Ideas de trucos de magia sencillos para niños

Los niños, hasta aproximadamente los cuatro años de edad, no saben diferenciar el mundo real del de la magia, pues dentro de sus cabezas no existen límites entre lo que se puede o no se puede hacer. A partir de esta edad, sin embargo, comienzan a dudar y a intentar descubrir el truco detrás de cada magia y de cada juego. Claro que, cada niño es diferente y un mundo aparte, y por ello podremos encontrar niños más inquisitivos y cuestionadores (a los que será difícil engañar con trucos de magia), y niños más ingenuos y soñadores que creerán firmemente en que detrás de cada truco de magia hay alguna realidad inexplicable e incuestionable.

 

trucos magia sencillos

 

Lo interesante de todo esto es que, sin importar el carácter o lo más o menos ingenuos que sean los niños, todos disfrutarán en algún momento de la magia, por lo que querrán vivirla, descubrirla, disfrutarla…e incluso interpretarla como verdaderos magos. Por eso, en el artículo de hoy, queremos proponeros una serie de trucos de magia sencillos ideales para niños, para que puedan vivir al máximo ese periodo de la infancia en el que todo es posible y súper divertido. Eso sí, os recomendamos que hasta que los niños no pasen la fase de la creencia pura en la magia no les desveléis la clave de los trucos… ¡Guardad el secreto, por favor!

 

Juegos de magia sencillos para niños

A continuación os dejamos algunos trucos de magia sencillos con los que podréis hacer disfrutar a los más pequeños de la casa e incentivar en ellos el sentimiento de la creatividad y de la ilusión. ¡Son ideales para fiestas y cumpleaños en los que haya muchos niños!

 

  • El cilindro mágico

Se trata de un cilindro totalmente vacío de donde saldrán pañuelos, tarjetas y cualquier objeto que se desee. Pero, ¿cómo se hace este truco de magia? Pues veamos la clave…Para comenzar necesitarás dos hojas de papel del mismo tamaño con las que poder hacer dos cilindros diferentes. El primer cilindro deberá quedar con un lado más pequeño que otro, tras lo que tendrás que poner una cinta para que pegue. Este cilindro deberás taparlo con el segundo cilindro que harás.

El segundo cilindro sí debe tener ambos lados del mismo tamaño, que luego fijarás con cinta adhesiva. Verás que queda un hueco en el interior que solo tú verás, pero no lo verá el espectador. En ese hueco coloca un pañuelo o el objeto que desees, y luego muestra como del cilindro salen cosas que “aparentemente” no hay.

 

  • El vaso traga monedas

Se trata de un vaso que se come todas las monedas que pongas sobre la superficie, pero que aparecen al moverlo de un lugar a otro. Para llevar a cabo este truco necesitarás dos cartulinas del mismo color, un vaso transparente y una moneda.

Una cartulina te servirá de superficie y, con la otra, deberás realizar un redondel del tamaño de la boca del vaso y pegarlo de forma simulada. Ahora coloca una moneda de un lado de la cartulina y al lado coloca el vaso boca abajo. Mueve el vaso sobre la moneda tapando con tu mano la parte más baja del vaso. El niño verá como la moneda desaparece. Ahora, para que aparezca, solo tendrás que volver a mover el vaso hacia su lugar inicial.

 

magia para niños

 

  • Duplicando las monedas

Con este truco haremos que aparezca una moneda nueva ante los ojos de los niños. Necesitarás dos platos de plástico y tres monedas. Dos monedas estarán sobre uno de los platos y serán las visibles para el niño. La tercera moneda la vamos a guardar en un bolsillo que haremos con una hoja y pondremos después debajo de uno de los platos. Ahora pasamos las monedas de un plato a otro y, cuando se digan las palabras mágicas, dejaremos caer la tercera moneda escondida.

 

  • El vaso volador

Imagina el rostro del niño/a cuando vea un vaso volando gracias a tu concentración mental. Sin tocar aparentemente el vaso, podrás elevarlo levemente frente a su cara, con lo cual los peques alucinarán. Para este truco se necesita un vaso de plástico en el que habrá que abrir un agujero por el que quepa el dedo pulgar; después, habrá que colocar las manos de tal forma que no parezca que se toca el vaso, aunque todos los dedos lo rodeen.

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *