Ventajas e inconvenientes de las semanas escolares de 4 días

El debate sobre las semanas escolares de 4 días no es un tema nuevo, y es Estados Unidos el país pionero en imponer la medida. En Europa, en cambio, existe cierto recelo sobre aceptarla por la gran heterogeneidad de los países que conforman la Unión Europea, entre otras cosas. Francia encabeza la lista de los países europeos más proclives a implementar esta medida y en consecuencia nos preguntamos… ¿están España y otros territorios también preparados para adoptarla?

 

semanas-4-días-cole

 

Veamos las ventajas e inconvenientes que más se ajustan a esta idea de las semanas escolares de 4 días.

 

Ventajas de las semanas escolares de 4 días

  • Los primeros estudios que se han realizado tras la adopción de la medida en algunos países, han demostrado una mejora en el rendimiento escolar de los niños de primaria, fundamentalmente, y de manera principal en las áreas de matemáticas y de lengua.
  • A consecuencia de la reducción de días de colegio, se ha reducido la tasa de absentismo por parte de muchos alumnos, lo que sin duda resulta directamente beneficioso en el rendimiento escolar.
  • El seguimiento de la medida revela también que la propuesta incentiva la autonomía y la responsabilidad de los niños, al tener que gestionar tres días libres a la semana en lugar de dos.
  • La reducción de la jornada escolar motiva también a los profesores, ya que logran estar más descansados para afrontar las jornadas de clases así como tener más tiempo para dedicar a los perfiles y trabajos de cada estudiante. Esto disminuye el estrés semanal que acumulan los profesores, dándose respuesta al mismo tiempo a una de las problemáticas más planteadas en el mundo educativo.

Inconvenientes de las semanas escolares de 4 días

  • Uno de los principales inconvenientes que se observa, particularmente en España, es la imposibilidad de algunos padres para adaptarse a ese nuevo y mayor cuidado de los niños y que tendrían que afrontar con esta nueva medida, pues está muy poco extendida la realidad efectiva de una necesidad tan grande como es la de poder conciliar. Los más afectados con la medida serían, principalmente, los padres que no tienen horarios flexibles o que cumplen jornadas muy exigentes en sus trabajos, por lo que todo esto supondría muchos gastos adicionales que podrían desequilibrar las finanzas familiares a la larga.
  • La reducción de la jornada escolar semanal podría crear jornadas educativas de mayor estrés, al tener que concentrar todo el trabajo en menos tiempo, que no serían fáciles de asumir por todos los niños. Aunque los niños son más flexibles que los adultos para aceptar todo tipo de cambios, sería necesario tomar también medidas para aquellos que sean menos flexibles o tengan más problemas de atención. Adoptar metodologías lúdicas y de mayor interés para los niños, sin embargo, podría contrarrestar ese inconveniente en gran medida.
  • El ritmo de aprendizaje podría acelerarse con la semana escolar de 4 días, pero faltar un día a clases supondría la pérdida de importante material semanal educativo. Por tanto, la responsabilidad de los padres y la autonomía del niño serían habilidades que tendrían que manejar en conjunto para no verse afectados con los nuevos horarios.

 

semanas-escolares-días

 

En definitiva, la posibilidad de implementar la semana escolar de 4 días es un debate abierto y que debe ser abordado con toda la seriedad y el respeto que merece un tema tan importante como es el de la educación de los más jóvenes. No olvidemos que, ya de por sí, el impacto negativo de todo lo nuevo sobre el desempeño académico de los niños es un factor que está latente en muchos países.

Podemos decir que ya existen estudios que revelan un rendimiento académico positivo de quienes han adoptado esta medida de las semanas de 4 días, pero que algo sea beneficioso para unos no significa que pueda serlo necesariamente para todos, por lo que habría que realizar evaluaciones a nivel local y a un mayor plazo. Es decir, que aquellos países que vean interesante aplicar esta reforma, deberían hacer un concienzudo seguimiento o incluso ir zona por zona antes de una implantación total.

El debate sigue abierto… ¿qué opinas tú? ¿Crees que sería beneficioso para el sistema educativo implantar la semana de 4 días? ¿Retrasaría o haría avanzar el nivel educativo?

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *