, donde se puedan relajar. La estimulación del lenguaje en niños funciona mucho mejor cuando no hay ruidos que dificulten las tareas.






Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

1 Comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR